EL PAíS › EN LA PARITARIA DOCENTE PORTEÑA SE ACERCARON POSICIONES, PERO NO HUBO ACUERDO

Arranque con paro en la Ciudad

Si bien los docentes se mostraron conformes con el 31 por ciento de aumento ofrecido, criticaron los plazos de pago y la falta de vacantes. La UTE convocó a un paro para el 5 y 6 de marzo, en línea con una propuesta que analiza la Ctera a nivel nacional.

La paritaria docente porteña sigue en suspenso. En la cuarta reunión con los maestros, el Gobierno de la Ciudad propuso ayer a los 17 sindicatos un aumento del 44 por ciento en el sueldo inicial y una suba del 31 para las demás categorías. También agregó una cifra de 100 pesos bajo el concepto de “material didáctico”. Mientras algunos gremios continúan analizando el ofrecimiento, la UTE y UDA ya lo rechazaron debido a que el incremento sería efectivo recién a partir de septiembre y, además, no soluciona el problema de la falta de vacantes en las escuelas. Por ese motivo, UTE convocó a un paro para el 5 y el 6 de marzo. La Ctera a nivel nacional analiza una posible medida para esos dos días, aunque todo está supeditado a la reunión paritaria del lunes.

Con la nueva propuesta, el salario inicial de un docente –que actualmente es de 4200 pesos– pasaría a ser de 5150 con el sueldo de marzo (a cobrarse en abril) y llegaría a 6150 a partir de septiembre. Precisamente, son estos plazos los que aún no convencen a los gremios, que reclaman un aumento efectivo dentro de los primeros seis meses del año y a partir del sueldo de febrero.

“Hay claroscuros, el aumento no es dentro del primer trimestre, la decisión la tienen que tomar los docentes”, afirmó el titular de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, inmediatamente después de la reunión con las autoridades porteñas. “Ni se acerca ni se aleja de nuestras pretensiones”, agregó el titular del gremio ceterista.

La nueva propuesta del gobierno de Mauricio Macri tenía más chances de ser aprobada que el 25 por ciento anterior, sobre todo porque se ubicaba en línea con los aumentos acordados en Santa Fe y en Córdoba, dos antecedentes que los maestros porteños señalaban como argumento al momento de reclamar una mejor propuesta. Así lo dejó entrever el secretario general de los docentes de la Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) Capital, Héctor Cova, tras la reunión. “Estamos evaluando la oferta del gobierno. Creemos que llegaremos a un acuerdo, ya que estos números son similares a los que se acordaron en las provincias de Córdoba y Santa Fe”, aseguró.

No obstante, la Unión de Docentes Argentinos (UDA) fue la primera en rechazarlo. El secretario general del gremio, Gustavo Frutto, consideró que el aumento ofrecido es “discriminatorio” para los profesores de las escuelas media y superior. Además, adelantó que ya se analizan medidas de fuerza ante el comienzo de las clases.

Para la UDA Capital, el incremento “es de entre 25 y 31 por ciento, de acuerdo con el cargo o cantidad de horas cátedra que se posea y se otorgaría en dos etapas”. Sin embargo, Frutto señaló que “hay cargos que van a cobrar un porcentaje muy inferior a otros” y remarcó que “los más perjudicados” son los docentes de la educación media, técnica y superior, “sobre todo, aquellos que trabajan más de 35 horas cátedra y los que tienen más de dos cargos”. “A más horas, es menor el porcentaje”, puntualizó.

Tras la reunión en el Ministerio de Educación porteño, López se dirigió al plenario de delegados de UTE, donde puso en debate la nueva propuesta oficial. Si bien estuvieron de acuerdo con la cifra ofrecida, no convenció el plazo hasta septiembre. Allí, los gremialistas remarcaron también su enojo por las complicaciones por la falta de vacantes en las escuelas porteñas causadas por el sistema de inscripción on line implementado por el ministro Esteban Bullrich.

“La postura mayoritaria de los delegados de UTE es rechazar la propuesta porque muchos quieren incluir el compromiso del gobierno porteño de que no haya ningún niño de la Ciudad sin vacantes en las escuelas”, afirmaron desde el gremio. Por ese motivo, tras el paro de 48 horas convocado por el gremio para el 5 de marzo, los docentes de UTE arrancarán las clases el viernes 7 con la lectura “de un documento para revalorizar la escuela pública”.

Hasta ayer, el resto de los sindicatos docentes porteños continuaba analizando la nueva propuesta oficial y aún no se descarta que haya más medidas de fuerza ante el inicio de clases.

Compartir: 

Twitter
 

El plenario de delegados de la UTE discutió la propuesta y no hubo consenso respecto del plazo de pago.
Imagen: Jorge Larrosa
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.