EL PAIS › PROTESTA DE LOS METRODELEGADOS ENTRE LAS OCHO Y LAS DIEZ

Molinetes liberados

 Por Laura Vales

Los metrodelegados Enrique Rosito, Roberto Pianelli y Néstor Segovia.

El conflicto gremial vuelve al subte. Sin acuerdo con Metrovías, los metrodelegados levantarán hoy los molinetes entre las ocho y las diez de la mañana, permitiendo a los pasajeros viajar gratis. La medida fue resuelta por la negativa de la empresa de pagar una suma fija que compense a los trabajadores por los diez días que les descontaron a raíz del último paro. Así, la tregua llega a su final cuando todavía no está resuelto cómo se va a financiar el funcionamiento de la red, tras su traspaso a la Ciudad.

La protesta se generó no por la discusión del paquete de la paritaria, sino por un hecho que los metrodelegados denunciaron como de discriminación gremial. Según explicó Néstor Rositto, secretario de Prensa de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (Agtsyp), la empresa descontó los días no trabajados durante el paro de agosto. A algunos sectores que no se plegaron a la huelga, como uno de los talleres, “les pagó el sueldo completo y además un premio”, relató el delegado. “Después les pagó además los diez días a unas 500 personas que no trabajaron los días de paro, pero que son simpatizantes de la Unión Tranviarios Automotor (el sindicato cegetista que compite internamente con los metrodelegados), discriminando a los que responden a la Asociación Gremial.”

Los metrodelegados reclamaron que el pago fuera para todos, pero la empresa planteó que no puede hacerlo. El vocero de la empresa, Mariano Gibaut, aseguró que “no hubo discriminación, sino que se pagó a los empleados que se presentaron a trabajar y cumplieron con su función, más allá de cuál fuera su adscripción sindical”. Agregó que Metrovías está dispuesta a revisar casos puntuales y corregirlos si hubo un error, pero no a depositar los diez días de sueldo al conjunto.

En este clima se acerca la fecha en que deberá ser retomada la negociación paritaria. Ocurre que la semana pasada, los funcionarios del macrismo que van a participar de la discusión pidieron que les dieran quince días para ponerse al tanto de la situación y leer el expediente.

Por el complicadísimo conflicto que hubo este año con las idas y vueltas del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, para hacerse cargo del subte, la paritaria del 2012 todavía no pudo ser terminada. Lo que hubo fue, en agosto, un acuerdo de un aumento del 23 por ciento, a cuenta de lo que se resolvería una vez que el tema del traspaso estuviera más claro. Así, ahora debe a empezar el último tramo de la negociación paritaria. Los metrodelegados piden un 28 por ciento retroactivo a marzo, una suma en el ítem por antigüedad y mejoras en el régimen de licencias.

La discusión sobre cómo van a financiarse los subtes va a atravesar desde ahora la discusión paritaria. Metrovías ha planteado repetidas veces que está en déficit y reclama al Estado que le dé los fondos que cobraba hasta el año pasado para subsidiar el pasaje. Sin embargo, el macrismo está hablando de revisar los números de la empresa y las condiciones del contrato de concesión. Los metrodelegados, por su parte, van a aprovechar esta alegada intención para reclamar mayores controles a los números del subte, ya que se dicen convencidos de que el déficit que alega la empresa no es real. En este marco, ayer no descartaron que tras el levantamiento de los molinetes de hoy haya otras medidas de fuerza.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared