EL PAíS › MAURICIO MACRI INICIO EL AÑO LEGISLATIVO EN MEDIO DEL CONFLICTO POR LAS VACANTES

“No politizar la educación”

Ayer por la mañana el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, realizó la apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura de la Ciudad para 2014. Se mostró acompañado por todo su gabinete y militantes, quienes al grito de “se siente, se siente, Mauricio presidente” brindaron el clima ideal para que el mandatario aproveche a posicionarse de cara a las elecciones presidenciales del 2015. En un discurso que comenzó pasadas las nueve de la mañana y duró menos de treinta minutos, y del cual leyó la mayor parte, Macri reclamó “construir una visión política a largo plazo” y afirmó estar dispuesto a trabajar con el gobierno nacional. Para referirse a la falta de vacantes en las escuelas públicas de la Ciudad, lejos de admitir las fallas del nuevo sistema de inscripción online, afirmó que este procedimiento sirvió para “sacar a la luz” problemas que ya existían. Sostuvo que “este sistema moderno, que se va a ir perfeccionando año tras año” mostró “dónde estamos parados y hacia dónde tenemos que ir”. Pidió “no politizar la educación” y asumir, en cambio, este tema como “una política de Estado”.

En el marco de un duro cuestionamiento de la comunidad de padres y docentes porteños al Gobierno de la Ciudad por la implementación de aulas container como solución a la falta de vacantes, Macri señaló que es “uno de los grandes desafíos como política de Estado” y aseguró que la educación es “prioridad absoluta” en su gestión. El jefe del PRO señaló que se superó el número de inscriptos en las escuelas públicas: “Con todo lo que hicimos, logramos tener el reconocimiento de la gente, y por eso somos el único distrito del país donde la matrícula de educación de la gestión estatal creció más que la de la gestión privada”.

Siguiendo en esta línea, remarcó una cobertura total para la demanda de vacantes de cuatro y cinco años y sostuvo que su gestión está “en camino de hacer lo mismo para las salas de tres para el próximo año”. Antes de finalizar, también propuso poner en debate la creación del Instituto de Calidad y Equidad Educativa, política que es resistida por los docentes, quienes creen que de esta manera se busca instalar “un ranking entre escuelas”. “Insisto, no tengamos miedo a poner el statu quo en crisis; cambiar es crecer, y crecer es adaptarse a las nuevas realidades. No hagamos a nuestros hijos esclavos de nuestros miedos y ambiciones cortoplacistas”, agregó el funcionario.

Desde el PRO dejaron claro que se trata de un año en el que su jefe intentará proyectarse a nivel nacional. A través de un comunicado, señalaron que Macri “hizo la mejor gestión del último medio siglo en la Ciudad y podría replicarla en todo el país a partir de 2015. Tenemos la certeza de que es el dirigente más coherente y mejor preparado para conducir el país hacia un futuro de progreso, igualdad e innovación”.

En la oposición, la reacción fue otra. Las críticas se centraron en los problemas de educación y salud, y también sobre la crisis habitacional, ya que en medio del conflicto por la toma de tierras en Lugano, no hubo mención a posibles soluciones a los problemas de vivienda.

El legislador porteño del FpV, Jorge Taiana, opinó que el discurso de Macri fue “superficial y poco realista” y advirtió que el jefe de Gobierno hizo referencia a una “Ciudad sin problemas”, y nada dijo de la “Buenos Aires sumergida que vive en condiciones muy deficitarias de vivienda, salud y educación”. También desde el Frente para la Victoria, la diputada Gabriela Alegre señaló que “llamó la atención que no mencionara ni se hiciera cargo de los problemas de vivienda que viven los sectores más postergados. Habló sólo de una gestión para ricos”.

“Macri esconde las enormes carencias sobre educación y salud. Su autocrítica fue nula.” Así lo afirmaron en un comunicado legisladores de Coalición Cívica ARI en Unen, quienes aseguran que Mauricio Macri realizó un “balance parcial que esconde las enormes carencias de la Ciudad en materia de educación y salud”. El diputado nacional Fernando Sánchez y los legisladores porteños Maximiliano Ferraro y Paula Oliveto señalaron que Macri “hace mención a las escuelas con techos verdes, pero no dijo una palabra sobre las aulas container. El de Macri fue un discurso de campaña presidencial en el que nada se dijo de las políticas para la Ciudad en 2014”.

Por Nuevo Encuentro, el diputado José Luis Campagnoli opinó que Macri “olvidó los problemas de la Ciudad” y sólo se dedicó a “lanzar su candidatura para 2015”. Y agregó: “Lejos de abordar el grave problema que atraviesa la educación pública, optó por destacar el sistema de inscripción online, que ha fracasado a todas luces. No se da cuenta o se hace el distraído, pero el inicio del ciclo lectivo será caótico por el descalabro que ellos mismos han generado en el sistema público de educación de la Ciudad”.

La legisladora Susana Rinaldi, del Frente Progresista Popular, señaló que cuando el jefe porteño dijo que “la Ciudad va a tener contenedores más modernos y más limpios” sintió la “desesperación de no saber si hablaba de basura o de infraestructura escolar”.

Compartir: 

Twitter
 

Macri dijo que “el moderno” sistema de inscripción online sirvió para “sacar a la luz” problemas que ya existían.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.