EL PAíS › DOS DECISIONES EN EL ENCUENTRO DE LOS GREMIOS QUE SE OPONEN A MOYANO

Impugnación y Caló candidato

Los antimoyanistas se reunieron ayer en la sede de la UPCN. Anunciaron que los abogados del sector trabajarán en la impugnación a la convocatoria de Moyano. Con todo, confirmaron que su candidato es el metalúrgico Caló.

El cónclave de la oposición antimoyanista de la CGT finalizó con una convocatoria para que se sigan sumando gremios para enfrentar al mandamás de la central obrera, Hugo Moyano. “Los abogados van a seguir trabajando en los procesos legales pertinentes para labrar la impugnación”, señaló el secretario general de la UPCN, Andrés Rodríguez, que hizo de anfitrión de la reunión. Además destacó que estaban “abiertas las puertas para que todos se integren a este proceso”. El lucifuercista Oscar Lescano confirmó que el candidato del sector es el jefe de la UOM, Antonio Caló, aunque también rescató la propuesta de una conducción colegiada.

“Se reiteró la convocatoria del encuentro de la semana pasada en la sede de la Uocra, que reunió a más de 75 gremios”, señaló Rodríguez al finalizar la reunión de la mesa chica del antimoyanismo. Los dirigentes gremiales se reunieron para dar un paso más en contra de la candidatura de Moyano, quien pretende quedarse un período más al frente de la central obrera. Los Gordos, los Independientes, el barrionuevismo y algunos sindicatos no alineados intentan reunir la mayor cantidad de sindicatos que representan mayoría de congresales para aislar al camionero y demostrar que no reúne el consenso necesario para un nuevo mandato.

El 24 de abril se reunió el Consejo Directivo de la CGT en Azopardo al 800. Allí se convocó al Comité Central Confederal (CCC) para el 23 de mayo y al Congreso Extraordinario para el 12 de julio para elegir autoridades. La reunión del Consejo no contó con la presencia de los opositores y aun así la convocatoria se realizó. Los antimoyanistas objetan el llamado porque denuncian “falta de quórum” y buscan impugnar el CCC y el congreso. Para ello primero presentaron una impugnación política ante la mesa de conducción y al “no obtener respuesta” decidieron acudir al Ministerio de Trabajo para que intervenga, aunque todavía no formalizaron la denuncia.

El dirigente de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, sostuvo que “cuando se observe cuántos quedan del lado de Moyano todos se darán cuenta de que no hay división ni habrá dos CGT”. La unidad de la central obrera está en boca de ambos sectores, pero parecen caminar en sentido contrario. El antimoyanismo no cederá a menos que Moyano decline su candidatura, algo que no está en los planes del actual conductor de la CGT. Los opositores plantean desde un primer momento que cuentan con más de “1200 congresales de 2000 para el congreso” de elección de autoridades, mientras que el moyanismo desmiente esa cifra. “Que se presenten y que ganen si tienen la mayoría”, los chicaneó Moyano la semana pasada durante el CCC en el salón Felipe Vallese de la CGT.

En el encuentro participaron además de Rodríguez y Lescano, el secretario general de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri; Armando Cavalieri, de Comercio; el metalúrgico Antonio Caló, candidato del espacio disidente para enfrentar a Moyano; el ferroviario Omar Maturano y Hugo Ferreyra, de la Uocra, en reemplazo de Gerardo Martínez, que se encuentra de viaje en la OIT. El colectivero Roberto Fernández, el dirigente de los trabajadores de estaciones de servicio, Carlos Acuña, y los ex moyanistas Omar Viviani en representación de los taxistas y Horacio Ghillini de los docentes particulares.

Encaminado hacia una casi segura fractura, los antimoyanistas plantearon igualmente que “no se puede hablar de ruptura en la CGT si se realiza un congreso legal y legítimo con su correcta cantidad de delegados”, como sostuvo Rodríguez apostando a que la impugnación logre sus objetivos y sumando la claridad que deberán tener los padrones, un punto siempre conflictivo en las elecciones gremiales. “Vamos a seguir conversando con el moyanismo en busca de lograr la unidad del movimiento obrero”, sentenció el dirigente de UPCN al igual que Fernández, de la UTA, que aseveró que el bloque disidente intentará “hasta último momento lograr la unidad obrera y no dejar herido a nadie”.

Menos diplomático se mostró Lescano, quien volvió a insistir en que “Moyano no tiene los congresales necesarios para la reelección”, e insistió en que “Caló es el candidato de este sector que propone el modelo futuro de conducción de la CGT: debe ser colegiado”.

Compartir: 

Twitter
 

El secretario general de la UOM, Antonio Caló, antes de ingresar al encuentro en la sede de UPCN.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.