EL PAíS › EL SENADOR RADICAL GERARDO ZAMORA JURO COMO PRESIDENTE PROVISIONAL DEL SENADO

Un aliado para encabezar la Cámara alta

Reemplazará a la peronista Beatriz Rojkés de Alperovich. Su nombramiento obtuvo 57 votos a favor y 12 en contra. Se opuso el radicalismo. El jefe de la bancada K, Miguel Angel Pichetto, reconoció el aporte de Zamora “a la construcción de mayorías en ambas cámaras”.

 Por Sebastian Abrevaya

El senador y ex gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, se convirtió formalmente ayer en presidente provisional del Senado. La decisión de la presidenta Cristina Fernández de colocar un dirigente de origen radical como segundo en la línea sucesoria había tomado por sorpresa a los integrantes del bloque oficialista que preside Miguel Pichetto, que se enteraron este jueves del reemplazo de la peronista tucumana Beatriz Rojkés de Alperovich. “Quiero agradecer a la Presidenta, a los senadores que han apoyado esta decisión del Ejecutivo y a los santiagueños, porque si no fuera por ellos no estaría yo aquí. Espero responder con la misma confianza y trabajo para ayudar al país desde este cargo que me llena de honor”, señaló Zamora al terminar la sesión preparatoria, en la que se aprobó su nombramiento por 57 votos a favor y 12 en contra (de la UCR y una aliada).

En los pasillos del Senado continuaba ayer cierto descontento con la decisión del Poder Ejecutivo, que prefirió reforzar la política de alianzas del Frente para la Victoria y darle un lugar de relevancia institucional a un dirigente que no proviene del PJ. De hecho, el peronismo ocupaba ese cargo desde el 10 de diciembre de 2001. “Yo soy radical. Con algunos problemas de expulsión como muchos radicales. Pero no me voy a afiliar a ningún otro partido. Eso no quiere decir que no comparta con mucha fuerza este proyecto que iniciara Néstor Kirchner y que continúa Cristina Fernández de Kirchner”, respondió ayer Zamora al ser consultado por su pertenencia partidaria.

Más allá de los rumores sobre el malestar, en la sesión de ayer el bloque comandado por Pichetto acompañó sin fisuras la propuesta emanada de la Presidenta. “Los cargos que están en la línea sucesoria tienen que ver con la decisión del Poder Ejecutivo y como siempre hemos hecho desde este bloque, hemos apoyado y fortalecido las propuestas de la presidenta de la Nación”, explicó el jefe de la bancada oficialista, quien reconoció la tarea realizada por la senadora Rojkés, esposa del gobernador tucumano José Alperovich. En su exposición, Pichetto destacó que Zamora “ha sido parte de la voluntad de esta propuesta política” y remarcó su trayectoria como gobernador. Por último, le reconoció su “aporte a la construcción de mayorías en ambas cámaras”. El santiagueño le aporta al oficialismo tres senadores y seis diputados nacionales.

Zamora fue secretario general de la Franja Morada de Santiago del Estero, donde se recibió de abogado. Luego fue diputado provincial, intendente de la capital y fundador del Frente Cívico por Santiago, que nuclea a radicales, peronistas y fuerzas locales. Gobernó la provincia desde su intervención federal, en 2005, hasta el año pasado, cuando la Corte Suprema impidió su postulación por un tercer mandato. En cambio, se presentó su esposa, Claudia Ledesma, que ganó con el 65 por ciento de los votos. El se postuló como senador suplente y quien encabezaba la lista, Daniel Brue, renunció para dejarle su lugar. Desde 2007 formó parte del grupo de gobernadores e intendentes radicales que integraron la Concertación Plural, que entonces encabezaba Julio Cobos. “Algunos quizá cambiaron de idea, en el caso mío no”, dijo ayer el ex gobernador, al ratificar su respaldo al gobierno nacional.

La voz disidente en el Senado corrió por cuenta del jefe del bloque de senadores radicales, Gerardo Morales: “Nosotros como partido político tenemos temas irresueltos con el senador Zamora. Su actitud ha sido una actitud indigna y antiética que no podemos convalidar. Por el agravio que importa a la UCR y a cientos de hombres y mujeres que siguen levantando las banderas de la UCR es que vamos a votar en contra”, aseguró Morales, quien le recriminó el apoyo brindado por el partido al ex gobernador en su primera campaña electoral y le reclamó que le devuelva la sede partidaria al intervenido radicalismo santiagueño. Desde la UCR nacional interpretaron la definición presidencial como producto del “fin de ciclo” y de la desconfianza de CFK en el PJ de cara a los dos últimos años de su mandato.

“Mi respuesta es un silencio respetuoso porque yo voy a opinar del radicalismo santiagueño nada más, al cual pertenezco, que me apoya en un 95 por ciento y que forma parte de la gestión de gobierno”, replicó, diplomático, el nuevo presidente provisional.

El resto de los bloques opositores acompañó la propuesta del bloque mayoritario, como es costumbre en la Cámara alta. Tanto el FAP como el peronismo disidente, así como el PRO y el movimiento popular neuquino, respetaron esa tradición. El Frente Cívico y Social catamarqueño, un aliado habitual de la UCR, votó dividido. Su presidente, el ex gobernador Oscar Castillo, votó a favor, mientras que la senadora Blanca Monllau acompañó la postura radical. Como nota aparte, también votó a favor el ex presidente Carlos Menem, que hace casi dos años no asomaba por una sesión del Senado.

Las resistencias principales, que venían por parte del oficialismo, finalmente nunca vieron la luz. “Siempre la política del frentismo nos acompañó. No hay que pensar que no se puede seguir convergiendo por el fracaso de un traidor. La política es plural, la propuesta es plural. Gerardo Zamora ha dado muestras acabadas de ser un señor, un hombre muy serio, un gobernador exitoso, absolutamente responsable y muy querido en su provincia. A mí me llena de orgullo haberlo votado”, aseguró el senador Aníbal Fernández. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, asistió el jueves a la Cámara alta para reunirse con los senadores y ratificar personalmente la decisión del Ejecutivo de designarlo a Zamora. Cristina Fernández habló telefónicamente con Rojkés y también con el santiagueño. Ayer, en su conferencia de prensa habitual, Capitanich defendió públicamente a Zamora, “dadas sus cualidades políticas e intelectuales y sus pergaminos desde el punto de vista político, (para que) pueda desempeñar cabalmente las funciones, con patriotismo y la voluntad de contribuir a los objetivos y metas del Gobierno”.

En este contexto, el flamante presidente provisional del Senado debutará hoy en el cargo, cuando se siente junto a Amado Boudou, Julián Domínguez y CFK en la inauguración del período de sesiones ordinarias 2014.

Compartir: 

Twitter
 

Gerardo Zamora forma parte desde 2007 del grupo de radicales que integran la Concertación Plural.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.