EL PAíS › APRUEBAN LOS CAMBIOS EN LA ATENCIóN AL PúBLICO DE LOS BANCOS

La ley para evitar salideras

El proyecto se convirtió en ley al ser aprobado en el Senado con un solo voto en contra. Todos los bancos deberán incorporar elementos que impidan ver al cliente cuando está en la caja. También se bloquearán los celulares.

Las medidas mínimas que pretenden evitar los delitos relacionados con las salideras bancarias fueron aprobadas ayer en el Senado y se convirtieron en ley. En adelante, todos los bancos del país y los cajeros electrónicos deberán incorporar elementos que impidan que los temidos “marcadores” puedan ver lo que hacen los clientes al acercarse a la ventanilla o a la máquina expendedora de billetes. También se bloquearán los celulares porque, se sabe, la prohibición de usarlos dentro del banco no se cumple a rajatabla. Además, se exige el blindaje del tesoro para el guardado de dinero o valores de terceros. Solo la senadora Elena Corregido votó en contra. Hace una semana, el Banco Central anunció otra serie de medidas para que los clientes eviten transportar grandes sumas de dinero.

El debate comenzó a las 13 y terminó a las 19. Comenzó con un discurso de presentación de los proyectos de la senadora Sonia Escudero, del Peronismo Federal. La salteña hizo alusión al caso de Carolina Píparo, la mujer embarazada que fue víctima de una salidera bancaria y perdió a su bebé a causa de los disparos que recibió durante el asalto. “Los bancos, en el último año, tuvieron ganancias por nueve mil millones de pesos”, informó la senadora salteña, tras lo cual señaló que esto “los pone en condiciones de afrontar mayores gastos en seguridad de los clientes”.

El proyecto, que fue aprobado en la Cámara de Diputados el 8 de septiembre pasado, incluye un sistema conocido como “barrera visual”, por el cual la operación que el cliente haga al llegar a la caja sólo será conocida por el cajero. Para esto se debe colocar una especie de mampara frente al mostrador para separar la cola o la sala con butacas donde las demás personas aguardan para ser atendidas. En el caso de los cajeros automáticos, las puertas y ventanas que generalmente son transparentes deberán ser opacas en su totalidad.

Según uno de los autores del proyecto presentado en abril, el diputado del GEN Gerardo Milman, “en la mayoría de los casos el delito de las salideras comienza dentro de la entidad bancaria a través de los marcadores, por eso hay que legislar para que estas instituciones asuman su cuotaparte de responsabilidad, se involucren y garanticen la seguridad de quienes acceden a sus servicios acercándose a las sucursales”.

El otro punto referido a las salideras es impedir cualquier tipo de comunicación por celular. Para ello, los bancos tienen que instalar inhibidores de señal de estos aparatos en el interior de las sucursales. A su vez, estos bloqueadores no pueden afectar las comunicaciones de los usuarios que estén fuera de la entidad ni interferir con los dispositivos electrónicos que se utilizan habitualmente en los bancos.

Los cambios no se limitan a la línea de caja. Los entidades deberán tener el tesoro blindado con cemento y acero para dificultar los robos hechos a partir de boquetes. Lo mismo ocurrirá con las cajas de seguridad de alquiler, en subsuelo o a nivel, que también deben estar separadas por paredes medianeras, a prueba de incendio y de violación por elementos mecánicos o soplete oxhídrico, y contar con dos puertas, una de las cuales deberá ser dotada de cerradura tipo triple cronométrica.

Al igual que en la Cámara de Diputados, sólo un legislador votó en contra. Se trata de la senadora oficialista Elena Corregido, quien no argumentó su decisión en el recinto. Sin embargo, allegados a la representante chaqueña aseguraron que su decisión tuvo dos motivos. “Ella cree que los bancos tienen que contratar más seguridad, privada o adicional por parte de la policía, que lo que se vota no sirve de nada. Y, además, la senadora está en la Comisión de Salud y sabe que hay sospechas de que los inhibidores de celulares pueden afectar a la gente que lleva marcapasos y ante la duda no quiso votar una cosa así”, señaló la fuente.

El 20 de septiembre pasado, la presidenta Cristina Fernández presentó medidas para favorecer la bancarización y evitar las salideras bancarias, que serán aplicadas por el Banco Central. Desde el mes que viene funcionará “la cuenta gratuita universal”, una caja de ahorro sin costos de mantenimiento a la que se podrá acceder con solo presentar el DNI y podrá tener un saldo máximo de diez mil pesos. Al mismo tiempo, se anunció que los débitos directos como el pago de los servicios o los de compras tampoco tendrán cargo.

Con el objetivo de evitar los traslados de dinero, se bajarán los costos que se hagan por Internet o por el cajero automático. Serán gratuitas hasta los diez mil pesos. La última medida, que correrá desde diciembre próximo, la implementación de los cheques cancelatorios, que serán en dólares sólo para el caso de la compraventa de inmuebles, motivo por el que Carolina Píparo se acercó al banco. Estos cheques tendrán aval del Banco Central y evitarán que la gente ande con esa cantidad de dinero por la calle. Esta operación tampoco tendrá costo: el mínimo es 20 mil pesos, el tope 400 mil.

Compartir: 

Twitter
 

La norma aprobada ayer en el Senado fue presentada tras la repercusión del caso de Carolina Píparo.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.