EL PAíS › EDUARDO DUHALDE, FELIPE SOLá, ALBERTO RODRíGUEZ SAá Y MARIO DAS NEVES, JUNTOS EN UN ACTO

Una fotografía prendida con alfileres

Los precandidatos del peronismo disidente dejaron temporalmente de lado sus diferencias para posar ante las cámaras. Los acompañaron Carlos Reutemann, Juan Carlos Romero y Ramón Puerta. No estuvo Francisco de Narváez. Hubo fuertes críticas al Gobierno.

Luego de un dificultoso trabajo previo, el Peronismo Federal presentó ayer su poker de precandidatos presidenciales en un encuentro plagado de críticas al gobierno nacional que no contó con el diputado Francisco de Narváez. Eduardo Duhalde, Felipe Solá, Alberto Rodríguez Saá y Mario Das Neves aprovecharon una reunión de técnicos del peronismo antikirchnerista para fotografiarse juntos y relanzar, a pesar de las peleas internas, su alianza para 2011. También fue de la partida el senador santafesino Carlos Reutemann, quien volvió a negar sus aspiraciones a presidente y se limitó a aparecer como uno de los “garantes” del grupo.

Minutos antes del mediodía, los cuatro postulantes a la presidencia se tomaron las manos en el hotel NH City del centro porteño y celebraron entre sonrisas la demorada fotografía del grupo opositor. Para que el encuentro se concretara, las figuras habían acordado no dar discursos: sólo subieron al escenario para la postal de unidad y recibir los aplausos de la concurrencia.

“No tenemos un candidato, tenemos cuatro excelentes candidatos, probados en la militancia y en la gestión pública. Ninguno es un improvisado”, celebró el senador Adolfo Rodríguez Saá, antes de prometer que el espacio anti K “recuperará todas las banderas del peronismo con pasión, con orgullo y con lealtad”. El puntano –junto a Reutemann, el salteño Juan Carlos Romero y el ex gobernador de Misiones Ramón Puerta– fue uno de los coordinadores del encuentro titulado, sugestivamente, “Reafirmando la unidad”. Todos operaron para que la reunión saliera a flote, luego de una semana plagada de acusaciones cruzadas.

La presencia de los líderes en el encuentro estuvo a punto de naufragar por los roces que genera la figura de Duhalde. El ex mandatario es resistido por Das Neves, Solá y De Narváez, que cuestionan la actitud del lomense de mostrarse como el “candidato natural” del espacio. Los dos primeros hicieron caso omiso de los consejos de sus cuadros y asistieron a la reunión. De Narváez pegó el faltazo. El colombiano –la principal apuesta del bloque para la gobernación bonaerense– envió en su lugar al dirigente José “Pepe” Scioli y a la diputada Natalia Gambaro.

“Y ya lo ve, y ya lo ve, es para Kirchner que lo mira por TV”, festejaban los militantes del PJ disidente. Mientras tanto, Puerta pedía “no ser cómplices” del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, e instaba al Peronismo Federal a “dar una respuesta inmediata a la pobreza, la seguridad y la inflación”. Sobre el cierre, el misionero ensayó una curiosa explicación para las divisiones dentro del armado opositor: “No somos el stalinismo, somos el peronismo”, lanzó.

Antes había dicho unas palabras la ex senadora del oficialismo Adriana Bortolozzi, que fue al acto a pedido de Adolfo Rodríguez Saá y en un breve discurso le solicitó a Reutemann que mantenga “en carrera” a los cuatro jinetes. “Les pido huevos, compañeros; huevos y a triunfar”, exclamó entre aplausos.

Las únicas declaraciones de los precandidatos se escucharon abajo del escenario. Consultado por los motivos de la ausencia de De Narváez, Duhalde se limitó a responder “ni idea”. Luego cambió de tema. “Acá estamos priorizando una alternativa a un poder hegemónico y corrupto y esto hay que repetirlo todos los días y machacarlo”, aseguró por su parte Das Neves.

El encuentro se extendió durante casi dos horas, con la presentación del plan económico de la alianza electoral. Las exposiciones estuvieron a cargo de los economistas Jorge Todesca, Aldo Pignanelli, Rogelio Frigerio (nieto) y Walter Agosto, entre otros, cuadros técnicos de cada uno de los candidatos.

Entre los asistentes se encontraban la duhaldista Graciela Camaño, el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo, el integrante del Movimiento Productivo Argentino Carlos Brown y el ex titular de la SIDE Miguel Angel Toma. Completaban la primera fila la senadora Hilda “Chiche” Duhalde, el diputado Eduardo Amadeo y el ex gobernador de Entre Ríos Jorge Busti. La postulación de este último para la provincia fue una de las pocas confirmaciones de la jornada.

“El acto sirvió para ratificar la idea de hacer campaña cada uno por su lado –estimó uno de los colaboradores de Felipe Solá–. Cada candidato debe construir su camino y después, a fin de año, veremos cómo está la cosa”, resumió. La definición sobre si los precandidatos irán por dentro o por fuera de las internas del Partido Justicialista en agosto próximo se pospuso hasta que el Gobierno reglamente la ley de internas abiertas, simultáneas y obligatorias, tal como venían sosteniendo los operadores de la fuerza.

Compartir: 

Twitter
 

Los cuatro precandidatos presidenciales del peronismo disidente en pose para la foto.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.