EL PAíS › EL MINISTRO DE TRANSPORTE DE DE LA SOTA PRESENTO SU RENUNCIA

Otra baja por las coimas

Es el tercer funcionario delasotista que renuncia en los últimos días por las cámaras ocultas que revelaron el pedido de coima. Al presentar su dimisión, el ministro Dante Heredia aseguró que no cometió ningún delito.

El ministro de Transporte de la provincia de Córdoba, Dante Heredia, presentó su renuncia “indeclinable” y se puso a disposición de la Justicia para ser investigado por los hechos de corrupción ocurridos en la cartera. Los delitos –incluyen pago de coimas y negociaciones para sobrefacturar servicios a costa del Estado– ya habían alejado de sus cargos al titular de la concesionaria de los peajes Camino de las Sierras, Ramón Sánchez, y al subsecretario de Servicios Públicos, Martín Aráoz. “No he cometido ningún delito”, afirmó Heredia, y denunció “una persecución política” contra su persona y el gobierno de José Manuel de la Sota. El caso, que está en manos del fiscal Gustavo Marchetti, fue impulsado por el Frente Cívico y Social. El legislador juecista Ricardo Fonseca consideró que se “ratifica la certeza de la denuncia penal que se hizo contra la figura del ministro”.

El domingo pasado trascendieron imágenes de funcionarios del área de transporte cordobés incurriendo en hechos de corrupción y a lo largo de la semana se suscitaron varias renuncias en el ministerio. La oposición solicitó la dimisión de su titular, Dante Heredia, pero éste y el gobernador De la Sota ratificaron ante la Legislatura provincial su mantenimiento en el cargo. No obstante, cuando la denuncia comenzó a avanzar en su trámite judicial, Heredia decidió dar un paso al costado.

“La decisión de presentar mi renuncia es con carácter indeclinable, para ponerme a disposición y colaborar con la Justicia, en la investigación de los hechos en los que se me alude y que son de público conocimiento”, detalló al abandonar su cargo. Agradeció al Ejecutivo provincial “la confianza dispensada” en su persona al ratificarlo en el cargo, aunque aseguró no haber “cometido ningún delito”. “Estamos frente a una persecución política en mi contra y en contra del gobierno –opinó–, no voy a permitir que perjudique al gobierno del que honrosamente formé parte.”

El caso se hizo público cuando el programa ADN del canal de la Universidad Nacional de Córdoba emitió cámaras ocultas exponiendo los hechos de corrupción. Ramón Sánchez, titular de la empresa estatal que controla los peajes de la Red de Accesos a Córdoba, apareció en un video cobrándole una coima a un operario, al que le habría dado empleo. En otra cámara, se vio al subsecretario Martín Aráoz –dirigente de la Seccional 11 del justicialismo– armando un negocio de sobreprecios con Sandra Abud, propietaria de la empresa de servicios de limpieza D-Sinfecta. Sánchez y Aráoz renunciaron una vez erradicadas en la Justicia las denuncias. Ahora se suma la dimisión de Heredia, hombre del círculo íntimo de De la Sota.

“Ratifica las sospechas que tenía el Frente Cívico y la certeza de la denuncia penal que se hizo contra la figura del ministro”, opinó el legislador Fonseca. “Expresa la decisión del gobernador De la Sota de sacar a un funcionario que estaba sospechado y que disparaba haca arriba –concluyó–, como jefe de una asociación ilícita destinada a manejar espuriamente el gasto público de la provincia perjudicando el erario.”

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, con problemas por las revelaciones de coimas.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.