EL PAíS › HéCTOR TIMERMAN PIDIó POR MALVINAS ANTE LAS NACIONES UNIDAS CON EL APOYO DE UNASUR, MERCOSUR Y LA CELAC

Una causa de la patria latinoamericana

El canciller junto a los presidentes pro témpore de los bloques regionales expuso ante el Comité de Descolonización y se reunió con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Cuestionó la negativa británica a negociar y rechazó el “ilegítimo” referendo kelper.

La Argentina volvió a ratificar ante las Naciones Unidas su reclamo sobre la soberanía del Atlántico Sur: “No es un tema de autodeterminación, es un tema de soberanía y de integridad territorial”, destacó el canciller Héctor Timerman, en una conferencia de prensa en Nueva York en la que rechazó el referéndum ilegal realizado en las islas Malvinas hace dos semanas y condenó la militarización del área por parte del ejército británico. “Si hay un pueblo afectado es el argentino, porque no puede ejercer la soberanía de la totalidad de su territorio”, insistió el diplomático, que se entrevistó con el secretario general del organismo, el surcoreano Ban Ki-moon, y expuso ante el Comité de Descolonización, respaldado por autoridades del Mercosur, Unasur y Celac.

“Gran Bretaña negoció con las dictaduras militares que asolaron a mi pueblo, pero se niega a negociar con los gobiernos democráticos que se han iniciado en 1983”, expuso Timerman tras finalizar un almuerzo con los 29 miembros del Comité de Descolonización. En cambio, completó: “Argentina apuesta y hace esfuerzos para la resolución pacífica de un conflicto que ya lleva 180 años desde su inicio, que es la conquista militar por parte de Gran Bretaña de las islas, que son parte esencial del territorio de Argentina y parte esencial del territorio de América latina y el Caribe”. El ministro de Relaciones Exteriores reiteró que el gobierno argentino “quiere una resolución pacífica” del conflicto y que para lograrlo “está dispuesto a sentarse y negociar con el Reino Unido”.

El canciller reiteró que la postura de Buenos Aires es un reclamo no sólo argentino, sino que cuenta con el respaldo activo de toda la región: con el fin de reforzar ese apoyo, del encuentro participaron sus pares Luis Almagro, de Uruguay, país que ejerce la presidencia pro témpore del Mercosur, y Bruno Rodríguez Parrilla, de Cuba, titular pro témpore de Celac, y José Beraún Aranibar, el número dos de la diplomacia de Perú, país que encabeza este año la Unasur. Todos ellos, en declaraciones a la prensa, sostuvieron la posición argentina y asumieron el reclamo como propio.

El uruguayo Almagro destacó “la urgencia” de que se establezcan negociaciones para resolver el asunto debido a que “en este momento hay un incremento de actividades militares en las islas” y a “la explotación de los recursos naturales, minerales o energéticos que tengan las islas”. También calificó como “indebido” ese “derecho de explotación” sobre los recursos ubicados en el Atlántico Sur, “tan indebido como el que sería el derecho de secesión de una parte del territorio argentino”.

Por su parte, el cubano Bruno Rodríguez Parrilla expresó el “más firme respaldo a los legítimos derechos de la República Argentina sobre las islas Malvinas” e insistió en el “interés” de toda América latina de que ambas partes “reanuden las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva de conformidad con los pronunciamientos de Naciones Unidas”. Por último, Baraún Aranibar calificó como “legítimos” todos los reclamos de Buenos Aires y se refirió a la “voluntad única de los Estados sudamericanos y latinoamericanos de apoyo, no solamente a los derechos de la Argentina, sino a que se negocie este tema y se resuelva la disputa”.

Durante el almuerzo, Timerman agradeció a los miembros del Comité de Descolonización “el respaldo que anualmente prestan a la adopción de una resolución sobre la cuestión de las islas Malvinas, que llama al Reino Unido a reanudar las negociaciones para encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía” a la vez que reiteró el rechazo de la Argentina “al ilegítimo referéndum que realizó la población implantada en las Malvinas”.

En respuesta, el titular del Comité, el ecuatoriano Diego Morejón Pazmiño, destacó la importancia de “siempre presentar un consenso en las materias sensibles de Naciones Unidas” y calificó como “un éxito que los grupos regionales que ahora tienen fuerza política en ONU vengan así y digan lo propio haciendo consonancia de las resoluciones de Naciones Unidas”. Morejón Pazmiño sostuvo que la razón asiste a la postura argentina, ya que “si usted ve las 40 resoluciones de la ONU, ninguna habla de la autodeterminación, se habla de un tema de integridad territorial” y recordó además que hay “180 países a favor de una posición y sólo pocos en contra”.

Por la tarde fue el turno del encuentro con Ban Ki-moon, a quien se le solicitó que continúen las “gestiones de buenos oficios” que le fueran encomendadas por la Asamblea General “para contribuir a la reanudación de las negociaciones”, según informó la Cancillería. Tras la reunión, Timerman informó que el surcoreano traía noticias de que Londres “rechaza” la mesa de diálogo que exigió el organismo en todas las resoluciones de la ONU. Durante la entrevista, el argentino reiteró “la plena disposición de la Argentina para asistirlo en esta misión vigente, esperando que el Reino Unido dé cumplimiento a su obligación de dialogar para solucionar esta anacrónica situación colonial”.

Por último, el ministro de Relaciones Exteriores volvió a impugnar el “referéndum ilegal” realizado por los pobladores del archipiélago hace dos semanas argumentando que “si hay un pueblo afectado es el argentino, porque no puede ejercer la soberanía de la totalidad de su territorio”, y también volvió a denunciar “la militarización” británica en la zona de Malvinas y se quejó por la renuencia de Londres a responder acerca de si “hay armas nucleares” en el Atlántico Sur, algo que violaría de forma flagrante el tratado de Tlatelolco, que establece la “desnuclearización” de toda la región de América latina y el Caribe.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller Timerman con Ban Ki-moon y los representantes del Mercosur, Unasur y la Celac.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.