EL PAíS › LA LEGISLATURA PORTEÑA SESIONABA A MEDIANOCHE PARA APROBAR EL PRESUPUESTO

Macri logrará sus aumentos

Al cierre de esta edición, los legisladores de la ciudad de Buenos Aires se aprestaban a sancionar la previsión de gastos para 2012, que incluyen un aumento en la contribución del ABL. Se aprobó la emisión de 200 millones de pesos de deuda.

La Legislatura de la ciudad de Buenos Aires sesionó ayer para tratar el presupuesto porteño, la ley tarifaria y la fiscal, en la que se incluye un aumento de la contribución de Alumbrado, Barrido y Limpieza, conocida como ABL. La reacción de los bloques opositores osciló entre una posición más intransigente por parte de Proyecto Sur, que no iba a acompañar ninguna de las leyes, y una posición más dialoguista por parte del Frente para la Victoria y sus aliados del ibarrismo y el sabbatellismo, que iban a votar el presupuesto y la tarifaria, pero no el aumento de ABL. Al cierre de esta edición, aún no se había llevado adelante la votación de ninguna de esas leyes, aunque desde casi todos los bloques consideraban que serían aprobadas. Más allá de esa definición, se trataron otros once proyectos, entre los que se incluyó una modificación de la Carta Orgánica del Banco Ciudad para la creación de un Fondo Fiduciario que se destinaría a obras con fines sociales, bajo control del Ministerio de Hacienda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y una segunda ley para emitir 200 millones más de deuda, que se suman a los 500 aprobados en octubre.

Al cierre de esta edición de Página/12, la ley de Presupuesto iba a ser apoyada en general por el FpV, el ibarrismo, el sabbatellismo, la Coalición Cívica, la UCR, el socialismo y Encuentro Porteño, integrado por Diego Kravetz y Raúl Fernández. En lo particular, tanto el ibarrismo como el FpV y Nuevo Encuentro iban a oponerse a algunas cuestiones puntuales –como el presupuesto educativo, sobre todo en lo concerniente al subsidio a la educación privada– y el artículo 22, que autoriza al Ejecutivo a disponer las reestructuraciones que considere necesarias. La ley fiscal y la tarifaria iban a ser apoyadas, en general, por los mismos bloques, aunque el FpV, el ibarrismo y el sabbatellismo se opondrían, en lo particular, al aumento de ABL, al igual que el legislador Diego Kravetz. Las leyes de reforma de la carta orgánica del Banco Ciudad y de endeudamiento iban a contar con menos apoyo (CC, UCR, socialismo y Encuentro Porteño), aunque suficiente para ser sancionadas.

La principal discusión al interior del recinto fue si el aumento del ABL es progresivo o regresivo. El debate surgió de que el aumento no consiste en la mera suba de la alícuota de ese impuesto, sino que es consecuencia de una modificación en el cálculo, en el que pasarían a tomarse en cuenta las características del suelo, su uso, las edificaciones y otras estructuras, la ubicación geográfica y la constructibilidad.

En una sesión que comenzó a las ocho de la noche, tres horas y media más tarde de lo que estaba prevista, los legisladores discutieron los distintos proyectos. La presentación del paquete de medidas económicas la hizo el presidente de la Comisión de Presupuesto, Alvaro González, quien fue interrumpido varias veces por los docentes de Ademys, quienes realizaron ayer un paro con movilización contra el proyecto del gobierno porteño de modificar el Estatuto Docente.

“Resulta importante entender, más allá de los gastos y recursos, la naturaleza con la que el gobierno pensó este presupuesto”, afirmó González, y comenzó a describir los distintos proyectos. Respecto del Presupuesto, prometió que en el 2012 se inaugurarán dos estaciones en la línea A, dos en la B y una en la línea H y que se prolongarán las bicisendas y el Metrobús. En relación con la discusión sobre la deuda, el diputado argumentó que la situación de crisis internacional derivada de la crisis griega impacta sobre el presupuesto porteño perjudicando los bonos porteños. “No se encuentran los mercados propensos a absorber los 500 millones de dólares emitidos”, explicó. Conmovido por su partida de la Legislatura en diciembre, González dedicó unas palabras de despedida a sus pares. “Aprendí que uno nunca es dueño de la verdad”, afirmó.

Lo siguió en el uso de la palabra el legislador Martín Hourest, del GEN, quien criticó el presupuesto debido a su incapacidad de revertir la desigualdad. “El sistema educativo no sólo no resuelve la de-sigualdad, sino que la reproduce”, afirmó. “El objetivo de las políticas económicas debe ser dar parte a los que no tienen parte”, agregó, citando al filósofo Jacques Ranciére. En cuanto a la ley fiscal, el legislador consideró que el aumento en el ABL obedecía al final de una etapa que llamó como “de fiscalidad fácil”, dejando abierta la posibilidad de apoyarla.

Luego de Hourest tomó la palabra el jefe del bloque Proyecto Sur, Fabio Basteiro. “No vamos a acompañar el proyecto de presupuesto enviado ni vamos a apoyar el endeudamiento”, afirmó, luego de criticar las iniciativas del Ejecutivo. También anunció que el bloque votaría en contra de la modificación de la Carta Orgánica del Banco Ciudad. “Esta herramienta no cumple con el objetivo de destinar los fondos del banco a más obras públicas”, declaró.

“¡Ya se sabía que existía la crisis griega desde el 2010!”, señaló Julio Raffo, mano derecha de Pino Solanas, para criticar los fundamentos de la toma de deuda por parte del gobierno porteño. “El endeudamiento se aprobó en septiembre del 2011”, aclaró. “Este dictamen no tiene nada que ver con nuestros proyectos, que buscaron aportar soluciones al problema de la vivienda”, agregó el legislador Rafael Gentili, refiriéndose a los proyectos de modificación de la Carta Orgánica del Banco Ciudad presentados por los legisladores del bloque. El legislador criticó que el aumento de ABL, al depender de un cálculo que toma en cuenta la mayor constructividad posible dentro de cada inmueble, promueve la proliferación de edificios altos y torres.

El jefe del bloque FpV, Juan Cabandié, rechazó el endeudamiento. “Hay que romper con la lógica del anarcocapitalismo de la especulación financiera”, señaló. “Tienen que pagar más los que más tienen”, agregó, en relación con la suba del ABL. En la misma sintonía estuvo Aníbal Ibarra: “Así como nos opusimos al endeudamiento, nos oponemos ahora al crédito puente”, afirmó.

Informe: Sol Prieto.

Compartir: 

Twitter
 

Los legisladores porteños empezaron el debate con tres horas de atraso. El PRO confiaba en sus números.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.