EL PAíS › EL JEFE DE GOBIERNO PORTEñO, MAURICIO MACRI, JUSTIFICó SU VIAJE A BRASIL

“Necesito unos días de descanso por año”

Macri explicó los motivos del viaje por el que la inundación en la ciudad lo encontró fuera del país. Ayer, el jefe de Gobierno buscó mostrarse activo e insistió con la necesidad de realizar obras para evitar los desastres.

Mauricio Macri salió a defender fuertemente su derecho a las vacaciones en Trancoso, Brasil, de las que volvió raudo cuando se inundó la ciudad de Buenos Aires. “Soy un servidor público y como tal necesito unos días de descanso por año”, afirmó el jefe de Gobierno en declaraciones radiales. El mandatario buscó mostrarse activo ayer: comenzó la mañana con una conferencia de prensa, se sacó fotos en las zonas de las inundaciones y lo llamó al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, para ofrecerle ayuda en las tareas de rescate en La Plata. Macri dijo que las obras públicas para evitar las inundaciones deberían ser coordinadas con el gobierno nacional y el bonaerense. Desde el kirchnerismo le contestaron con un pedido de interpelación, para que vaya a la Legislatura a dar explicaciones (ver página 14).

Promediaba una conversación en el programa de radio de Jorge Rial cuando el conductor le dijo a Macri “con cariño” que no se podía tomar vacaciones mientras esté en la función pública. Macri, de inmediato, se mostró muy ofuscado. Le dijo a Rial que no coincidía con él. Las palabras se le amontonaban en la boca para responderle. “No me tomé más que cinco días en el verano, porque teníamos alertas durante el verano. Entonces dije ‘me voy a quedar acá’”, relató Macri.

Le argumentó que cuando se va no apagan la luz en el gobierno porteño, sino que hay “todo un equipo a cargo” y “una jefa de Gobierno”, en referencia a la vicejefa María Eugenia Vidal. No pudo mencionar, en cambio, al secretario general Marcos Peña y al jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, porque ambos estaban también de vacaciones. Larreta, en París. “Soy un ser humano, tengo familia y también necesito descansar”, se victimizó Macri, muy ofuscado.

Por la mañana, el jefe de Gobierno dio una conferencia de prensa en la que dijo que “la Ciudad seguirá trabajando sin pausa para asistir a todas las personas afectadas por el grave temporal de la madrugada de ayer”. El jefe de Gobierno insistió en que las obras del arroyo Vega y el Medrano –que tenía ya preadjudicadas en 2009– las debería hacer en coordinación con el gobierno nacional y el bonaerense “para poner en marcha las obras”.

Los canales aliviadores que se debían hacer estuvieron paralizados cuatro años, hasta que el gobierno porteño consiguió que la Legislatura votara otra forma de financiamiento que no implicaba poner a la coparticipación federal como garantía. Las obras que deberían iniciar en el arroyo Vega están esperando la autorización del financiamiento del Banco Mundial. Para el Medrano, no hay aún un proyecto. Son los dos cauces que atraviesan el norte de la ciudad, y especialmente los barrios inundados.

“Vamos a seguir trabajando intensamente, hemos renovado los equipos para la emergencia, pusimos servicios adicionales de limpieza, estamos instalando volquetes y comenzamos a reparar todos los daños que esto ha provocado en el espacio público”, señaló Macri, quien intentó mostrarse activo luego de su retorno de sus vacaciones en Trancoso, Brasil. Los funcionarios porteños debieron llamarlo tres veces hasta que lo convencieron de que era conveniente que retornara. Informó que ya fueron desagotados casi todos los pasos bajo nivel en Saavedra, Núñez y Villa Urquiza. “Estamos en contacto con la Secretaría de Energía, que está trabajando con Edesur y Edenor para restablecer el suministro eléctrico lo más pronto posible”, dijo sobre la falta de electricidad que todavía sufren muchos en la ciudad de Buenos Aires.

Macri anunció también que el Banco Ciudad duplicará las líneas de crédito subsidiadas para los damnificados por las inundaciones. El jefe de Gobierno indicó que los montos se elevarán a 120 mil pesos para consorcios a través de líneas a tres años subsidiadas al 13 por ciento de interés, a 60 mil para comercios y a 40 mil para residentes domiciliarios.

En la misma conferencia, informó que estuvo en diálogo con Scioli y le ofreció ayuda de los cuerpos de emergencia porteños. También dijo que no tuvo ninguna llamada de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Y, como quien no quiere la cosa, mencionó la tragedia de Once.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, realizó ayer otra conferencia de prensa.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.