EL PAíS › JORGE RIVAS HABLA DE SU INCORPORACIóN AL BLOQUE DE DIPUTADOS DEL FPV

“Tendremos más gravitación”

El diputado socialista explica que desde adentro de la bancada oficialista es mayor el poder de incidencia sobre el resultado final de las leyes. Aclara también que su decisión no pone en juego su autonomía y sostiene que no quiere “ser parte de una izquierda de culto”.

El diputado Jorge Rivas, proveniente del socialismo, anunció el miércoles su decisión de pasar del bloque de Nuevo Encuentro a la bancada del Frente para la Victoria. “En el período presidencial que se inicia va a ser en el ámbito del Frente para la Victoria donde van a producirse las mayores disputas en torno de la continuidad del proceso de transformaciones que conduce Cristina Fernández. Desde la izquierda, no podemos desentendernos de esa disputa”, explicó en declaraciones a Página/12, en las cuales reflexionó en torno del rol de la izquierda en las discusiones políticas que suceden dentro del kirchnerismo. “No creemos que nuestro rol sea el de constituirnos en tutores o celosos guardianes del purismo ideológico –consideró el diputado–, sino el de ir subiendo el listón de las demandas sociales y aportar nuestro esfuerzo para remover los obstáculos que se oponen al avance de la clase trabajadora.”

Rivas aclaró que la decisión de pasar al bloque del FpV no pone en juego su autonomía. “No tenemos ningún temor a perder nuestra identidad porque no tenemos vocación de comentaristas políticos ni queremos ser parte de una izquierda de culto. Elegimos embarrarnos en la construcción diaria de un país más justo”, aseguró. Página/12 dialogó con Rivas sobre su determinación.

–¿Por qué decidió sumarse al FpV en este momento y no antes?

–Porque con el segundo mandato de CFK se inicia una nueva etapa política marcada por la impronta del resultado de las últimas elecciones generales, que configuraron un nuevo escenario político.

–¿Esta definición surge como consecuencia de una discusión dentro del bloque de Nuevo Encuentro?

–No. La decisión fue tomada de manera autónoma por los Socialistas para la Victoria. Nosotros nunca formamos parte orgánicamente de Nuevo Encuentro. Nuestra resolución no va en contra de nadie, sino que a nosotros nos parece que tácticamente, en esta etapa, como agrupación de izquierda, es desde adentro del bloque del FpV que, articulando con sectores afines, podemos lograr mayor gravitación.

–Más allá de que el diputado Ariel Basteiro (también de origen socialista) se vaya de su banca en diciembre, ¿él acompaña esta decisión?

–Estamos conversando.

–Cuando usted alude a las disputas en torno de la continuidad del proceso que conduce Cristina Kirchner, ¿a qué discusiones se refiere específicamente?

–Me refiero a las principales tensiones que van a darse en el mundo diverso del FpV entre aquellos que pretendemos profundizar el proyecto de transformación y aquellos sectores que pretenden detenerlo. Sería subestimar el poder y la inteligencia del enemigo no estar atentos al seguro intento del poder económico por captar cuadros que estarían más cómodos trabajando con esos sectores. Además, no nos olvidemos de que hay una oposición por inventar, ya que en las últimas elecciones fue virtualmente pulverizada por la contundencia del resultado.

–En una disputa existen, por definición, al menos dos adversarios. ¿Esos adversarios se encuentran afuera del espacio oficialista o también puede haber algunos adentro?

–El enemigo es siempre el poder económico concentrado, junto a sus aliados mediáticos, y por supuesto están fuera del kirchnerismo. Pero el FpV es la expresión política de un diverso sujeto social y es natural que esté atravesado por la tensión que produce el cruce de distintos intereses y no tengo dudas de que la derecha va a tentar a los desplazados por esa disputas para que se sumen a sus filas, ya que no creo que insista con la misma oposición política que ya se mostró impotente para detener al actual proyecto nacional y popular.

–¿Cree que su definición marca el final de un ciclo respecto de la autonomía dentro del kirchnerismo?

–De ninguna manera, nunca renunciamos a nuestra autonomía, y siempre tomamos nuestras decisiones de manera autónoma. Además, con el criterio de que cuando se ingresa a un frente político se pierde la autonomía, no existiría ninguna coalición en el mundo.

–¿Se puede hacer kirchnerismo desde los márgenes del kirchnerismo? ¿Se pudo alguna vez?

–Se pudo y se puede, de hecho se hace, sólo que pienso que en este momento es mayor el poder de gravitación en el resultado final de las leyes desde adentro del bloque del FpV.

–Hay algunos proyectos, como el de la Ley de Entidades Financieras, de Carlos Heller, que no tienen consenso de la totalidad del bloque FpV. ¿Cuál será su posicionamiento ante esas iniciativas?

–No me consta que el bloque del FpV no apoye el proyecto de ley de servicios financieros de Carlos, y si así fuera, desconozco las razones de esa oposición, pero soy cofirmante de ese proyecto y por supuesto voy a apoyarlo, ya que es una excelente iniciativa legislativa que pone fin a una de las peores herencias de la dictadura, como es la Ley de Entidades Financieras. Es bastante previsible qué iniciativas parlamentarias voy a apoyar, independientemente del bloque en el que esté.

Entrevista: Sol Prieto.

Compartir: 

Twitter
 

El socialista Jorge Rivas juró esta semana como diputado y se incorpora al bloque kirchnerista.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.