EL PAIS › RICARDO ALFONSIN LES GANO A LOS HOMBRES DE JULIO COBOS EN BUENOS AIRES Y EMPEZARON LAS ESPECULACIONES 2011

“Yo quiero ganar elecciones generales”

El vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados disfruta de su triunfo y no quiere anticipar postulaciones. Repite que su objetivo es dialogar con Carrió, Stolbizer y los socialistas. Dice que no cree que sea positivo ir a una interna con Cobos porque prefiere armar una lista por consenso.

 Por Sebastian Abrevaya

Desde la mañana de ayer hasta las 12 del mediodía, el diputado Ricardo Alfonsín atendió a las radios que lo llamaban para hablar de su sorpresiva victoria en la interna radical, en la que derrotó a los históricos dirigentes bonaerenses Leopoldo Moreau y Federico Storani, apoyados por el vicepresidente Julio Cobos. Después de un rato de siesta, por la tarde retomó el contacto con los medios y la recorrida por canales de televisión. “No creía nadie en nosotros”, se reía Alfonsín en diálogo con Página/12. Aunque mantuvo su discurso de no anticipar su candidatura presidencial y su eventual enfrentamiento con Cobos, el hijo del ex presidente aseguró que no debería haber internas para definir al candidato. “Yo quiero ganar elecciones generales, no internas”, aseguró y consideró que el candidato debe ser “el que, dando todas las garantías programáticas, tenga mayor consenso en la sociedad”.

En el espacio político que acompañó a Alfonsín reinaba ayer un clima de festejo. Los dirigentes del Grupo Rosario, que integra junto a Gerardo Morales, Angel Rozas y Ricardo Gil Lavedra, entre otros, estaban definiendo la fecha de un acto, seguramente después del Mundial, en el que empezarán a construir la candidatura de ese espacio. La victoria de ayer de Alfonsín significa un fuerte respaldo para los sectores “no cobistas” del radicalismo, que fueron los creadores del Acuerdo Cívico y Social, la alianza que integraba a la Coalición Cívica de Elisa Carrió, al socialismo de Hermes Binner y el GEN de Margarita Stolbizer. Desde el titular de la UCR, el mendocino Ernesto Sanz, hasta el cordobés Mario Negri y el jujeño Morales salieron a respaldar la precandidatura de Alfonsín.

“Con el resultado queda claro que Ricardo Alfonsín se instala como un posible candidato a presidente”, aseguró el titular del bloque de Senadores. “Creo que es una de las personas que está llamada a ser una figura fundamental del partido. La consolidación de una figura como Ricardo genera entusiasmo y expectativa. Eso se suma a otras cosas que van surgiendo en el interior del país y que van haciendo que el radicalismo adquiera un volumen, una competitividad y una potencia muy importante”, agregó Sanz, quien se perfilaba, en caso de una derrota de Alfonsín, como eventual competidor de Cobos.

Alfonsín prefirió no subirse a esas declaraciones y dijo que no está trabajando para ser candidato. Antes de tomarse unos días de descanso en Entre Ríos, Alfonsín conversó con este diario sobre las consecuencias de la victoria del domingo.

–Varios dirigentes interpretaron la elección como un traspié para Cobos y un impulso a su candidatura presidencial...

–No estaba en juego eso en la elección. El 70 por ciento de los votantes sabía que no era eso. Nosotros le dijimos a Cobos que no estaban comprendiendo que estaban apoyando las viejas estructuras y que había una demanda en la sociedad. Además, yo quiero un partido grande, no sólo los cobistas, que regresen los que se fueron al GEN y a la Coalición Cívica.

–Ayer Julio Cobos dijo que “sería bueno” enfrentarlo a usted en una interna abierta...

–Yo no puedo decir eso. No me parece que lo mejor que sea ir a una interna. No sé lo que va a pasar en Argentina, pero para mí el candidato de la UCR tiene que ser aquel que dando todas las garantías programáticas y políticas esté mejor posicionado en la sociedad. Yo no voy a someter a una interna a la UCR pudiendo armar una lista por consenso. Yo quiero ganar elecciones generales, no internas.

–¿Y cómo se dirime quién está mejor posicionado en la sociedad?

–Eso se conoce bastante fácil.

–Puede haber diferencias...

–Si hay dudas se verá.

–¿Pero si Cobos es candidato de la UCR Carrió ya dijo que no lo va a acompañar?

–Todo se puede saldar, hay que ponerse a trabajar para superar las cuestiones personales. ¿Cuántas alianzas hubo en el mundo entre personas que a priori no querían juntarse? Yo voy a trabajar para eso. Nosotros tenemos que preservar el Acuerdo Cívico y ampliarlo a otras fuerzas políticas progresistas que puedan coincidir con nosotros.

–Muchos interpretan sus recorridas por todo el país como un acto de campaña para ser candidato en 2011.

–Pueden interpretarse muchas cosas, pero pueden ser interpretaciones equivocadas.

Aunque no lo dicen públicamente, las visitas de Alfonsín por todo el país tienen un doble propósito. La popularidad que le brindó la revalorización de la figura de su padre le permitió viajar por el interior del país y participar de actos en los distintos comités provinciales. Si bien sirven para fortalecer institucionalmente al radicalismo, también suman apoyos en la dura interna que subyace entre cobistas y no cobistas y que hasta ahora parecía inclinarse por el titular del Senado. En el contexto actual, la posibilidad de que haya consenso en el radicalismo sobre el candidato en 2011 es prácticamente una utopía y es por eso que el Grupo Rosario planea relanzarse.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Alfonsín repetía que “no creía nadie en nosotros”, mientras saboreaba la victoria sobre Moreau y Storani.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.