EL PAíS › LOS PORMENORES DEL CASO DE LA EX CICCONE CALCOGRAFICA

Un asunto con múltiples interrogantes

El expediente en el que intervienen el juez Daniel Rafecas y el fiscal Carlos Rívolo está en la etapa de recolección de pruebas. Hasta ahora no hay mayores evidencias. Si no se encuentran, el caso terminará en muchísimo más ruido y politización que nueces.

 Por Raúl Kollmann e
Irina Hauser

El caso de la ex Ciccone Calcográfica y la causa judicial que investigan el juez Daniel Rafecas y el fiscal Carlos Rívolo tiene una serie de preguntas e interrogantes: algunas tienen respuestas, otras todavía no.

1El fiscal habló del delito de negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, penado por el artículo 265 del Código Penal. Lo que está determinando es si existen elementos para atribuir ese delito al vicepresidente Amado Boudou.

–La negociación incompatible sería de Boudou favoreciendo a una empresa de la que, supuestamente, es parte, o tiene en ella alguien muy cercano.

Hasta el momento, el principal elemento que tiene el fiscal es la declaración de Laura Muñoz, la esposa del director de la ex Ci-ccone, actualmente Compañía de Valores Sudamericana (CVS): Alejandro Vandenbroele. El fiscal viajó a Mendoza y la mujer declaró que su esposo en algún momento le dijo que era testaferro de Boudou, aunque no sabía nada de Ciccone, algo ocurrido después de la separación en 2009.

Buena parte de los jueces sostienen que en ninguna causa judicial se puede usar la declaración de un marido o esposa contra su cónyuge. Pero más allá de eso, Vandenbroele dice que no conoce a Boudou y Boudou dice que no conoce a Vandenbroele. Habrá que ver si el fiscal encuentra una prueba en contrario, pero de no encontrarla será difícil sostener que el director de CVS es testaferro de Boudou.

El otro vínculo con el vicepresidente podría ser su amigo de toda la vida, José María Núñez Carmona. Sin embargo, hasta el momento tampoco se encontró relación entre Núñez Carmona y Ciccone.

2 ¿De quién es The Old Fund SA?

–La empresa que se hace cargo de la ex Ciccone es The Old Fund SA. El director es Vandenbroele, pero éste ha dicho que no es accionista y que no ha puesto un peso en ella. Algunos afirman que, en verdad, The Old Fund es de la familia Ciccone, o sea de los antiguos dueños de la empresa. Otros vinculan a The Old Fund con London Supply, la empresa dueña de free shops en varios aeropuertos. Y también se le atribuye la propiedad a un conocido banquero. Hasta el momento, Rívolo no encontró elementos que vinculen a Boudou con acciones de The Old Fund, pero la propiedad de esta última empresa es un tema abierto en la causa judicial. Si se probara que Boudou es accionista, el fiscal podría imputarle el delito. Por ahora, no hay evidencia de eso.

3 ¿Por qué el fiscal habla de lavado de dinero?

–En sus llamativas apariciones mediáticas, el fiscal habló de lavado de dinero, básicamente porque para levantar la quiebra de Ciccone Calcográfica se depositaron unos 500.000 pesos. Rívolo le atribuye ese dinero a Vandenbroele, que no puede justificarlos según sus declaraciones en la AFIP. De todas maneras, Vandenbroele afirma que él no puso ese dinero. Habrá que ver qué puede probar el fiscal.

4 ¿Qué pasó con la quiebra de Ciccone?

–Se trata de una de las imprentas más grandes y sofisticadas del país, capaz de producir todo tipo de documentos a prueba de falsificaciones. Por eso puede producir billetes, billetes de lotería, cheques, documentos de identidad e impresiones a gran escala. En todos estos terrenos compite con Boldt SA, que pertenece a Antonio Tavanelli, un empresario muy poderoso y bastante desconocido para el público. Boudou la vincula con el duhaldismo especialmente porque durante el mandato de Duhalde como gobernador “se le otorgó, sin licitación, el manejo del casino de Mar del Plata, el de Miramar, el de Tigre y se le permitió la instalación de tragamonedas en todos los bingos bonaerenses, todos negocios fabulosos”. A Ciccone se la vinculó en su momento con Alfredo Yabrán y tras el suicidio de éste, la empresa fue decayendo hasta quebrar en julio de 2010. Durante la quiebra, el juez Javier Cosentino entregó Ciccone en alquiler a Boldt, por lo que la Secretaría de Comercio puso el grito en el cielo: el manejo de esas dos inmensas imprentas constituía –según la Secretaría– un abuso de posición dominante.

5 ¿Intervino Boudou en la quiebra de Ciccone?

–Los principales protagonistas del levantamiento de la quiebra de Ciccone fueron el juez Javier Cosentino, la AFIP y la Secretaría de Comercio. La propia familia Ciccone pidió el levantamiento y aportó más de dos millones de pesos, parte de los cuales fueron aportados por London Supply, que, teóricamente, después se retiró del negocio.

La AFIP, que pidió la quiebra, aceptó el levantamiento. Según explicó su titular, Ricardo Echegaray, se aceptaron planes similares en otros 359 casos desde 2009.

El otro gran protagonista fue la Secretaría de Comercio, que acusó a Boldt de abuso de posición dominante, por considerar que las dos grandes imprentas no podían quedar en las mismas manos. La Secretaría que conduce Guillermo Moreno le empezó a aplicar multas diarias que fueron revocadas después por la Justicia. Pero la postura de Moreno fue decisiva.

La actuación oficial de Boudou es menor y posterior al levantamiento de la quiebra: respondió a una consulta de la AFIP, no sobre el levantamiento de la quiebra, sino sobre el acogimiento a planes de pago de la deuda impositiva. Contesta algo lógico: que corresponde garantizar la recaudación y los puestos de trabajo. Habrá que ver si el fiscal encuentra alguna otra gestión hecha por Boudou, pero la realidad es que tampoco es cuestionable la política estatal de evitar que Boldt se quede con Ciccone. No por el supuesto vínculo con el duhaldismo, sino porque efectivamente se quedaban con algo muy parecido a un monopolio. Esto último es lo que explica que buena parte de “la investigación” y los datos aportados a los medios surjan de la usina de Boldt.

6 ¿El trasfondo es una guerra comercial?

–Que luego CVS haya intentado conseguir trabajos, incluyendo boletas electorales, también es lógico. También lo hizo Boldt, que se quedó con la boleta electoral única de Santa Fe, según el vicepresidente, en sociedad con una imprenta de Clarín. El trasfondo del caso es, a todas luces, una guerra comercial. Y la cumbre del enfrentamiento pasó por la impresión de billetes de 100 pesos. Boldt y CVS pelearon por ese negocio, que no se concretó hasta ahora. La presidencia del Banco Central afirma que el trabajo lo hará la estatal Casa de la Moneda.

Desde el punto de vista judicial, el fiscal Rívolo deberá encontrar evidencias de que Vandenbroele está relacionado con Boudou o que el vicepresidente o algún amigo directo son accionistas de la ex Ciccone o The Old Fund. Sin esas evidencias, el caso terminará en muchísimo más ruido y politización que nueces. Pero es un expediente abierto en el que todavía se buscan pruebas.

Compartir: 

Twitter
 

Boudou afirma que no conoce a Alejandro Vandenbroele y dice que detrás de la denuncia está Boldt.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.