EL PAíS › LA COMISIóN INVESTIGADORA DE LAS ESCUCHAS DEBUTó SIN CONSENSO PARA ELEGIR A SU PRESIDENTE

Un arranque marcado por el desacuerdo

Hubo empate en votos entre Martín Hourest, nominado para la presidencia por ocho legisladores de la oposición, y el kirchnerista Juan Cabandié, respaldado por el PRO y sus aliados, quien a última hora se bajó para destrabar la situación. Se define el próximo martes.

 Por Werner Pertot

El PRO operó sobre las internas de la oposición porteña y logró demorar a la comisión investigadora que debe indagar las responsabilidades políticas de Mauricio Macri. En el primer encuentro, los 17 integrantes no pudieron ponerse de acuerdo en quién la presidirá: de un lado, ocho bloques opositores votaron por el legislador de Igualdad Social Martín Hourest; del otro, ocho diputados del PRO y sus aliados eligieron al kirchnerista Juan Cabandié. Ante el empate, Daniel Amoroso, del espacio de Francisco de Narváez, se abstuvo y pasaron a un cuarto intermedio hasta el martes. Por la noche, Cabandié recapacitó y dejó trascender que se bajará de su postulación, lo que hizo naufragar la estrategia PRO. Las autoridades se votarán el martes, cuando lo más probable es que sea electo Hourest.

El primer encuentro de la comisión investigadora arrancó con Oscar Moscariello, quien aclaró que en ese momento estaba ejerciendo como jefe de Gobierno por el viaje de Macri a Chile. Les informó que ya había recibido la copia de la causa de espionaje ilegal y que se iba a digitalizar para que cada legislador pueda leerla. También les sugirió que votasen un presidente provisorio hasta que designen a las autoridades.

Los investigadores eligieron al vicepresidente tercero Sergio Abrevaya, quien presidió la fugaz sesión inicial. “Tiene que primar la seriedad y no un escenario de confrontación entre bloques”, pidió Fabio Basteiro, de Proyecto Sur. El diputado informó del consenso al que habían llegado su bancada, la de la Coalición Cívica, la de Nuevo Encuentro, el socialismo, el radicalismo y Diálogo por Buenos Aires: “Proponemos un candidato que manifestó seriedad e inteligencia y trató de que prime la racionalidad: Hourest”. En la votación se les sumó Marcelo Parrilli, del MST.

“Hay que ponerle el cascabel al gato y dejar de dar vueltas”, sostuvo Diego Kravetz, que conduce el bloque peronista y responde al titular del PJ Capital, Juan Manuel Olmos. Reclamó “que se vote. Si no tiene los votos, ya está y pasamos al otro”. Ante algunas quejas, terminó por blanquear la postulación de Cabandié “que es tan serio y avezado como Hourest. Pertenece a un espacio político que gobierna la Nación y el año que viene será candidato a diputado nacional”. En la votación, lo apoyó Raúl Fernández y, cuando les llegó el turno a los cinco macristas de votar por Cabandié, el público estalló en risas. Las caras de algunos de ellos decían más de lo que su portador hubiera deseado. A Cabandié tampoco se lo veía muy cómodo. “Me abstengo”, dijo, escueto, Amoroso y dejó la votación en empate. Kravetz y el PRO pidieron un cuarto intermedio hasta el martes.

–¿Qué pasó? ¿Te hiciste kirchnerista? –lo gastó Basteiro en uno de los pasillos a Fernando De Andreis.

–Es que no te presentaste vos: yo te votaba –le devolvió el chiste.

¿Cómo explican los macristas el apoyo al bloque de Néstor Kirchner, a quien acusan de orquestar una conspiración contra Macri? “Prefiero tener un representante de quien armó esta causa judicial”, sostuvo Martín Borrelli. “Cabandié les puede dar garantías a los funcionarios nacionales que queremos invitar”, argumentó Cristian Ritondo. “No tenemos nada que ocultar, que nos investigue nuestro victimario”, lanzó Martín Ocampo. “No tenemos problema en que al frente estén los que más daño nos quieren hacer”, repitió De Andreis. “Con esa lógica, ¿la piensan poner a María José Lubertino al frente de la Legislatura?”, le preguntó Página/12. “No se discuten las autoridades”, dijo el ex piloto. “Cuento con tu voto”, se sumó Lubertino, encantada.

El kirchnerismo también tuvo problemas para justificar el acuerdo: “El macrismo me vota porque quiere polarizar la discusión electoral. En el Congreso, Proyecto Sur acuerda con el Grupo A”, se justificó Cabandié ante este diario. Luego de que se pasó al cuarto intermedio, el joven legislador K recibió críticas del resto de la oposición porteña: “Esta alianza es inexplicable para sus votantes, aunque este tipo de pactos entre el kirchnerismo, el PJ y el PRO son habituales en la Legislatura”, recordó Basteiro. “Macri y Kirchner ratificaron su pacto”, se sumó el diputado nacional Claudio Lozano. “Es inexplicable que el bloque K se preste a una operación del macrismo para parar la comisión. Pero el hecho es que votaron juntos, lo que desbarata el discurso del jefe de Gobierno”, dijo el ibarrista Eduardo Epszteyn. Para el lilito Fernando Sánchez “es la confirmación de que la política ha enloquecido: el PRO lo propone a Cabandié mientras Macri acusa a Kirchner de todos sus males”.

Pocas horas después, Cabandié dejó trascender que se bajaba de la postulación. En su entorno indicaron que reflexionó y lo hizo “para que se destrabe, porque lo importante es que la comisión avance”. En el bloque peronista, trinaban: “Se nos cae todo lo que armamos por culpa de un pibe endeble”. “Era complicado sostener ese lugar si la oposición se pone toda del otro lado”, se mostraban comprensivos en el kirchnerismo. Cabandié habría recibido una llamada de un dirigente de peso que le planteó lo inconveniente de quedar pegados al PRO. Con esta decisión, la primera estrategia del macrismo para frenar la comisión quedó desbaratada. Es de esperar que no sea la última.

Compartir: 

Twitter
 

El K Juan Cabandié junto al jefe del bloque peronista y mentor de su postulación, Diego Kravetz.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.