EL PAíS › LA PRIMERA VISITA DE LA PRESIDENTA BRASILEñA

Rousseff llega el último día de enero

La Cancillería brasileña confirmó ayer que la flamante presidenta Dilma Rousseff llegará al país el 30 de enero por la noche para iniciar el 31 una visita de Estado cuyo punto fuerte, pero no único, será un encuentro con Cristina Kirchner en la Casa Rosada. En el gobierno argentino adelantaban una organización “a todo trapo” para recibir “a una gran amiga” y querían, como toque distintivo, incluir una actividad relacionada con los derechos humanos, dado el carácter de ex víctima de la dictadura de la visitante.

El canciller brasileño, Antonio Patriota, le había adelantado a su par argentino que Rousseff estaría en Buenos Aires antes de que termine enero y cumplirá, pero en el filo. El último día del mes la sucesora de Lula pisará Buenos Aires para una visita que contará con todas las formalidades del caso. “Vamos a poner al Palacio San Martín de gala”, bromeaban en la Cancillería. El palacio será utilizado para un almuerzo que habrá el 31 al mediodía, luego del encuentro entre ambas presidentes en la Casa Rosada, incluyendo la presentación formal de las delegaciones en el Salón Blanco. Como quedó dicho, todas las formalidades del caso.

Desde Buenos Aires, en lo que será su primer destino en el exterior como presidenta, Dilma seguirá viaje –el mismo 31 a la tarde– rumbo a Montevideo, donde mantendrá un encuentro bilateral con el presidente José “Pepe” Mujica.

El canciller Timerman anda a la búsqueda de introducir en la agenda alguna actividad que tenga que ver con los derechos humanos, una de las preocupaciones coincidentes de ambas presidentas. Una de las alternativas era que recorrieran juntas el Museo de la Memoria, que funciona en la ex ESMA. Pero todavía estaba en veremos.

Los detalles comenzarán a pulirse a partir del próximo lunes, cuando el canciller Patriota llegue a Buenos Aires. Será el primer funcionario del nuevo gobierno brasileño en visitar al país y, como tal, será agasajado con un “almuerzo de ministros”. Del evento participará casi todo el elenco argentino, encabezado por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Patriota, obviamente, mantendrá una reunión de trabajo con Timerman y, según se rumoreaba ayer, también tendrá un encuentro con la presidenta Cristina Kirchner. Será un mes a todo Brasil. Porque el 16 de enero también habrá una visita del ministro de Defensa, Nelson Jobim, quien se reunirá con su par argentino, Arturo Puricelli.

La llegada de Dilma Rousseff será a la vuelta de la gira por Medio Oriente que emprenderá Cristina Kirchner. La Presidenta saldrá de Buenos Aires el 13 y, antes de arrancar las visitas oficiales, tendrá un día de descanso en Egipto con su hija Florencia. Luego, sí, comenzará con los encuentros: el 16 y 17 en Kuwait, el 18 y 19 en Qatar y el 20 y 21 en Turquía, en una gira en la que espera abrir nuevos mercados para los productos argentinos.

Compartir: 

Twitter
 

Dilma Rousseff eligió a la Argentina como su primer destino.
Imagen: EFE
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.