EL PAIS › LA INTERPELACION A LAMBERTO POR LA CAUSA POR NARCOTRAFICO AL JEFE POLICIAL DE SANTA FE

Un ministro en apuros por Hugo Tognoli

Durante casi ocho horas, el ministro de Seguridad santafesino contestó las preguntas de Diputados. Los policías investigados y las demoras en resolver los casos.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Raúl Lamberto, tuvo que apelar ayer a todo su oficio político para superar una interpelación sin tregua en la Cámara de Diputados por la crisis que detonó el ex jefe de Policía Hugo Tognoli. Fueron casi ocho horas de cruces, sospechas arrojadas al aire, picos de tensión y hasta un escándalo, cuando el presidente de la Cámara, Luis Rubeo, ordenó el desalojo de una barra repleta de funcionarios de la Casa Gris y militantes socialistas por insultar a uno de los diputados interpelantes, Héctor Acuña. “¡Gordo puto!”, “¡Ladrón!”, le gritaron desde arriba. Y Rubeo ordenó cerrar los palcos. Eran las 12.30. A partir de ahí, Lamberto intentó apaciguar el clima y superar una situación que no era para cualquiera. Zafó a medias. Recién sobre el final, soltó alguna queja, que repitió un par de veces. “Estoy cansado”, dijo. Ya habían pasado siete horas y cuarto de poner la cara ante sus ex colegas del PJ.

Acuña y el otro diputado interpelante, Pablo Di Bert, arrancaron con las preguntas. Di Bert recordó que el ministro había hablado de las cajas negras (“Si hay cajas negras, la policía no tiene futuro”, afirmó). “Quiero preguntarle si para usted hay corrupción policial”, le planteó.

–Existen casos concretos, específicos –contestó Lamberto. Y explicó que su antecesor, Leandro Corti (desde diciembre de 2011 hasta junio de 2012), había pasado a disponibilidad a 59 agentes policiales y dejó cesantes a otros 15, mientras que él pasó a disponibilidad a 88 policías y ordenó 30 cesantías. “Se enviaron a la Justicia diez causas por enriquecimiento ilícito con 13 policías involucrados, desde 2007 hasta ahora, tres de ellas en esta gestión, y se encuentran en trámite otras 50 causas”. Aplausos.

–El 2 de abril de 2012, usted dijo que había policías involucrados con la droga. ¿Cuáles de esas causas están ligadas al narcotráfico? –preguntó Acuña. Lamberto demoró en contestar.

–El caso de las ametralladora robada en Drogas Peligrosas –deslizó.

–Quiero decirle que el caso de la ametralladora no saltó por una investigación de la policía, sino que quien la sustrajo denunció después dónde la había dejado –retrucó Acuña.

–Muchos hechos tienen un origen y después puede surgir su vínculo con la droga. La causa de Tognoli surge por un tema de drogas –contestó Lamberto.

–¿Cuántas causas de las que usted mencionó están relacionadas con el narcotráfico? –insistió Acuña.

“Hay investigaciones que involucran a policías en causas de drogas”, dijo Lamberto. “No voy a dar nombres. Pero son 12 en la zona sur y 9 en la zona centro: hay comisarios, oficiales y suboficiales. Es todo lo que puedo decir”, se disculpó.

–¿Cuántos policías son investigados por la Justicia o Asuntos Internos por enriquecimiento ilícito? Usted dijo que eran nueve –quiso saber la diputada Silvia De Césaris.

–Son 38 –aclaró Lamberto. Algunos expedientes se habían abiertos en 2008.

–¿En cuatro años no hay ninguna conclusión? –se sorprendió De Césaris.

–Hay trámites que cumplir. La ley hace compleja la investigación.

Compartir: 

Twitter
 

Oscar Lamberto fue acompañado por el gabinete del gobernador.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared