EL PAíS › EL ACUERDO ENTRE EL GOBERNADOR LUIS BEDER HERRERA Y EL SENADOR CARLOS MENEM

Una cuestión de riojanos para La Rioja

Allegados al mandatario y al ex presidente aclararon que el acuerdo se circunscribe a esa provincia. La oposición criticó al Gobierno por el pacto y dentro del oficialismo riojano hubo dirigentes que también lo cuestionaron.

En el entorno del gobernador de La Rioja y desde la familia de Carlos Menem confirmaron haber celebrado un acuerdo entre los espacios que ambos conducen, pero lo limitaron al ámbito de esa provincia e hicieron otra aclaración: negaron que el apoyo del menemista partido Lealtad y Dignidad a la reelección del mandatario provincial haya tenido como contrapartida un respaldo del PJ riojano a la reelección del ex presidente en la Cámara alta. “Menem no necesita de nadie para llegar a ser senador. Ni del gobierno provincial ni del gobierno nacional”, sentenció ante Página/12 Adrián Menem, ex diputado nacional y sobrino del senador. “Es una falacia”, agregó su padre y hermano del ex presidente, Eduardo Menem. Aunque alineado con Beder Herrera, el jefe del bloque de diputados provinciales del PJ, Mario Guzmán Soria, se diferenció del acuerdo provincial en forma tajante: “Debemos elegir a personas que sean afines a la vigencia de un proyecto político, y no por el mero hecho de juntar votos. A mí me parece que tendrá su adhesión o no, pero yo no voy a votar a Carlos Menem”. La oposición aprovechó para criticar al Gobierno.

El acuerdo provincial se selló el lunes en la residencia del gobernador. Allí Beder Herrera se reunió con los referentes del menemismo riojano. El partido Lealtad y Dignidad, creado por Menem, ratificó que llevará a Beder Herrera como cabeza de lista para su reelección como gobernador en los comicios del 29 de mayo. Con lo que su principal dirigente local, Nicolás Martínez, se comprometió a dejar de lado su precandidatura a gobernador por el Peronismo Federal e irá nuevamente por la intendencia de Arauco, que ya gobernó durante doce años.

Fue el propio Martínez quien le subió el precio al acuerdo en declaraciones radiales. Afirmó que lo más importante de lo pactado con el gobernador, y con la venia de Carlos y Eduardo Menem, fue “el apoyo hacia la candidatura del senador por Lealtad y Dignidad, Carlos Menem, para octubre”. “Carlos Menem dejó de lado intereses sectoriales en pos de la provincia”, aseguró Martínez al recordar las posiciones que adoptó el senador nacional en votaciones clave de la Cámara alta, como el respaldo a Mercedes Marcó del Pont como presidenta del Banco Central, y otras que indirectamente beneficiaron al kirchnerismo.

Aunque Martínez no precisó cómo se concretaría el respaldo a Menem en octubre si van en boletas separadas con el PJ, desde todo el arco opositor –que tuvo a Menem como parte del Grupo A en el Senado– salieron a criticar el acuerdo y a especular sobre las motivaciones. La mayoría de las críticas apuntaron a que con el apoyo a Menem, el peronismo pretende alzarse con las tres bancas de senadores nacionales que la provincia pone en juego en octubre, y de esa manera desplazar al radicalismo que aspira arrebatarle al PJ el tercer senador por la minoría. Y señalaron que como moneda de cambio a la supuesta incondicionalidad al oficialismo Menem retendría los fueros como senador.

“El acuerdo es estrictamente a nivel local, que es totalmente diferente de lo que va a suceder en octubre. De mayo a octubre, ¿sabe el agua que va a correr debajo del puente? Cinco meses en otro país no es nada, pero en éste es una eternidad”, dijo a este diario el ex diputado Adrián Menem, que no dudó en exaltar el arrastre electoral de su tío: “Menem no necesita de nadie para llegar a ser senador. Ni del gobierno provincial ni del gobierno nacional. Menem tiene votos por sí mismo. Cuando Menem lance su candidatura, estaremos todos aquellos que lo queramos apoyar”, sentenció.

–¿El acuerdo provincial es un giro en la postura crítica de Carlos Menem y del menemismo hacia el gobierno nacional? –preguntó Página/12.

–Para nada, en absoluto –reiteró Adrián Menem.

Su padre, Eduardo, negó en declaraciones periodísticas que el acuerdo provincial se extienda al apoyo electoral del PJ riojano a su hermano Carlos en octubre: “Ni siquiera sé si va a ser candidato a senador”, dijo. Luego asumió su papel de abogado: “Los que hablan de fueros lo hacen de mala fe. No frenan las causas judiciales ni impiden que sea procesado; sólo que vaya preso en caso de que eventualmente sea condenado”, aclaró.

Cerca de Beder Herrera evitaron pronunciarse públicamente sobre el acuerdo. Desde La Rioja, el jefe de los diputados provinciales del PJ, Guzmán Soria, defendió la gestión de Beder Herrera, pero no esquivó dejar sentada una posición distinta sobre el acuerdo provincial que gestó el gobernador. Repasó varios de los hechos que generó el gobierno nacional en contraposición de la política menemista de los ’90 para luego concluir que “debemos elegir a personas que sean afines a la vigencia de un proyecto político, y no por el mero hecho de juntar votos. En consecuencia puede tener adhesión o no. Pero yo no voy a votar a Menem”, sentenció.

Compartir: 

Twitter
 

Luis Beder Herrera y Carlos Menem acordaron con miras a las elecciones en La Rioja.
Imagen: Sergio Goya
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.