EL PAíS

El juicio en Tucumán

Roberto “El Tuerto” Albornoz comenzó ayer a ser juzgado en la denominada “Causa Aguirre”, en la que está imputado por los delitos de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad y homicidio agravado. En el banquillo de los acusados faltaron los represores Luciano Benjamín Menéndez, ausente por cuestiones de salud, y Antonio Domingo Bussi, quien falleció justo horas después del comienzo del juicio. Liliana Aguirre y Mariana Tello, hijas de Juan Carlos Aguirre y Margarita Susana Azize Weiss, respectivamente, fueron las primeras en prestar testimonio en la jornada desarrollada en los tribunales federales de la capital tucumana. Ambas eran muy pequeñas cuando sus padres fueron víctimas de la dictadura militar, pero con los años pudieron reconstruir lo sucedido el 12 de julio de 1976, cuando ambos fueron secuestrados y posteriormente asesinados. Tello, hija de Azize Weiss, sostuvo que “me hace muy bien pensar que se haga justicia 30 años después”. “Todo lo que sé es por el relato de familiares, porque yo tenía nueve meses cuando sucedió”, agregó. La mujer recordó que aquel día su madre la llevaba en un cochecito y volvían a la casa de Piedras 710, cuando se produjo el operativo militar. “Ella trató de protegerme y fue acribillada”, indicó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.