EL PAíS

Policías avergonzados

“Pedimos disculpas y nos sentimos avergonzados”, manifestó como un mea culpa el nuevo jefe de la policía cordobesa, Julio César Suárez, tras el amotinamiento de los uniformados que facilitó los vandálicos saqueos del 3 y 4 de diciembre en la ciudad de Córdoba y desató similares protestas policiales en otras provincias. El comisario también reconoció que “la sociedad está enojada con la policía y tenemos que hacer autocrítica. Si no, no vamos a poder arrancar. Queremos pedir disculpas a la sociedad por lo que pasó”. También aseguró que “no puede volver a repetirse este problema” y se mostró optimista frente a los malos presagios sobre el próximo 20 de diciembre. En tanto, un grupo de abogados cordobeses presentó una denuncia penal ante la Justicia federal por la posible comisión de los delitos de “sedición” e “incumplimiento de los deberes de funcionario público” por quienes protagonizaron el conflicto policial en la provincia. “Esta rebelión policial de Córdoba fue la primera de una serie que se sucedió con posterioridad con otras policías de la mayoría de las provincias argentinas, con contenidos y resultados prácticamente idénticos”, sostiene el escrito del grupo de abogados que encabezó Horacio Viqueira, titular del Frente Grande provincial y directivo de la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea). En ese marco, la denuncia considera que el accionar policial “configuró un verdadero alzamiento en armas”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.