EL PAíS

Satisfecho con lo resuelto

“En algún momento la Justicia tenía que frenar toda esa locura”, celebró el ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Pablo Schoklender, tras la resolución de la Sala I de la Cámara Federal porteña, que anuló su procesamiento y el de otros 43 imputados por el supuesto desvío de fondos públicos en el marco del programa de construcción de viviendas Sueños Compartidos. Aclaró que los camaristas federales Eduardo Farah y Jorge Ballestero no son “amigos suyos ni de los 50 o 60 imputados”, y consideró que el juez Norberto Oyarbide –ahora desplazado de la causa– tendría “problemas personales y mentales” que lo llevaron a “instalar una sensación en los medios y la opinión pública” con el fin de sustentar la existencia de los delitos denunciados públicamente.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.