EL PAIS › LOS BONAERENSES NO TENDRAN CLASE HASTA EL MARTES, CUANDO SE RETOME LA NEGOCIACION

Otras 48 horas de paro docente

Los gremios Suteba y FEB anunciaron que seguirán las medidas de fuerza hasta que el gobierno de Scioli haga “una propuesta sustancialmente superadora”. Ofrecieron un 25,5 por ciento en tres cuotas y piden un 35.

Mientras la paritaria docente a nivel nacional sigue en suspenso y rige la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, en la provincia de Buenos Aires los gremios mayoritarios anticiparon que el paro de 72 horas que terminó ayer continuará con otras 48 horas al comenzar la próxima semana. El gobierno de Daniel Scioli convocó para el martes a Suteba y a la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), que aceptaron retomar la negociación, aunque no levantaron la medida de fuerza. En distritos como Capital Federal y varias provincias, en cambio, ayer se concretó el primer día de clases del año lectivo.

Luego del paro nacional de 48 horas convocado por Ctera, el gremio más representativo de los maestros, los chicos volvieron a las aulas en provincias como Santa Fe, Córdoba, Catamarca y la Ciudad de Buenos Aires. Según los referentes sindicales, la medida contó con un “altísimo acatamiento”, además de movilizaciones en distintos puntos del país. Con el aumento del 22 por ciento decretado uniltateralmente y la conciliación obligatoria dictada, el próximo miércoles habrá una nueva reunión con las autoridades nacionales para ver si se logran acercar posiciones.

De todas maneras, el caso más conflictivo es el bonaerense, donde terminó la semana sin que las escuelas volvieran a funcionar. La negociación salarial entre los maestros y el gobierno bonaerense continuará el próximo martes por la tarde, tras una nueva convocatoria de la administración provincial. A pesar del llamado, FEB y Suteba ratificaron el paro por otras 48 horas para lunes y martes, aunque aclararon que asistirán a la reunión.

A pesar de la actitud gremial, el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, sostuvo que es “optimista” sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo y convocó ayer a un nuevo encuentro paritario en la sede de la cartera para continuar con la negociación en la provincia. “No puedo anticipar la estrategia de negociación de la Provincia, pero puedo dar absoluta seguridad de que continuamos el diálogo y de que estamos tratando de llegar a una solución”, aseguró Cuartango, que se reunirá con los maestros el martes a las 17 en la Subsecretaría de la Negociación Colectiva del Sector Público del ministerio.

En la misma línea, el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez, aseguró que esperan “llegar a un acuerdo con los representantes gremiales” en la nueva convocatoria. Pérez propuso que hasta tanto se realice este encuentro, las clases comiencen el próximo lunes, algo que los gremios ya descartaron.

La FEB y el ceterista Suteba, ambos dentro del Frente Gremial Docente Bonaerense (FGD), ratificaron “la continuidad del plan de lucha que fuera votado por las asambleas de las diferentes entidades”. Las medidas de fuerza se darán “hasta tanto no exista una oferta salarial oficial que pueda ser puesta a consideración de los docentes”. “Esta nueva convocatoria del gobierno es el resultado de la lucha constante y de la unidad de todos los docentes –sostuvieron desde el frente– por la defensa irrestricta de un salario digno y de mejores condiciones para enseñar y aprender.”

Los gremios esperan “una propuesta sustancialmente superadora de la realizada, que fuera rechazada en dos oportunidades por resultar insuficiente y no contemplar ninguno de los pedidos del sector”. La última vez que los gremios y los funcionarios del gobierno de Scioli se vieron cara a cara fue el martes pasado. En ese momento, la propuesta volvió a ser un aumento salarial del 25,5 por ciento en tres tramos (marzo, agosto y diciembre). Casi 10 puntos por debajo del 35 por ciento que reclaman los docentes provinciales.

Por otra parte, el inicio del ciclo lectivo en la Ciudad de Buenos Aires no evitó que los reclamos continuaran. En un escrito, la Multisectorial “Ningún niño/a sin vacante” sostuvo que el gobierno de Mauricio Macri “no ha tenido la más mínima intención de subsanar los inconvenientes” causados por el sistema de inscripción online. Según señala el documento, este problema “deriva en la expulsión de gran cantidad de niños, niñas y jóvenes hacia las escuelas privadas y en la expulsión lisa y llana del sistema educativo de los chicos que provienen de familias que no cuentan con los recursos para pagar escuelas privadas”. Además, la multisectorial expresó su rechazo “a las aulas containers y a las aulas pasillo” y demandó en cambio “la puesta a disposición de edificios ociosos y/o el alquiler de edificios”.

En este marco, el juez en lo Contencioso Administrativo porteño Guillermo Scheibler dictó una medida cautelar ordenando al gobierno porteño que les dé lugar a siete niños. Macri tendrá tres días para tramitar esa asignación, luego de un amparo presentado por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), el sindicato de base de Ctera en la Capital Federal.

El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, desestimó el paro realizado por los docentes y lo calificó de “puramente político”. El funcionario porteño afirmó que “más de la mitad de las escuelas” estuvieron abiertas y se mostró confiado en que “no habrá” próximas medidas de fuerza. La cifra ofrecida por el gobierno porteño alcanzó un aumento del 44 por ciento para el salario inicial y un 31 por ciento para el resto de las categorías. El porcentaje fue aprobado por los gremios docentes, que igualmente fueron al paro por los otros reclamos.

Compartir: 

Twitter
 

Mirta Petrocini y Roberto Baradel, representantes de la FEB y Suteba, los dos gremios docentes más importantes de la provincia.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.