EL PAíS › NO IRA A PRISION, PERO SE LE IMPUSO UN EMBARGO DE 100 MIL PESOS

Procesaron a D’Elía por la toma de la comisaría

El dirigente de la Federación Tierra y Vivienda (FTV), Luis D’Elía, fue procesado por la toma de una comisaría en el barrio de La Boca en 2004. D’Elía no irá a prisión preventiva, aunque se le impuso un embargo por 100 mil pesos. “Voy a acatar el procesamiento y vamos a apelar la decisión y trabajar legalmente para mostrar todas nuestras evidencias”, aseguró D’Elía luego de ser notificado de la medida.

“Estamos absolutamente tranquilos, con la serenidad de haber cumplido con la obligación que sentimos que teníamos esa noche, que era exigir justicia para nuestro amigo y dirigente asesinado cobardemente”, continuó. La noche del 26 de junio de 2004, D’Elía junto a unas cuarenta personas irrumpieron en la comisaría 24ª para reclamar la captura del asesino de Martín “El Oso” Cisneros, un militante de su agrupación. Por ese episodio también quedaron procesados el coordinador del comedor popular Los Pibes, Angel Bordello, y el militante Luis Alberto Bordón. Los tres están señalados como quienes encabezaron la toma.

En su resolución, el juez federal Sergio Torres les imputó “lesiones leves y daño agravado por tratarse de bienes de uso público” además de “coacción agravada por haber tenido como propósito la obtención de una medida por parte de los poderes públicos”. El Código Penal prevé penas de un mes a 10 años de prisión. Según consta en el expediente, el grupo encabezado por D’Elía habría “desalojado por la fuerza a los efectivos policiales que allí cumplían funciones”, aunque la versión de los procesados insiste en que la comisaría había sido abandonada por una orden política antes de que ellos entraran al lugar.

Si bien el juez Torres reconoció que “el reclamo dirigido a la inmediata captura del autor de un delito grave como es un homicidio resulta un fin a todas luces legítimo, por más prisa que pudieren haber tenido los compañeros de militancia en el esclarecimiento del crimen, no puede ello ser analizado al margen del imperio de la ley”. Por lo tanto, continúa la resolución, “lo que se enrostra a los nombrados no es el reclamo orientado a obtener justicia” sino “su materialización mediante actos claramente violentos y agresivos”.

D’Elía, quien ayer asistió al acto en el que la Presidenta anunció la asignación universal por hijo, dialogó con la prensa y aseguró que tiene “la conciencia absolutamente tranquila” por lo sucedido. “Ese día defendí a mi compañero Cisneros, asesinado de siete balazos por los esbirros que vendían droga para la comisaría 24”, explicó. Cisneros era un militante del FTV y murió tras una discusión con Juan Duarte, a quien se lo vinculaba con las actividades ilegales en el barrio y una supuesta protección policial. Luego, Duarte fue detenido, enjuiciado y condenado.

Compartir: 

Twitter
 

Luis D’Elía y Milagro Sala, ayer, en el acto en la Casa Rosada.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.