EL PAIS › OYARBIDE NO ENCONTRO PRUEBAS DE DELITO EN LA EVOLUCION DEL PATRIMONIO DE NESTOR Y CRISTINA KIRCHNER

Sobreseimiento por el enriquecimiento

El juez se basó en un informe elaborado por el jefe de peritos contadores de la Corte. Las declaraciones juradas de los Kirchner habían mostrado un incremento del 158 por ciento. La oposición le apuntó al magistrado.

El juez federal Norberto Oyarbide resolvió sobreseer a Cristina y Néstor Kirchner en la causa en la que investigaba si habían aumentado ilegalmente su patrimonio durante 2008. El magistrado se basó en un informe del jefe del Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema, Alfredo Peralta, según el cual la pareja presidencial logró justificar el aumento de un 158 por ciento que registró su riqueza el año pasado, de modo que no habría cometido ningún delito. La decisión generó una fuerte reacción de la oposición, al punto de que Elisa Carrió anunció que pedirá el juicio político de Oyarbide (ver aparte).

El matrimonio Kirchner fue denunciado a mediados de este año, cuando se conoció que la declaración jurada de bienes de la Presidenta ante la Oficina Anticorrupción (OA) mostraba un salto de su patrimonio neto de 17.824.941 pesos, en 2007, a 46.036.711 pesos un año después. El incremento aparecía vinculado especialmente con la venta de 14 propiedades y terrenos por los que los Kirchner declararon ingresos de 14.525.800 pesos; al cobro de alquileres de inmuebles –lo que incluye dos hoteles que los Kirchner tienen en El Calafate: Los Sauces y Alto Calafate– por 10.302.700 pesos (casi el doble que un año antes) y a la percepción de elevados intereses en depósitos bancarios, que llegaron a 5.476.922 pesos, 4,3 millones más que en el ejercicio anterior.

Algunos de los puntos que aparecían como dudosos en la causa apuntaban a ciertas incongruencias entre presentaciones de Néstor Kirchner, su esposa y su contador Víctor Manzanares; inmuebles que figuraban con distinto valor según el año; la venta de terrenos fiscales en El Calafate a valores muy superiores a los de compra, y el cobro de intereses por depósitos en el Banco de Santa Cruz, también mayores a las tasas pagadas por la mayoría de los bancos.

En septiembre último Oyarbide encomendó un primer análisis patrimonial de los Kirchner a la Oficina Anticorrupción. El organismo, que dirige Julio Vitobello y que depende del Ministerio de Justicia, no hizo una evaluación concluyente y evitó hacer un análisis contable con el argumento de que la denuncia penal está dirigida a su “superior jerárquico” –la Presidenta– y esto podía derivar en cuestionamientos sobre su imparcialidad. El magistrado, como paso siguiente, derivó el tema al Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema, donde la tarea de realizar la pericia quedó a cargo del propio jefe del área, Peralta, y una contadora. En el ínterin, aceptó también la actuación como perito de parte de Manzanares, el contador de Cristina y Néstor Kirchner.

El informe de Peralta llegó la semana pasada al despacho de Oyarbide y a la fiscalía de Eduardo Taiano. Según confirmaron fuentes judiciales, sostiene que la evolución patrimonial del matrimonio se encuentra justificada y que no se enriquecieron ilícitamente. En función de ese análisis fue que el juez resolvió el sobreseimiento. Taiano, pudo saber este diario, analizaba ayer a última hora si apelaría la decisión.

En la Corte se apuraron en salir a aclarar que “el informe no es de la Corte propiamente dicha sino de un perito”, en este caso el jefe de los peritos contadores. Peralta viene acumulando denuncias en el máximo tribunal por supuestos favoritismos en sus informes y su jubilación sería inminente. Otra causa conocida de enriquecimiento ilícito en la que intervino fue la de María Julia Alsogaray, donde favoreció a la ex polifuncionaria justificando su riqueza. El Tribunal Oral Federal 4, que la condenó, rebatió los fundamentos de aquella pericia oficial.

Según sus declaraciones juradas, desde que llegaron al poder en 2003 –con bienes declarados por 6,8 millones de pesos– los Kirchner aumentaron su patrimonio en un 572 por ciento. Además de la investigación a cargo de Oyarbide, tuvieron otras dos causas penales por supuesto enriquecimiento ilícito. La primera, que instruyó Julián Ercolini y abarcó el período entre 1995 y 2004, fue cerrada. La otra, que estuvo en manos de Rodolfo Canicoba Corral, abarcaba la evolución de la riqueza entre 2004 y 2007 y fue archivada, lo que implica que aún podría ser reabierta.

Fino Palacios y Ciro James

El juez federal Norberto Oyarbide volvió a ampliar el procesamiento del ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios, y del ex policía y empleado del Ministerio de Educación porteño, el espía Ciro James, esta vez por el delito de defraudación a la administración pública. Esto se debe a que las escuchas ilegales en las que están implicados se realizaron utilizando el aparato de la SIDE, a través de órdenes judiciales basadas en datos truchos. El monto de la defraudación está siendo calculado por el juzgado, dijeron allegados a la causa. James, Palacios y otras nueve personas ya cargaban con imputaciones por asociación ilícita, intercepción indebida de comunicaciones y falsificación de documentos públicos. La Sala I de la Cámara Federal podría resolver hoy si los libera o los deja detenidos.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Norberto Oyarbide tomó la decisión en base al informe del perito Alfredo Peralta.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.