EL PAíS › EL MARIDO DE MARíA EUGENIA VIDAL EVALúA PASARSE AL MASSISMO

Matrimonio en crisis política

Debido a las peleas internas, el concejal de Morón Ramiro Tagliaferro está cada vez más lejos del PRO y más cerca del Frente Renovador, pese a que su esposa es la elegida por Macri para postularse en la provincia de Buenos Aires.

 Por Werner Pertot

Cansado de las peleas internas, el marido de María Eugenia Vidal está pensando seriamente en pasarse al massismo en forma definitiva. Ramiro Tagliaferro –de él se trata– abandonó la conducción de la primera sección electoral del PRO y ayer no participó de la reunión del equipo de campaña bonaerense. En su distrito, dicen que no participarán de la “invasión amarilla”, una jornada de mesas, globos y sombrillas PRO que Mauricio Macri lanzó para el 10 de mayo. La pelea tiene varias facetas, pero se origina en la falta de financiamiento electoral, de la que Tagliaferro culpa principalmente al ministro de Gobierno, Emilio Monzó.

Como informó Página/12, Tagliaferro nunca abandonó el bloque del Frente Renovador en el Concejo Deliberante de Morón, pese a los cruces verbales del macrismo con Sergio Massa. En rigor, Tagliaferro fue electo por la lista del Frente Renovador como el resto de los candidatos macristas de 2013, pero su afiliación al PRO se remonta a los comienzos del partido de Macri, incluso ante de que Vidal se hiciera conocida como compañera de fórmula de Macri y luego vicejefa de Gobierno.

A partir de la decisión de que Vidal cruzara a la provincia de Buenos Aires a intentar instalarse como candidata, su marido pasó a formar parte de sus equipos de campaña. Según indicaron diversas fuentes del PRO, los últimos meses tuvo diversas discusiones, cada vez más ásperas, con quien conduce la estrategia del PRO en la provincia de Buenos Aires: Emilio Monzó. Casi todas las peleas giraban en torno de lo mismo: la falta de financiamiento a la campaña de Vidal.

Desde diversos distritos –no sólo de la primera sección electoral– indicaron que las “bajadas” de Vidal a provincia fueron casi enteramente financiadas desde la estructura local del PRO. El reclamo de Tagliaferro en Morón se repite en otros municipios, donde la frase se reitera con escasas variaciones: “Los recursos fueron mal manejados. No bajaron un mango nunca”. Según cuentan en los mentideros macristas, esto motivó una discusión subida de tono entre Monzó y el secretario general Marcos Peña. También se dice que, después de esa disputa, Monzó perdió el manejo de los recursos electorales en la provincia.

Además de las peleas por la estrategia electoral, Tagliaferro fue apartado de la conducción de la Escuela de Dirigentes del PRO, cargo que pasó a ocupar la ex diputada Paula Bertol. En el entorno de Tagliaferro, no obstante, indicaron que esto no le molestó, a diferencia de las discusiones que había en la provincia. Lo cierto es que el referente macrista de Morón tomó una serie de decisiones: abandonó el equipo de campaña de su esposa, que se reunió ayer por primera vez sin él en las oficinas sobre la calle Balcarce. Y renunció a la conducción de la primera sección electoral, justo cuando se está discutiendo la coordinación de lo que los macristas llaman “la invasión amarilla”: una jornada donde intentarán instalar sombrillas y militantes en cada distrito para reforzar la imagen de Macri. Está programada para el 10 de mayo. Según señalan, Tagliaferro no será de la partida. “No sé quién va a poner las mesas de Morón. Tendrán que venir de la Ciudad”, acotaron desde el distrito.

Empujado afuera de la conducción del PRO bonaerense, Tagliaferro ahora piensa en jugar en la interna del Frente Renovador: “Está más cerca del massismo de lo que algunos creen”, indica alguien que lo conoce bien. El marido de Vidal tiene reuniones con los intendentes de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, y de Hurlingham, Luis Acuña. Los dos, obviamente, le aconsejan que abandone el PRO. “No se va del PRO –señalan, de todas formas, en el entorno de Tagliaferro–, pero hoy, paradójicamente, se siente más contenido por el massismo.”

A otro al que el massismo busca tentar es al intendente de Vicente López, Jorge Macri. Si Macri no cuida su frente interno, 2015 lo puede encontrar con dos de sus referentes bonaerenses del lado de Massa. Uno de ellos, nada menos que el marido de la que el todavía procesado jefe de Gobierno quiere ungir como candidata a gobernadora.

Compartir: 

Twitter
 

Ramiro Tagliaferro se quejó por la falta de recursos para la campaña de su mujer, María Eugenia Vidal.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.