EL PAíS › AUDIENCIA EN EL JUICIO POR LOS CRíMENES DE LA PERLA

“Se escuchaban los fusilamientos”

Roberto Regalado, un sobreviviente del ex centro clandestino de detención de La Perla, agradeció a los organismos de derechos humanos y al ex presidente Néstor Kirchner por la “lucha” y la “decisión política” de avanzar con los juicios por delitos de lesa humanidad. Lo hizo ayer en Córdoba al declarar en el marco de la megacausa La Perla.

Regalado fue secuestrado el 22 de junio de 1977, junto a su esposa, María del Carmen Robles de Regalado, trasladado al Campo de la Ribera y luego a La Perla, donde ambos fueron torturados y atormentados por los grupos de tareas, hasta que sus detenciones fueron “blanqueadas” judicialmente bajo la imputación de asociación ilícita. “No teníamos posibilidad de defendernos (ante las imputaciones). El defensor oficial sólo nos notificaba de las decisiones que tomaba el juez, pero de ninguna manera nos defendía”, recordó, y resaltó que “nunca” estuvo ante la presencia de un magistrado.

Previamente había testimoniado su esposa, Robles de Regalado, quien había manifestado que el ex titular del Tercer Cuerpo del Ejército, el imputado Luciano Benjamín Menéndez, estaba “informado” y “conocía la situación de las detenciones ilegales”. La mujer sostuvo que “La Perla era lo más siniestro. Te golpeaban y te torturaban para tratar de sacarte información. Se escuchaba permanentemente fusilamientos, digo fusilamientos porque sabíamos en el lugar que estábamos”. Describió como los “habituales secuestradores y torturadores” a los represores Luis Manzanelli, Jorge Exequiel “Rulo” Acosta, Ernesto “Rubio” o “Nabo” Barreiro, Carlos Alberto Díaz, Ricardo Lardone, Carlos Alberto Vega, Ricardo “Yanqui” Luján y José “Favaloro” Tófalo. “Se nombraban entre ellos y se dejaban ver con total impunidad, pensando que iban a estar cien años en el poder”, manifestó la sobreviviente.

También declaró Gladys Regalado, hermana de Roberto, quien dijo que reconoció “claramente” a Rulo Acosta como parte del grupo operativo que la secuestró, cuando lo vio en el año 2008 y se enteró de su identidad. La testigo pidió a los imputados que “por sus madres, sus nietos y sus hijos, digan dónde están nuestros compañeros, nuestros nietos”. Y agregó que “la sociedad ya los condenó, hoy la Justicia los juzga y mañana serán condenados por sus propios hijos”. El TOF 1 pasó a cuarto intermedio y hoy a las 10 escuchará a más testigos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.