EL PAíS › MOYANO SE REFIRIó A SU ENCUENTRO CON ZANNINI Y REITERó SU APOYO A CFK

“Hablamos de temas laborales”

En un diálogo distendido con estudiantes, el líder de la CGT desmintió haber negociado candidaturas en la Rosada y reconoció que le gustaría que su hijo Facundo sea diputado. Dijo que prefiere la inflación actual a la pérdida de fuentes de trabajo de los años ‘90.

“Con Carlos Zannini hablamos nada más que de temas laborales. Todo esto me pasa por ir a la Casa Rosada cuando va Ricky Martin.” El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, desmintió de esta manera que en la reunión que mantuvo anteayer con el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia se hubieran acordado candidaturas para la central obrera, aunque reconoció que le gustaría que el referente de la Juventud Sindical, su hijo Facundo Moyano, fuera diputado. También delegó en la empresa encargada de las ambulancias la responsabilidad por la muerte de Gustavo González, el joven trabajador de Cliba fallecido el jueves pasado. “El sistema de servicios de ambulancias está colapsado. Desgraciadamente, esto no depende de nosotros”, afirmó. Cuando fue consultado por las elecciones de octubre, reiteró su apoyo a la Presidenta: “Creo que se va a presentar”, dijo.

A las 11.30 de ayer, Moyano llegó en un Citroën C4 negro a la Universidad de Belgrano, en donde lo esperaba un auditorio lleno con más de 350 estudiantes de Ciencia Política, además de varios periodistas. “Yo repreparé preguntas pero no sé, hay mucha gente y capaz me da miedo”, le comentaba una chica con calzas de leopardo y borceguíes a otra en las escaleras del salón, mientras buscaban un lugar donde sentarse entre centenares de alumnos armados con cuadernos y grabadores. “Qué raro, estoy ansioso”, le decía un chico sentado cerca del escenario a su compañero de butaca. El diputado y dirigente de los canillitas Omar Plaini y el ex árbitro y coordinador de prensa de la central, Guillermo Marconi, acompañaron a Moyano en la conferencia. “Vengo del Sindicato de Camioneros y soy secretario general de la CGT. Empecé a trabajar a los once años y el paso del tiempo me llevó a conducir el destino del movimiento obrero organizado”, se presentó Moyano, y luego respondió a más de treinta preguntas en una hora y media.

La pregunta por el recolector de residuos fallecido llevó al dirigente a defender el rol de las obras sociales: “Cubren la salud del 45 por ciento de la población”, dijo. Comentó que no cree que el dirigente bancario José Zanola, procesado en una causa por adulteración de medicamentos oncológicos, sea culpable. “Como dije una vez, no me imagino que Obama sea el responsable de cada dólar falso que hay dando vueltas”, graficó.

Aunque discurrió sobre los que considera “los ejes del modelo” –desendeudamiento, paritarias– mencionó que el Gobierno debería profundizar su política de viviendas para los trabajadores y remarcó que la inflación “es un problema fundamental”, porque el 80 por ciento de los sueldos más bajos se destina al consumo de alimentos. Sin embargo, aclaró que la inflación es mejor que “la deflación de los ‘90 cuando se perdían constantemente fuentes de trabajo”.

–¿Piensa ser candidato a algún cargo electivo? –lo consultaron.

–Yo soy hincha de Independiente, ¿estamos hablando del club? –contestó. Y después tuvo que esperar a que se disipara la carcajada colectiva.

“En serio, no me interesa la política”, aclaró. El propio Marconi le preguntó por las versiones que indican que busca acceder a una banca en el Congreso para gozar de la inmunidad parlamentaria. “Si tuviera miedo de ir preso estaría escondido y no acá. Sólo le temo a Dios”, aseveró. También negó cualquier tipo de vinculación al caso por el que se investiga a Sergio Schoklender: “Inventan cualquier cosa. No tengo absolutamente nada que ver”, enfatizó.

Cuando le preguntaron por la candidatura de su hijo Pablo Moyano, cayó en la cuenta de la equivocación y repreguntó: “¿Pablo?, ¿el mayor?”. Ante la cara de desconcierto de quienes leían las preguntas, contestó: “No, a Pablo no le interesa la política. Ese es Facundo, pero no depende de mí que lo tengan en cuenta para las listas”. Ante los rumores sobre la posibilidad de que el senador Carlos Reutemann acompañe a Cristina Kirchner en octubre, Moyano aclaró que el ex piloto “no le cierra” como virtual vicepresidente. En cambio, sí destacó que la CGT apoyará la reelección de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires.

El representante de los trabajadores se explayó sobre las representaciones dominantes en torno del sindicalismo cuando le preguntaron por el “costo político” que generan en la clase media los cortes de tránsito. “Los medios hablan de mí como si fuera el depredador”, se quejó. ¿Moyano puede parar el país? “Muchachos –dijo–, los camioneros trasladamos desde materia fecal hasta caudales. En el medio de eso, todo. Pero no es que me levanto y me dan ganas de parar todo”, agregó, despertando nuevamente las risas de la audiencia. “Si viviera tomando sol en un velero sería el negrito Moyano y pasaría desapercibido. Pero toco grandes intereses, por eso soy el negro Moyano.”

Informe: Sol Prieto.

Compartir: 

Twitter
 

“Toco grandes intereses, por eso soy el negro Moyano”, dijo ante el auditorio lleno de la UB.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.