EL PAíS › BOUDOU LLAMó A LOS TRABAJADORES A PLANTEAR SUS DEMANDAS EN LAS PARITARIAS

“En la mesa de negociaciones”

El vicepresidente encabezó el acto oficial por el Día de la Bandera, realizado en Rosario. “No es bueno que Pablo Moyano o el sindicato de camioneros pretenda tener de rehén a 40 millones de argentinos”, dijo.

El paro de los Camioneros ocupó casi todos los escenarios políticos del feriado del 20 de junio, incluido el acto central por el Día de la Bandera que ayer, como todos los años, se realizó en la ciudad de Rosario. Allí, el vicepresidente Amado Boudou, rodeado por el gabinete nacional, dedicó varios párrafos de su discurso a la discusión abierta con Hugo Moyano. “Las cosas deben solucionarse en la mesa de negociaciones”, le advirtió al titular de la CGT. También sostuvo que los argentinos no deben “perder de vista” que mientras que “en los países industrializados se pierden empleos”, acá los trabajadores recuperaron las discusiones colectivas.

Boudou habló en el Monumento a la Bandera ante unas nueve mil personas, entre las que se habían movilizado varias columnas del movimiento Kolina y de La Cámpora. El día anterior, Pablo Moyano, hijo del jefe de la CGT y secretario adjunto de la Federación de Camioneros, al desconocer la conciliación obligatoria y lanzar el paro de 72 horas de los choferes del transporte de combustibles, había cargado contra el vicepresidente, del que dijo que estaba “más sucio que un mecánico”. “El señor Boudou salió del sarcófago –había declarado también Moyano–; creíamos que ya estaba con (José) Pedraza”, aludiendo a la prisión del titular de la Unión Ferroviaria.

Ayer, en un gesto de respaldo a Boudou, siete ministros y el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, lo acompañaron en Rosario. En el palco estuvieron los titulares de las carteras de Seguridad, Nilda Garré; Trabajo, Carlos Tomada; Industria, Débora Giorgi; Salud, Juan Manzur; Educación, Alberto Sileoni; e Interior, Florencio Randazzo. También el gobernador socialista de Santa Fe, Antonio Bonfatti, la intendenta de Rosario, Mónica Fein, y el ex gobernador Hermes Binner.

El vicepresidente trazó un primer eje diferenciando al Gobierno de sus antecesores. “No es privatizando la jubilación, reduciendo al Estado o sacándoles a los trabajadores el 13 por ciento de sus sueldos, como se hizo alguna vez, como se solucionan los problemas”, dijo en este sentido. “Los que pensamos distinto podemos respetarnos.” Y en ese marco defendió el rol “de un Estado mediador”.

En el mismo sentido, apuntó después al “fracaso de un sistema que puso a los bancos y a las finanzas por sobre el esfuerzo de los trabajadores, que es lo que está sucediendo en las grandes democracias industrializadas”.

Tras su defensa del modelo, Boudou llamó a “cuidar con mucha fortaleza lo que hemos logrado en estos nueve años”, y entró en el tema del conflicto con los camioneros. “Mientras en los países industrializados se pierden empleos de a cientos de miles, en Argentina están las paritarias para mejorar la situación de los trabajadores”, concluyó.

El gobernador Bonfatti había llamado por la mañana a “respetar la investidura” del vicepresidente, y al hablar en el acto hizo lo que pareció una alusión al modo en que escaló el conflicto. “Los argentinos debemos incorporar el mensaje de la importancia de construir más allá de las diferencias”, señaló.

Más tarde, pero todavía desde Rosario, el vicepresidente habló con los medios sobre el conflicto: “No es bueno que Pablo Moyano o el sindicato de camioneros pretenda tener de rehén a 40 millones de argentinos”, insistió. Consideró como “lo más insostenible” que “haya paros mientras está abierto el diálogo”.

“En la Argentina está la posibilidad de discutir en paritarias hace más de nueve años y esto da un marco para que en una mesa de negociación se puedan resolver los problemas –agregó el vicepresidente–. El conjunto de las paritarias se ha llevado a cabo sin problemas, se han cerrado todas, restan sólo dos de los sindicatos que tienen gran número de trabajadores, y una de ellas es la de camioneros. Si se hubiera agotado el diálogo podría ser comprensible, pero en una instancia de diálogo parece que se quiere usar a los argentinos como una herramienta de presión para una discusión que es sectorial.”

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, Amado Boudou y la intendenta de Rosario, Mónica Fein.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.