EL PAíS › INFORME SOBRE LA PUBLICIDAD OFICIAL DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD

Una herramienta electoral

En documentos internos de la gestión PRO señalan como objetivos de la campaña publicitaria: “Construir el posicionamiento nacional de Macri”. Se destinaron cuatro mil pesos para la carrera de Miguel y más de 400 mil para una actividad deportiva privada.

 Por Werner Pertot

La carrera de Miguel es un maratón que se corre todos los años en memoria del deportista desaparecido Miguel Sánchez. La competencia X-Fighters Red Bull es una competencia privada de Motocross. En la carrera de Miguel el gobierno porteño gastó cuatro mil pesos. A difundir el evento privado de motocross la gestión de Mauricio Macri destinó más de 400 mil. Este es sólo un dato del informe de la legisladora de la Coalición Cívica-ARI Rocío Sánchez Andía que se titula “Uso y abuso de la publicidad oficial”.

La diputada advirtió que Macri utilizó ya 35 millones de pesos en diversas campañas que tienen fines proselitistas. En respaldo de su denuncia, citó documentos de trabajo del gobierno macrista en los que indican como objetivo de las campañas pagadas con fondos públicos el “posicionamiento de Macri a nivel nacional”.

Sánchez Andía viene trabajando hace años en monitorear la gestión PRO y su uso de la pauta publicitaria, desde que Macri vetó la ley que iba a regular la publicidad oficial de la Ciudad. La diputada de la CC-ARI había denunciado penalmente al secretario de Comunicación Social, Gregorio Centurión (luego fallecido), y a otros empleados de esa repartición por un presunto caso de corrupción con el dinero publicitario.

En su informe actual, Sánchez Andía indica que el gobierno de Macri destinó 35.558.378 pesos a diferentes campañas de difusión que tenían, en definitiva, fines proselitistas. La diputada citó documentación oficial que muestra que esos fondos fueron para imágenes, filmaciones y audios de la figura del jefe de Gobierno que se difunden casualmente al mismo tiempo de la campaña del PRO con el lema “En todo estás vos”.

En la denuncia que presentó junto a Hernán Reyes, indica que “del análisis de los documentos que nos brindan en la respuesta a un pedido de informes surge que en un total de 14 campañas publicitarias que se realizaron desde la Ciudad sus objetivos eran claramente políticos”. Son documentos de trabajo internos de la gestión PRO, que señalan como objetivos de la campaña: “Construir el posicionamiento nacional de MM” o “Construir el posicionamiento de MM en el área social”. “MM” no es el gobierno, es Mauricio Macri.

Los programas incluyen algunos que ya fueron cuestionados judicialmente por incluir imágenes electorales, como “Historias para creer”, y otras como “Parientes” –que tiene entre sus objetivos el posicionamiento político de Macri–, “vacaciones de invierno”, etcétera. En total, suman 35 millones. Sánchez Andía dio algunos ejemplos de lo que representa ese dinero: “El dinero que gastó Macri en dos meses es el equivalente a más de seis veces el presupuesto de la Secretaría de Hábitat para obras en villas y asentamientos; superó en 10 millones el gasto del programa Pro Sur Hábitat en villas y utilizó más que todo el dinero que el Ministerio de Desarrollo Social o el Ministerio de Cultura tienen para gastar en obras durante 2013, o el presupuesto para poner en condiciones todas las sedes comunales de la Ciudad”, enumeró.

Sánchez Andía advirtió que las publicidades que el gobierno porteño hace en otras provincias (como una forma de fomentar el turismo) invitan a conocer la página personal de Macri. “Los funcionarios utilizan la necesidad de promocionar el turismo en la Ciudad, pero en el medio de esto intercalan publicidad electoral a favor del jefe de Gobierno”, indicó Sánchez Andía. En la misma denuncia cuestionaron la licitación con la que contrataron a la empresa Latin American Comunication “por un total de 80 millones de pesos para la colocación de publicidad gráfica estática en las 24 provincias del país. En esta licitación, el PRO otorgó un contrato que finaliza en el año 2015, junto con la campaña presidencial, por una cifra millonaria destinada a financiar sólo un soporte comunicacional sin especificar cuáles son las razones y objetivos que justifican tamaño desembolso de gasto”.

“Macri utiliza al Gobierno de la Ciudad como su comité de campaña y todos los años utiliza la publicidad oficial para hacer la propaganda del PRO –resaltó la legisladora–. En este año electoral, utilizaron un presupuesto obsceno en una sola campaña con el solo fin de hacer proselitismo. Esto es un claro ejemplo del uso que hace Macri del dinero de los porteños, no se invierte en las prioridades de la Ciudad, sino que se usa para hacer campaña.”

Compartir: 

Twitter

Mauricio Macri durante un acto con jóvenes realizado en mayo.
Imagen: GCBA
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.