EL PAíS › LA JUSTICIA INTIMó AL GOBIERNO PORTEñO A HACER LAS OBRAS

Oídos sordos a una medida judicial

Las inundaciones en el Barrio Mitre son un tema conocido por el gobierno porteño que, por un amparo judicial de los vecinos, se comprometió ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario a hacer una obra provisoria que no realizó hasta que se resolviera el problema de fondo: la polémica en torno de la construcción del shopping Dot.

Luego de numerosos reclamos, en mayo del año pasado, los vecinos resolvieron, con el abogado Mariano Przybylski, presentar un amparo judicial contra el Gobierno de la Ciudad. En él pedían que la gestión cumpliera con “su obligación constitucional de garantizar la vivienda digna de sus ciudadanos, máxime cuando ésta ya existía y se comenzó a vulnerar debido a la no fiscalización de los funcionarios de la obra del shopping Dot”.

En septiembre pasado, los jueces de la Sala II convocaron a una audiencia al gobierno y a los vecinos, en la que la gestión de Mauricio Macri se comprometió a investigar el tema y hacer un diagnóstico de la situación en diez días.

Finalmente, recién en noviembre, el gobierno porteño presentó su informe en donde expresamente asumía su responsabilidad sobre las inundaciones en el Barrio Mitre, explicaba que la causa de éstas eran las obras mal autorizadas en la construcción del Dot y que debía repararse eso para solucionar el problema.

El 16 de diciembre, en una nueva audiencia, los funcionarios porteños se comprometieron a realizar una obra concreta, que debía demandar una semana y poco dinero y que –según sus cálculos– evitaría nuevas inundaciones hasta encontrar una solución definitiva. Se trataba de unos arreglos en los caños de desagüe bajo la calle Arias para desagotar en un piletón en el shopping Dot.

Pasaron los días, pasó todo el verano, con nuevas tormentas fuertes y, una vez más, nadie fue al Barrio Mitre a iniciar obra alguna.

Hace unos días, a mediados de marzo, y luego de los reiterados incumplimientos, los jueces de la Sala II de la Cámara intimaron al Gobierno de la Ciudad a acreditar el cumplimiento de la obra prometida en cinco días. Una vez más incumplió.

La tormenta que se desató este martes llegó sin ninguna obra que la detuviera y esta vez dejó el saldo de dos vecinos muertos.

Durante la jornada del martes por primera vez funcionarios del Gobierno de la Ciudad pisaron el Barrio Mitre. Al hablar con los vecinos les prometieron colchones y ropa para sobrellevar la situación. Una de las habitantes miró a los ojos al ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, y le dijo: “Nosotros somos trabajadores y por suerte ahora tenemos trabajo. Los colchones y la ropa nos la compramos solos. Lo que necesitamos es no inundarnos más”.

Compartir: 

Twitter
 

Al sol, lo que quedó de las fotos del álbum familiar.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.