EL PAIS › EL VICEPRESIDENTE CUENTA SUS LEGISLADORES Y SE DIFERENCIA DE LA UCR

Cleto define su propia estrategia

Los diputados y senadores que responden a Cobos mantendrán su independencia de la UCR, pero se sumarían al interbloque del Acuerdo Cívico y Social. “Julio quiere un radicalismo organizado, pero no quiere caer en la trampa”, dicen cerca suyo.

 Por Sebastian Abrevaya

Con el protagonismo creciente que le augura al Congreso nacional en los próximos dos años, el vicepresidente Julio Cobos ya está analizando cómo quedará conformado su bloque de diputados Consenso Federal, que incrementó su número de integrantes tras las elecciones del domingo. Varios hombres cercanos al vice le aseguraron a Página/12 que sus legisladores mantendrán su independencia de la UCR y no se incorporarán al bloque radical, pero sí se sumarían al interbloque del Acuerdo Cívico y Social.

Las elecciones del domingo pasado no sólo dejaron a Cobos como primero en la lista de presidenciables del espacio panradical sino que le dieron un peso mayor en el Congreso, un lugar que según el vicepresidente tendrá un papel mucho más importante de cara a 2011. Antes de viajar a Ecuador, donde participará de una reunión de presidentes de Parlamentos latinoamericanos para analizar la situación del golpe de Estado en Honduras, Cobos tenía planificado un encuentro con sus dirigentes de la provincia de Buenos Aires para empezar a delinear la estrategia parlamentaria.

“Han tenido las primeras charlas, empiezan las conversaciones con los dirigentes del radicalismo. Hay nuevos actores, Ramoncito Mestre y Oscar Aguad en Córdoba, los legisladores del gobernador Arturo Colombi”, esboza el presidente del ConFe mendocino, Juan Carlos Jaliff, uno de los hombres más cercanos a Cobos. Después de triunfar por 25 puntos, dirigentes de todo el arco político se comunicaron con el vicepresidente para felicitarlo. Recibió llamados de Gabriela Michetti y Francisco de Narváez de Unión-PRO, de los gobernadores Juan Schiaretti (PJ-Córdoba), Eduardo Brizuela del Moral (UCR-Catamarca), Arturo Colombi (UCR-Corrientes) y Hermes Binner (Socialismo-Santa Fe). Habló, además, con el vicepresidente primero del Senado, el kirchnerista José Pampuro, y con el electo senador radical por Córdoba, Ramón Mestre hijo.

Actualmente el bloque Consenso Federal tiene cuatro diputados. El mendocino Jorge Albarracín concluirá su mandato en diciembre y Laura Montero renunciará a su banca para ser senadora. Quedarán en el bloque del vice su presidente, el bonaerense Daniel Katz; el rionegrino, Juan Carlos Scalesi, y quien ingrese en reemplazo de Montero. A esos tres legisladores que el vice cuenta como propios se les suman el ex intendente de San Pedro Mario Barbieri, que ingresó tercero por el Acuerdo Cívico y Social bonaerense, y el ex funcionario de Cancillería el neuquino Horacio “Pechi” Quiroga. Además, se incorporan los dos radicales mendocinos Ricardo Manzur y Mariana Juri. El tercer diputado electo por el Frente Cívico Federal, Enrique Thomas, es la pata peronista que mantiene ligado al vice con el PJ disidente. “La elección confirma que Julio Cobos es Gardel y Le Pera juntos”, sentenció Thomas, nexo del vice con Felipe Solá.

Más allá de esos siete nombres considerados del riñón cobista, en las huestes del presidente del Senado también cuentan entre los suyos a los tres legisladores catamarqueños que responden a Brizuela del Moral, y los dos correntinos del gobernador Arturo Colombi, que hasta ahora formaban bloques independientes. Además, agregan al electo senador tucumano José Cano.

Uno de los casos más paradigmáticos es el de Córdoba, donde la UCR local desobedeció la voluntad de la conducción nacional del partido y no aceptó acompañar al ex intendente Luis Juez. Desprovistos del apoyo de la cúpula radical, los dirigentes obtuvieron el respaldo del vicepresidente, que ahora computa a los legisladores electos como parte de su tropa.

Pero las campañas y las negociaciones de los últimos meses entre Cobos y la UCR para reunificar el partido borronearon los límites de cada espacio. “El está dispuesto a jugar en la UCR y tener injerencia y decisión en el partido”, admite uno de los hombres más importantes del cobismo, que considera que la creación del interbloque “es una solución intermedia” hasta que se logre una solución definitiva. “Julio quiere un radicalismo organizado, pero no quiere caer en la trampa”, completa un operador porteño.

El problema es que el titular del Senado no quiere que ver diluido su capital político dentro de la estructura radical y por eso está en discusión cómo será la convivencia dentro del Congreso. Ese mensaje lo dejó explícito el vice después de su polémica reunión con De Narváez cuando les respondió a los radicales que nadie le va a “manejar la agenda”. “Hay análisis muy sesgados que plantean a Cobos como líder del panradicalismo y no tengo ninguna duda de que se va a consolidar una alternativa que involucre también a un sector del peronismo. Lo que pasa es que no lo conocen a Julio”, asegura un mendocino en vistas a las presidenciales.

Compartir: 

Twitter
 

El vicepresidente viajó a Ecuador para una reunión de presidentes de Parlamentos latinoamericanos.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.