EL PAíS › DENUNCIAN EN ROSARIO A EUGENIO SEGUNDO ZITELLI POR COLABORAR CON LA DICTADURA

Otro capellán en centros de tortura

Acusan al capellán del Servicio de Informaciones de la Jefatura de Policía (Unidad Regional II) de “haber integrado la represión clandestina e ilegal” junto a sus superiores, los generales Ramón Genaro Díaz Bessone y Leopoldo Fortunato Galtieri.

Organizaciones de derechos humanos presentaron ayer, ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 2 de Rosario, una denuncia contra Eugenio Segundo Zitelli, quien fuera capellán del Servicio de Informaciones de la Jefatura de Policía (Unidad Regional II), donde funcionó un campo de concentración. Lo acusan de “haber integrado la estructura del plan sistemático de represión clandestina e ilegal” junto a sus superiores, los generales Ramón Genaro Díaz Bessone y Leopoldo Fortunato Galtieri, y el jefe de policía local, Agustín Feced.

Los denunciantes sostienen que por ese motivo Zitelli debería ser incorporado como imputado a la denominada “causa Díaz Bessone”, la cual se encuentra en curso, y toman como base de su argumento la sentencia de octubre de 2007 del Tribunal Oral Federal Nº 1 de La Plata en el juicio al capellán Christian von Wernich, en el que se señaló que la sola estadía en los centros clandestinos de detención “es una tortura en sí misma”. Al haber tenido el párroco acceso a las zonas en las que se encontraban ilegalmente privadas de su libertad las víctimas, mantenido contacto directo con ellas y hasta haber justificado los tormentos y torturas de los que eran objeto, consideran que el ex capellán es igualmente responsable de los delitos de lesa humanidad en cuestión.

La denuncia aporta como pruebas las declaraciones del propio Zitelli, quien en la actualidad es cura párroco de la Iglesia San Pedro Apóstol de Casilda, a un canal de televisión de esa ciudad santafesina el 26 de septiembre de 1995 donde habla de los represores como sus “pares y compañeros” y se refiere a los detenidos políticos como “presos especiales”. Además, adjunta los testimonios del ex sacerdote Santiago Maguire y de Darío Castagnani, quienes afirmaron haber sido entrevistados por Zitelli mientras estaban detenidos. Castagnani declaró que las torturas se producían en el mismo piso donde se encontró con Zitelli. Los denunciantes piden también que se tomen como pruebas las denuncias que Olga Cabrera Hansen y María de las Mercedes Sanfilippo ya brindaron en la causa Díaz Bessone. Ambas manifestaron que el entonces capellán de la policía rosarina sólo se interesaba en saber si habían sido violadas y que consideraba a las demás torturas “un medio para obtener información”.

Compartir: 

Twitter
 

El ex capellán de la Policía de Rosario durante la dictadura Eugenio Segundo Zitelli.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.