EL PAíS › OYARBIDE LE TOMARá DECLARACIóN A LA MUJER QUE LE ENVIó EL E-MAIL A DANIEL LEONARDO

La secretaria de Macri ante el juez

El cuñado del jefe de Gobierno porteño presentó anteayer el e-mail que le enviaron a su esposa Sandra con el texto que debía repetir para despegar a Macri del espionaje que sufrió; el juez citó a la secretaria para corroborar la información.

Ana Moschini, la secretaria privada de Mauricio Macri, declarará hoy como testigo en la causa del espionaje a raíz de un e-mail que, a pedido de su jefe, le envió a Sandra Macri con un comunicado redactado para que su esposo, Daniel Leonardo, despegara al jefe de Gobierno del escándalo de las escuchas. La mujer mandó el correo un día después de que el parapsicólogo se enterara de que había tenido el teléfono intervenido ilegalmente e hiciera ante el juez Norberto Oyarbide una acusación contundente: “Creo, sin posibilidad de error, que el Sr. Franco Macri habrá hablado con Mauricio Macri a los efectos de que violaran mi intimidad por medio de la pinchadura de teléfono”.

La mujer, como informó Pá-ginaI12, fue citada por Oyarbide después de escuchar el martes, por tercera vez, el testimonio de Leonardo, quien entregó al juzgado una copia del e-mail. En el gobierno porteño reconocieron la autenticidad del texto, que el cuñado de Macri se suponía que debía difundir como si lo hubiera escrito él. Decía: “Quiero dejar en claro que en ningún momento he vinculado al señor jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, en presuntas acciones de espionaje contra mi persona durante la declaración testimonial que brindé ayer ante el juez Norberto Oyarbide”. Agregaba: “Admito haber mantenido situaciones controversiales con el señor Franco Macri, padre de mi esposa Sandra, pero de ningún modo eso alteró mi relación con el señor Mauricio Macri ni me colocó en posiciones de enfrentamiento o enemistad personal con él. Por el contrario, siempre sostuvimos un trato cordial y respetuoso y nunca pensé, declaré o denuncié que pudiera estar involucrado en acciones tendientes a vulnerar mi intimidad”.

Según declaró Leonardo en el juzgado, su esposa Sandra le dijo que el jefe de Gobierno pedía que difundiera el texto, pero él se negó a hacerlo y le advirtió que lo entregaría a la Justicia. Cerca de Macri dijeron que después de la primera declaración judicial de su esposo, Sandra lo llamó para pedirle disculpas y decirle que no había sido intención de su marido incriminarlo. Entonces el jefe de Gobierno le sugirió la idea del comunicado y ella le pidió que se lo redactaran.

La escucha ilegal a Leonardo, que se hizo en mayo del año pasado, es la que más complica a Mauricio Macri en la causa del espionaje. Las grabaciones, igual que en otros casos, las retiraba el ex policía y empleado del Ministerio de Educación Ciro James, cercano al ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge “Fino” Palacios. Ambos están presos. En estos días Oyarbide resolverá las situaciones procesales de dos policías de Misiones que participaron en la trama de las escuchas y del propio Fino Palacios.

Compartir: 

Twitter
 

Daniel Leonardo, a quien le habían pinchado el teléfono, declaró tres veces ante Oyarbide.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.