EL PAíS › ACTO DE NéSTOR KIRCHNER CON INTELECTUALES Y MILITANTES EN UN HOTEL PORTEñO

“Si quieren las comisiones, que las ocupen”

El ex presidente destacó el papel jugado por la reestatización de las jubilaciones y la importancia de la asignación universal por hijo. También desafió a la oposición a que se quede con todas las comisiones en el Congreso. “Tenemos las calles”, puntualizó.

El ex presidente Néstor Kirchner confirmó que asumirá la banca de diputado nacional para la que fue electo en los comicios del 28 de junio, desafió a los opositores a que se queden con los cargos que reclaman en el Congreso y anunció que se propone seguir luchando para “que este espacio pueda gobernar el país desde el 2011 al 2015”. El espacio a que hizo referencia estaba delimitado por los intelectuales y militantes que lo escucharon defender las iniciativas más renovadoras tomadas por su Gobierno y el de su esposa, con especial énfasis en la asignación universal por hijo y la reestatización del sistema jubilatorio, en el acto de cierre del seminario sobre “Políticas públicas camino al bicentenario”, organizado por la Corriente Nacional y Popular, varios de cuyos integrantes pertenecen al Espacio Carta Abierta.

“Juraré con todo orgullo el 3 de diciembre como diputado nacional”, aseguró con todas las letras el ex presidente, quien indicó que “es preciso dar la batalla por un cambio profundo y sin retrocesos” para asegurar los logros obtenidos. “Estamos en condiciones de dar una discusión creativa, racional, de por qué se necesita una estructuración diferente en la Argentina”, detalló el ex presidente, que adelantó que entre las prioridades que llevará a la Cámara figura la discusión de una nueva ley de entidades financieras.

“Cristina tiene una alta capacidad de gestión y administración”, aseguró Kirchner, al elogiar su decisión de reestatizar en medio de la crisis mundial el sistema jubilatorio, lo que abrió las puertas, entre otras cosas, a la posibilidad de otorgar una suma “extra” para fin de año a los jubilados, justamente anunciada ayer. “No nos perdonan haberles devuelto a los trabajadores las paritarias, haber devuelto el trabajo, el combate contra la pobreza y la indigencia”, azuzó el santacruceño, que también recordó su participación en los primeros intentos de llevar adelante la asignación universal por hijo. “Fui el único gobernador que se sumó a las fuerzas que, en el peor momento de la crisis, lanzaron el Frente Nacional contra la Pobreza”, donde confluyeron desde la CTA a expresiones de izquierda y centroizquierda. “No fue este gobierno el único que pensó en las asignaciones universales –explicó–, pero ya estaba en nuestra plataforma de 2003.”

Kirchner también hizo referencia a la intención de distintos sectores de la oposición de obtener cargos de relevancia en ambas cámaras y en las comisiones parlamentarias, al asegurar que “algunos legisladores quieren volver a ser la máquina de impedir”, y subió la apuesta: “Si nos quieren echar de todas las comisiones que lo hagan. Tenemos las calles del pueblo y todos los micrófonos para hablar. Queremos discutir con todos, pero tenemos claro que para tener razón no necesariamente hay que ganar una votación. Cuántas veces se votó en contra de lo reclamado por los organismos de derechos humanos”.

Lo escuchaban desde el escenario, entre otros, la ministra de Industria, Débora Giorgi; el titular de la SIDE, Héctor Icazuriaga, y la presidenta del Banco Nación, Mercedes Marcó del Pont. Kirchner volvió a dilatar el debate por las candidaturas de cara a las presidenciales de 2011. “Tenemos muchos compañeros que pueden ser candidatos”, abrió el juego, y remató con una arenga: “Todos creían que se acercaba el final de un ciclo cuando sufrimos la situación con el campo y ello no ocurrió. Ahora debemos movernos con amplitud y sin sectarismos. Pero nuestra referencia es Cristina y todos debemos respaldarla con mucha fuerza”.

A continuación, se dedicó a defender las principales medidas de la gestión de Cristina Fernández y sostuvo que “el pueblo argentino dio muchas peleas de fondo” en los últimos dos años. En ese sentido destacó que “la ley de medios no fue una expropiación sino un acto de construcción democrática” y que “la recuperación de los fondos de los jubilados fue una decisión estratégica”. Lo importante, concluyó, es que “no hay que tener la sensación de que con el monopolio no se puede”, en referencia a la pulseada con el Grupo Clarín.

“Ahora no nos perdonan la ley de medios audiovisuales. Se logró gracias al pueblo y a quienes no especularon. Hay muchos políticos en este país que creían que cuatro tapas de un diario iban a quebrar la gobernabilidad.” Y continuó: “No nos asustan las amenazas que hace el monopolio. No caigamos en provocaciones. Me vienen a decir que hay que recuperar el clima de negocios. Sólo procuran clima de negocios para ellos y sus intereses”.

Para ponerse a analizar la marcha de la economía, el ex presidente se puso el overol y aseguró: “Me gusta que los economistas piensen que soy un almacenero”. Luego se dedicó a enumerar los logros del Gobierno, entre los que remarcó que se “logró mantener el superávit fiscal primario y no hubo más porque se lo destinó a la inversión”.

La de ayer fue una de las raras incursiones del ex presidente por la Capital Federal. La Corriente Nacional y Popular –que lo invitó para el cierre de su seminario en el hotel NH, a la vuelta de la Plaza de Mayo– está integrada mayoritariamente por dirigentes que vienen de la izquierda peronista. Entre otros la integran Horacio González, Jorge Giles, Enrique Deibe, Agustín Colombo Sierra, Alberto Vulcano, Carlos López, Nora Giménez, Silvia Risco e Ignacio Vélez. Y entre los participantes del seminario estuvieron el filósofo Ricardo Forster, el sindicalista Juan Carlos Schmid, Néstor Busso y Marcó del Pont.

Compartir: 

Twitter
 

Mercedes Marcó del Pont, Néstor Kirchner y Ricardo Forster durante el acto de ayer en un hotel céntrico.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.