EL PAíS › LA NUEVA CONDUCCIóN DE LA DAIA FUE RECIBIDA EN LA CASA ROSADA

El compromiso de informar

Tanto la Presidenta como el canciller Timerman confirmaron a la dirigencia de la DAIA que, en caso de llegar a algún acuerdo con Irán, se consultará al Congreso y a los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA.

 Por Raúl Kollmann

La nueva conducción de la DAIA fue recibida anoche por la presidenta Cristina Kirchner en la Casa Rosada. Aunque el encuentro tuvo un ingrediente protocolar –los dirigentes de la DAIA fueron elegidos recientemente–, se plantearon varios temas, entre ellos la cuestión de la negociación que lleva adelante el Gobierno con Irán para ver si se presentan ante la Justicia los imputados de ese país en el atentado contra la AMIA. Las instituciones judías han manifestado su desconfianza respecto de esas negociaciones, pese a que tanto la Presidenta como el canciller Héctor Timerman adelantaron que, si se llega a algún tipo de acuerdo, se someterá al Congreso y también a las agrupaciones de familiares de las víctimas. La Presidenta reiteró ese compromiso y el canciller se ofreció a concurrir al edificio de la AMIA para hablar con los familiares de las víctimas el próximo miércoles 26 a las 10.

La delegación de la DAIA estuvo encabezada por su presidente, Julio Schlosser, y la integraron el vice, Waldo Wolff; el secretario general, Jorge Knoblovits, y el tesorero, Mario Comisarenco. El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; el canciller y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, acompañaron a la Presidenta en la audiencia. Los dirigentes de la DAIA le regalaron a la mandataria una mezuzá, que es una pequeña cajita, alargada, que se coloca en los umbrales de las puertas de los hogares judíos y que contiene un pergamino con dos oraciones.

Hasta el momento, los términos de la negociación con Irán se mantienen en secreto para poder avanzar todo lo posible. Según los trascendidos, esa confidencialidad se mantuvo ayer. La Presidenta no dio detalles y los dirigentes de la DAIA aceptaron nuevamente el compromiso –reiterado anoche– de que cualquier avance será sometido, en primer lugar, a los familiares de las víctimas. Aunque las próximas reuniones con Irán se van a concretar recién en enero, el canciller Timerman se mostró dispuesto a concurrir al edificio de la AMIA para dialogar con los familiares la semana que viene.

El resto de los temas abordados tuvo que ver con el papel de la DAIA en la educación sobre el Holocausto y la educación en temas que tienen que ver con la discriminación, no sólo respecto de la comunidad judía. Los dirigentes acordaron con la Presidenta en realizar una celebración de Pesaj (Pascua) en la Casa Rosada a fin de marzo del año que viene, al estilo de la celebración de Pesaj que se realiza todos los años en la Casa Blanca.

Como se sabe, la nueva conducción de la DAIA surgió después de la última elección en que la lista de Schlosser se impuso a la que lideraba Claudio Avruj, un funcionario del gobierno de Mauricio Macri. Hubo intentos de encasillar a la lista ganadora como kirchnerista o allegada al Gobierno, algo que está lejos de la verdad. Todo indica que la relación entre el Ejecutivo y la DAIA tendrá altos y bajos como ocurrió en los últimos años. La DAIA y la AMIA, por ejemplo, han rechazado el reconocimiento de Argentina al Estado Palestino y existe una visible desconfianza respecto de las negociaciones con Irán. Ese diálogo ha sido fuertemente cuestionado por Estados Unidos e Israel, pero el Gobierno considera que no se puede avanzar en la causa AMIA si no se rompe con el statu quo que existe desde el atentado.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner se reunió con la dirigencia de la DAIA luego de su encuentro con los obispos.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.