EL PAíS › EN LA CAPITAL FEDERAL LOS CANDIDATOS DEL PRO SACARON MáS VOTOS, PERO COMO ESPACIO GANó UNEN

Todos tuvieron algún motivo para festejar

Los kirchneristas Daniel Filmus y Juan Cabandié salieron segundos. En la interna de Unen, Elisa Carrió se impuso en diputados y Pino Solanas ganó a senador. También consiguieron el pase a octubre el FIT, Autodeterminación y Libertad, Camino Popular y Compromiso Federal.

 Por Santiago Rodríguez

Las primarias en la ciudad de Buenos Aires arrojaron un resultado difícil de descifrar que va a terminar de quedar claro el próximo 27 de octubre, cuando los porteños vuelvan a las urnas para elegir a sus representantes en el Congreso. Los candidatos del PRO fueron los que más votos obtuvieron a nivel individual y en segundo lugar quedaron los del Frente para la Victoria. Aun cuando lo hayan presentado como un triunfo, en el espacio liderado por Mauricio Macri no tienen mucho para festejar: sacaron menos de lo esperado y perdieron con Unen –la alianza de radicales, socialistas y afines–, que en la sumatoria de las cuatro listas internas que se presentaron a la elección se llevó el triunfo tanto para el Senado como para Diputados.

De las trece espacios que se presentaron a la elección de ayer en la Capital Federal, sólo siete consiguieron superar el corte del 1,5 por ciento que establece la ley electoral para participar de la instancia final dentro de dos meses.

Entre los candidatos a senadores ganó Gabriela Michetti, que en el recuento de los votos se llevó el 31,44 por ciento. La siguió el kirchnerista Daniel Filmus, con el 19,79 por ciento, y tercero terminó Pino Solanas, con el 13,26 por ciento.

El rabino Sergio Bergman fue primero entre los postulantes a diputados, con el 27,59 por ciento de los sufragios. Segundo salió el candidato del Frente para la Victoria Juan Cabandié, que consiguió el voto del 18,92 por ciento de los porteños. Con el 17,26 por ciento de los votos, la misma Elisa Carrió, que hace dos años sacó un magro 1,8 por ciento como candidata a presidenta, esta vez se ubicó tercera. Más atrás en la tabla de posiciones el Frente de Izquierda y de los Trabajadores logró el 4,16 por ciento y superó con holgura el corte eliminatorio para las generales. También consiguieron ese cometido Autodeterminación y Libertad, con 3,29 por ciento; Camino Popular, con 2,16 por ciento; y Compromiso Federal, con 2,07 por ciento.

Michetti sumó casi los mismos votos de los que ella misma sacó en 2009, cuando obtuvo la banca en la Cámara baja que dejará en diciembre y como entonces no pudo siquiera igualar los 34 puntos que el jefe de Gobierno obtuvo en el 2015 como candidato a diputado. La ex vicejefa quedó a las puertas del Senado y le dio a Macri un triunfo que el jefe de gobierno necesita para mantener vivo su sueño presidencial. Salir primera era también necesario para sus aspiraciones de suceder al jefe de gobierno en 2015, cuando termine su mandato. No está afuera de esa carrera, en la que compite con Horacio Rodríguez Larreta y ahora también con María Eugenia Vidal, pero quedará en una mejor posición de largada si consigue mejorar dentro de dos meses.

El rabino Sergio Bergman no se salvó de la tijera y sacó cuatro puntos menos que Michetti. La diferencia entre ambos tuvo el correlato que adelantaban los sondeos: un corte que dejó a Solanas a una distancia similar por debajo de Carrió.

Lo que empañó la elección para el PRO no fue el corte de boleta en desmedro de su candidato a diputado, sino la derrota a manos de Unen. Las cuatro listas de la alianza que armaron el radicalismo, el socialismo, la Coalición Cívica, Libres del Sur y Podes sumaron en la categoría a Diputados el 35,67 por ciento de los votos y aventajó por ocho puntos al partido que conduce Macri. La diferencia fue mucho menor a un punto en Senadores: 31,87 por ciento de Unen contra 31,26 por ciento del macrismo.

En el festejo en el bunker del PRO, Macri agradeció el apoyo de los porteños, pero los llamó a reforzar el respaldo en las legislativas. “Esto recién comienza, en octubre necesitamos que nos vuelvan a apoyar y a ratificar la confianza”. La derrota pasó a estar en los cálculos del PRO.

La gran ganadora de la interna de Unen fue Carrió, que se llevó casi la mitad de los votos de ese espacio a diputados: sacó el 48,49 por ciento. En su boleta para octubre irá también Martín Lousteau, el precandidato de la línea Sumá+, que consiguió el 35,89. Ricardo Gil Lavedra fue el gran perdedor de la jornada y no podrá renovar su banca en la Cámara baja, donde preside el bloque de la UCR: sumó apenas el 12,86 por ciento, lejos del piso del 22 por ciento que habían acordado en Unen como requisito para estar en las listas para las legislativas. Con el 2,76 por ciento de los votos de ese espacio, afuera quedó también Leandro Illia.

En la competencia interna por el Senado, a Pino Solanas, que sacó el 41,34 por ciento de los votos de ese espacio, le siguió Rodolfo Terragno, con 32,77 por ciento. Alfonso Prat-Gay, con 23,84 por ciento, duplicó lo que su socio Gil Lavedra sacó para Diputados, pero aún así quedó en un lejano tercer puesto.

La elección del Frente para la Victoria fue pareja y el corte de boleta –en desmedro de Cabanbié– no llegó a un punto. Sobre 13 bancas que este años se renuevan en la ciudad, el kirchnerismo sólo pone en juego la única que hace cuatro años obtuvo Carlos Heller. Con los votos que obtuvo ayer, el oficialismo triplicaría la cosecha de bancas de 2009: entrarían Cabandié, Liliana Mazure y el propio Heller, que va por su reelección. En la carrera hacia octubre Filmus parte en el segundo lugar de la grilla, pero la posición en que verá la bandera a cuadros dependerá de cómo se reconfigure el electorado de Unen: una cosa será si todos los votos de ese espacio van para Solanas y otra muy distinta si se atomizan. En ese caso, las chances del senador K de seguir otros seis años en la Cámara baja crecen. Ahí pondrán el eje de campaña de ahora en más los candidatos de Unen. “La capital debe definir si quiere que su senador sea el representante del gobierno nacional, Daniel Filmus, o este viejo luchador de causas nacionales, que es Solanas”, planteó ayer mismo Carrió.

Lejos quedó aquel día en que Juan Carlos Blumberg llenó la Plaza Lavalle: ayer fue de candidato de la lista Seguridad y Justicia para Todos de la alianza El Movimiento y no llegó siquiera al 0,5 por ciento del total de los votos emitidos. El judicial Julio Piumato, cabeza de lista a diputados del Movimiento Unidad del Trabajo y la Producción, sacó el 0,69 por ciento y tampoco pasó la clasificación. Alejandro Bodart llegó al 1,35 por ciento; estuvo mucho más cerca del milagro, pero también se quedó afuera. Todos ellos y los candidatos del Movimiento al socialismo, del Partido Fe –que al tope de sus listas llevaba a Alicia Oliveira y Carlos Campolongo–- y el Partido Federal verán las legislativas del próximo 27 de octubre desde su casa.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.