EL PAíS › DEBATE SOBRE EL “VOTO JOVEN”

Dulces 16

Militantes de cinco agrupaciones políticas dan su opinión sobre la iniciativa. Con matices, todos están a favor, aun cuando en sus partidos rechazan el proyecto.

MALENA FERNANDEZ (16)
LA CAMPORA

“Es un avance social”

Imagen: DyN.

Malena Fernández tiene 16 años, milita en La Cámpora en el barrio de Palermo y cursa la tecnicatura en jardinería en el colegio Cristóbal M. Hicken, donde preside el centro de estudiantes, “aunque ahí no está La Cámpora”, aclara.

–¿Le parece bien poder votar a los 16 años?

–Sí, pienso que es un paso muy importante, que es avance social. Pienso que al haber un gran ingreso de jóvenes a la militancia política, que va más allá del kirchnerismo y que abarca a la izquierda en general, hay una evolución, y el proyecto de voto optativo se adecua a este nuevo contexto, por eso es correcto.

–¿Qué opinión le merecen los argumentos de personas mayores que cuestionan la capacidad de los jóvenes de su edad para votar?

–He escuchado justificaciones como que “si quieren votar tienen que poder ir presos”. Pienso que son esas las personas que no están capacitadas para votar. Para mí la edad es secundaria, uno puede tener treinta años y no estar concientizado. Mucha gente mayor de 18 años vota a un candidato porque salió en la televisión con Tinelli.

–¿Le parece bien que sea optativo?

–Sí, me parece bien que quien quiera expresarse y se sienta capacitado vote, y quien piense que no lo está no vote. Hay chicos de mi edad que por ahí no están preparados o no tienen idea de qué es un partido político. En ese sentido me parece positivo que sea opcional.

–¿El proyecto de ley generó algún tipo de debate interno en su agrupación?

–Hubo debate, pero en general todos estuvimos de acuerdo, no sólo los más jóvenes.

–¿Cuáles son los temas que más le preocupan como militante?

–La educación, el cierre de cursos, la reforma curricular y la participación de los estudiantes para enfrentar estos problemas. Todos coincidimos en que más allá de la bandera política que levantemos tenemos que pelear por nuestra educación y nuestros colegios. Hay abandono, edificios que no están en buen estado, con ratas, con techos que se caen. Y con la reforma curricular se destruye la profesionalidad de la educación técnica. En mi colegio, por ejemplo, en tercer año podés salir a trabajar con conocimientos en jardinería, y si se aplicara la reforma, en ese momento recién empezaría a ver qué es la jardinería. Entonces, al menos en la ciudad, están pisoteando desde hace cuatro años la educación pública. Otro problema es que no se cumple la ley de educación sexual, los docentes no están capacitados, no tienen la preparación pedagógica suficiente para dar clases sobre ese tema.

LUCIA NUÑEZ (17)
PARTIDO SOCIALISTA

“Vamos a aprovechar la oportunidad”

Imagen: Dafne Gentinetta.

Lucía Núñez estudia en el Instituto Glaux de Villa del Parque y milita desde 2011 en el Partido Socialista, en el barrio Santa Rita. “Me acerqué por casualidad, no lo conocía, y me gustó la propuesta. Empecé a colaborar en la campaña de (Hermes) Binner y terminé yendo todos los días”, dice con orgullo.

–¿Qué posición tiene sobre el voto a los 16 años?

–Estoy a favor, creo que los jóvenes necesitamos participar más en política. También porque no somos los mismos de hace cien años, no tenemos la misma maduración, y si podemos militar también tenemos capacidad de votar y tomar decisiones. Tengo amigos militando con el gobierno, entre ellos corre el mito de que con esta ley van a ganar por mayoría y pienso que va a ser todo lo contrario.

–¿Le parece bien que sea optativo?

–Sí, los adolescentes que voten tienen que ser conscientes de que no es por obligación o porque alguien los manda. Tienen que aprender a tener su propia ideología y su propia decisión, de eso se trata. A los 16 hay montones de chicos que trabajan, se quedan solos, salen de noche, entonces tienen que poder elegir quién los represente.

–¿El proyecto generó debates en su partido?

–Sí, hay personas a favor y en contra, pero creo que si se sigue hablando se va a llegar a un acuerdo. Y confío en que los adolescentes del PS vamos a recolectar votos y convencer a otros de que se unan.

–¿Cómo definiría el presente de la juventud socialista?

–Estamos creciendo. Hoy muchos se dan cuenta de que el Gobierno no es el mejor, ven que los adolescentes que militan con el gobierno tienen otras formas, en cambio no- sotros no vamos patoteando a ningún lado. Los socialistas estamos llamando la atención de otros adolescentes para que se unan, damos clases de apoyo y un montón de actividades para reunir tanto a adolescentes como a adultos que no encontraron su ideología.

–¿Qué piensa de quienes dicen que no tienen capacidad para votar?

–Están equivocados. Los que suelen decirlo son personas grandes que en su mayoría tampoco son capaces de montones de cosas, pero por edad pueden hacerlas. Y suelen cometer muchos más errores que nosotros. Si nos dan el lugar para hablar se van a dar cuenta de que no somos sólo adolescentes, somos pibes que estudiamos, nos ocupamos del día a día, y éste es nuestro país y lo va a ser siempre, queda en nosotros si mejora o empeora.

–¿Cuál cree que será la respuesta de los jóvenes si se aprueba el proyecto? ¿Cuántos irían a votar?

–Creo que sería muchos y que varios van a votar al socialismo. Creo que hay un prejuicio con los jóvenes, pero sabemos ver la realidad más allá de los medios. Si se nos da la oportunidad de votar, la vamos a aprovechar.

–¿Qué temas considera prioritarios para la juventud?

–Nosotros como partido –el diputado Roy Cortina– presentamos un proyecto de ley de empleo joven. Hay un montón de cosas por mejorar. Ya que proponen e insisten con esta ley, creo que tienen que ser capaces de aprobar otras y hacer cumplir las que no se cumplen.

NICOLAS LUNA (17)
JUVENTUD RADICAL

“Hace falta una discusión profunda”

Imagen: Adrián Pérez.

Nicolás Luna colabora en comités barriales, integra el centro de estudiantes del Instituto Libre de Segunda Enseñanza (ILSE), donde no se permite la militancia partidaria, y formó parte de La Karakachoff, que “se fue vaciando cuando sus miembros empezaron a egresar”, explica. La entrevista se realizó antes de que el radicalismo confirmara su decisión de votar en contra y presentar un proyecto propio.

–¿Qué opina del voto a los 16 años?

–Que los chicos puedan votar a los 16 me parece bárbaro. De todas formas, pienso que hace falta una discusión más profunda, porque el Estado está invitando a participar a uno de los grupos más damnificados por el propio Estado, ya que tenemos la tasa de deserción de secundarios más alta desde la época de Alfonsín. También es necesario evitar el clientelismo. Es verdad que a los 16 años estás capacitado para muchas cosas, pero uno como joven se da cuenta de que es muy influenciable. Otra cuestión es que la propuesta surge del oficialismo, que en los últimos años se caracterizó por no plantear debates con la oposición, entonces, que ahora vengan con que quieren escuchar a los jóvenes, me hace pensar que sólo lo ven como herramienta electoral. Creo que el debate que debería plantearse es sobre bajar la mayoría de edad a los 18 años.

–Se bajó la mayoría de edad a 18.

–Sí, pero uno a los 18 años tiene parcialidad de derechos y a los 21 la totalidad. Habría que trasladar ese dilema a la actualidad, para que a los 16 haya derechos parciales y a los 18 totales.

–¿Qué derechos deberían garantizarse a los 16 años?

–Comprar una casa propia, tener un sueldo digno y trabajo, poder salir del país sin autorización de los padres. Es un tema complicado, no van a faltar sectores que de la mano de esto van a pedir la baja de la edad de imputabilidad.

–Hoy se es imputable a los 16 años.

–Pero si tenés entre 16 y 18 vas a un instituto de menores. Lo que nos genera miedo es que la derecha quiera que a los 16 uno pueda terminar en un penal con mayores.

–¿Qué ve de positivo en el proyecto?

–La ampliación de derechos, que es congruente con mi filosofía y la historia del partido. De todas formas me parece que hay un camino muy importante por recorrer para que podamos sentarnos como sociedad a discutir seriamente todas estas herramientas.

–¿Qué le parecieron las opiniones de dirigentes como Barletta o Sáenz?

–Han tenido su historia dentro de la política y de la militancia. Si realmente están dispuestos a acompañar a la juventud y nosotros desde la JR apoyamos, me parece que están en lo correcto. Pero hay un montón de cosas que laburar, y no por ser oposición podemos decir “yo no juego este partido” y votar en contra.

–¿Tuvieron oportunidad de debatir internamente el proyecto?

–Todavía no, es muy reciente, no tuve oportunidad de acercarme a un comité para tratar el tema. Lo hablé con correligionarios y acordamos que es necesario, pero hay cosas que laburar. En el ámbito de los secundarios hoy (viernes) tuvimos una reunión de centro de estudiantes y todos los pibes realmente bancan la idea, pero discernimos sobre si es el momento justo o si esto tiene que venir acompañado con más ampliaciones de derechos. Lo importante es que todos creemos que la baja de la edad de votación no es algo malo.

NICOLAS CERNADAS (17)
PARTIDO OBRERO

“Genera la responsabilidad de informarse”

Imagen: Luciana Granovsky.

Nicolás Cernadas es vicepresidente del centro de estudiantes de la Escuela Normal 1, en Recoleta, y milita en el Partido Obrero. “Si bien participo de la política estudiantil, el voto me incentiva aún más y creo que abre un nuevo panorama a la gente que no está del todo interesada. Es positivo porque busca la participación política de los chicos y genera una responsabilidad de informarse”, explica.

–¿Qué siente al ver adultos discutiendo sobre su capacidad para votar?

–En parte satisfacción de que se tenga en cuenta a los jóvenes. Por otro lado, me parece hipócrita o poco saludable que, sin consultar a los jóvenes, salgan a decir que no tenemos capacidad. Si bien hay chicos no del todo informados, los adultos tienen que respetar las formas de organizarse. Y si no estamos del todo informados, es responsabilidad de los adultos que bloquean las posibilidades de que la juventud se informe, milite y se organice.

–¿Cuánto incide la edad a la hora de ejercer el derecho al voto?

–Muy poco, no cambia la cabeza cumplir 18, uno se va formando opiniones antes. El interés pasa por cada uno, hay personas de 40 que no se interesan por nada. Negarle a la juventud el derecho al voto es ilógico.

–¿En su partido consultaron a los jóvenes?

–Sí, se discutió, tuvimos una jornada de organización por círculos, reuniones de cinco o seis personas en los secundarios. Ahí se debatió, se tomó una posición que se discutió con la dirección del partido.

–¿Qué debate se generó?

–Más que nada sobre la obligatoriedad. En parte sostenemos que el voto tiene que ser optativo para todos, para los adultos también, y por otro lado, entendemos que el voto optativo puede generar problemas de fraude mediante la compra de DNI. También creemos que hay que equiparar a la juventud con los adultos: si los mayores votan obligatoriamente, ¿por qué los jóvenes no? Que no sea obligatorio es volver a diferenciarnos.

–¿Qué lectura hace del vuelco de la juventud a la militancia?

–La juventud está cada vez más interesada en la política. Esto pasa desde 2001. Ahí tenemos diferencias con el kirchnerismo, que sostiene que se da en 2003. El crecimiento de la organización es cada vez más grande porque es más grande el ajuste de parte del Estado y el que sufrimos en la educación pública, donde se beneficia cada vez con más subsidios a la educación privada, se frenan obras, ahora buscan cambiar la currícula en la ciudad...

–¿Cómo lee en su interpretación la militancia en filas oficialistas?

–Entendemos que La Cámpora no es una agrupación que sale de las bases sino que se forma desde arriba, aunque después haya gente que se sume. Si bien en La Cámpora existen personas acomodadas en distintos cargos, también hay chicos, por ejemplo en mi ex colegio, el Nacional de Buenos Aires, que de verdad creen que está yendo bien con este gobierno nacional y popular. Lo más rescatable de esta juventud es la pluralidad de voces. Diferencias habrá siempre, lo importante es que se pueda mantener un diálogo y haya respeto entre las distintas posiciones.

–¿Cuáles son los temas prioritarios para la juventud de su partido?

–Tenemos una campaña histórica por el boleto educativo a nivel nacional, para que sea gratuito para toda la comunidad educativa. También nos importa que se retrotraigan las políticas que trasladaron la educación a las provincias.

GUSTAVO PETERS CASTRO (18)
JUVENTUD PRO

“Debería discutirse con tiempo”

Imagen: Luciana Granovsky.

Gustavo Peters Castro tiene 18 años, pero es el militante más joven del PRO. “No hay gente más chica. El PRO tiene poca militancia en los colegios”, explica.

–¿Cuál es su posición sobre el proyecto?

–Me parece positivo que se traten estos temas y se abra la participación a la juventud. Sin embargo, creo que debería discutirse con más tiempo y sacar una ley consensuada, que busque un beneficio verdadero para la juventud y que no sea sólo por especulación política.

–¿Piensa que se va a discutir poco tiempo?

–Se quiere apurar el debate para llegar al 2013, es lo que dejan traslucir personas como Aníbal Fernández.

–Si se diera el debate, ¿está a favor del voto a los 16?

–Creo que es un paso adelante. Si se hace pienso que debe ser obligatorio, porque así lo dice el artículo 37 de la Constitución y porque si no es obligatorio no se estará abriendo realmente a la participación.

–¿El voto optativo no implicaría mayor participación?

–No obligaría a los jóvenes a comprometerse.

–¿En qué ámbito milita?

–En La Macacha, con la juventud que se referencia en Vicky Morales Gorleri. Somos jóvenes de entre 18 y 30 años, militamos en algunas facultades y barrios. En mi facultad no, porque estudio en la Universidad de Belgrano, que no permite militancia. Nos hacen firmar un contrato que dice que no podemos armar centros de estudiantes. Es una facultad despolitizada, lo digo como algo en contra.

–¿El proyecto se debatió en La Macacha?

–Sí. Mayormente estamos de acuerdo aunque algunos dijeron que no era el momento, que los jóvenes necesitan antes cierta preparación. Yo pienso que no tiene que ser un proyecto aislado sino más amplio, que incluya la deserción escolar, la integración de los jóvenes a la política, y que en todo caso debería terminar en el tema del voto.

–¿Cómo explica el vuelco de muchos jóvenes a las filas del oficialismo?

–No tomo como verdad que haya muchos pibes en las filas del kirchnerismo. Quien más cautiva a los jóvenes es una izquierda más ortodoxa y verdadera.

–¿Qué le gusta del PRO?

–Yo vengo del peronismo y encontré en el PRO un partido cuya cualidad principal es la diversidad de opiniones y el diálogo. Tengo libertad de opinar sobre cosas que en otro partido no me hubiesen dejado.

–¿Cómo fue el debate del voto optativo con la juventud de PRO?

–Se habló mucho. Cuando me empezaron a preguntar desde los medios le comenté a Vicky y me dio total libertad para decir lo que opinara. No vamos a sacar un pronunciamiento como juventud PRO porque no hay una línea que nos aúne, sí como La Macacha, en el sentido que estoy explicando.

–A favor, pero obligatorio.

–Y que la participación de los jóvenes sea más amplia. Que se vote a los 16 me parece un paso, pero abrir la participación no es sólo para votar. También pienso que el voto no debería darse sólo a nivel nacional, me parece más lógico que se empezara por el nivel municipal y comunal, ya que es la realidad que un joven tiene más cerca: su barrio, su pueblo.

–¿Tiene esperanzas de que Macri promueva el voto a los 16?

–Podría ser. No sé, no hay una única línea de pensamiento. Por ahí en el gobierno nacional todos pensaron lo mismo al mismo tiempo y los felicito. Acá hay diversidad de opiniones, pero no me extrañaría que pudiera salir. Sería un avance.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.