EL PAíS › EL MUNICIPIO FIRMó EL ACUERDO CON EL SINDICATO DE CAMIONEROS

En Quilmes ya se municipalizó

Luego de la conversación que mantuvieron el intendente Gutiérrez y Hugo Moyano, ayer se firmó el acuerdo entre Quilmes y Camioneros. El municipio incorporará a los 430 ex trabajadores de Covelia, manteniendo sueldo y antigüedad.

 Por Miguel Jorquera

En Quilmes ya empezó a funcionar el municipalizado servicio de recolección de residuos domiciliarios. El municipio y el gremio de Camioneros rubricaron ayer en el Ministerio de Trabajo provincial el acuerdo que comenzó a gestarse el viernes pasado y que terminó con la resistencia sindical a la decisión del intendente Francisco “Barba” Gutiérrez de no renovar el contrato a la empresa Covelia, hecho que por una semana paralizó el servicio y cubrió la comuna de basura. La letra chica del acuerdo terminó de resolverse el domingo por la noche, en un “mano a mano” entre Gutiérrez y el líder camionero y de la CGT opositora, Hugo Moyano, quien corrió de la negociación a su hijo Pablo luego de que éste amenazara con la posibilidad de muertes si no había solución al conflicto, que pretendía extender a nivel nacional. El municipio garantizará la continuidad laboral de los 430 trabajadores de la ex concesionaria como empleados municipales, respetará su actual escala salarial (de entre 8 y 11 mil pesos) y su antigüedad en la compañía privada para el cálculo de las vacaciones. Camioneros, en cambio, terminó por resignar su reclamo de mantener otros ingresos que Covelia pagaba por fuera del convenio y la incorporación de otros cien trabajadores precarizados que la compañía privada contrataba a empresas tercerizadas con el aval sindical.

“A partir de hoy (por ayer), el municipio se ha hecho cargo de la recolección de residuos”, dijo el intendente Gutiérrez al anunciar que el conflicto con el gremio de Camioneros “está solucionado definitivamente”.

Una determinación que le permitirá al municipio –según sus propios cálculos– reducir el costo del servicio en un 30 por ciento de los 14 millones mensuales que le pagaba a Covelia. Una cifra que la concesionaria pretendía elevar a 24 millones al mes, más de un 71 por ciento de aumento, en una licitación a la que sólo se presentó Covelia y que el intendente calificó como la “cartelización” de los prestadores del servicio. La comuna rechazó la propuesta empresaria porque representaba el 50 por ciento de los ingresos genuinos que recauda.

Tras la rúbrica del acuerdo con el gremio que conduce Moyano, el jefe comunal precisó que “a los trabajadores de Covelia que quieran pertenecer al municipio les hemos abierto la posibilidad de la continuidad laboral reconociéndoles la antigüedad a los efectos de las vacaciones. Pusimos un salario para el sector parecido al que tenían como básico los camioneros. Desde ese punto tampoco hay inconvenientes”. “El gremio estuvo de acuerdo –continuó Gutiérrez–, no hay ningún problema con la continuidad laboral de los efectivos de Covelia”, que sumarían unas 430 personas a las que la ex concesionaria deberá indemnizar.

El acuerdo se firmó ayer al mediodía en la cartera laboral bonaerense, ante el director provincial de Relaciones Laborales, Marino Calcopietro. Por el municipio lo hizo la directora de Gestión Jurídica, Mariana Márquez. En representación del sindicato, su secretario general, Marcelo Aparicio. Y por la empresa Covelia, la apoderada Carolina Amaya. El acuerdo conservó los ejes que el viernes pasado habían pactado –como anticipó Página/12– Gutiérrez con Marcelo Aparicio y que contó con el visto bueno de Hugo Moyano vía teleconferencia. Incluye la municipalización del servicio de recolección, la incorporación de los trabajadores de Covelia a la plantilla municipal como empleados de la comuna, el mantenimiento de sus actuales salarios de convenio y el respeto de la antigüedad en la empresa privada para el cálculo de las vacaciones. De todas maneras, el gremio de Camioneros continuó presionando para incorporar otras demandas. La disputa se terminó de saldar el domingo por la noche, entre el jefe comunal y líder camionero, que terminó por desistir en sus otros reclamos. “Lo resolvimos ‘como compañeros’”, sostuvo Gutiérrez apelando a su condición de dirigente sindical de los metalúrgicos.

El secretario de Medio Ambiente de Quilmes, Claudio Olivares, dio ayer algunos detalles de la esa negociación “mano a mano” –como la definió– entre Gutiérrez y Moyano. “Lo hicimos en las condiciones que el municipio puede afrontar y no en las condiciones que ellos pretendían”, aseguró Olivares en relación con la demanda gremial de incorporar adicionales por fuera de convenio, que llevaban los salarios de los trabajadores absorbidos por el municipio a “entre 15 y 17 mil pesos mensuales”. “Ahora serán –agregó– de entre 8 y 11 mil pesos mensuales, que nos parece justo, aunque será difícil pagarlos, pero nos comprometemos a hacerlo.”

“Lo que también se discutía es que en estas empresas de servicios que están ligadas a Camioneros, muchas personas son sustituidas a través de empresas tercerizadas que va proveyendo personal por fuera del convenio.”

Unas cien personas, que luego de ocho años prestando el servicio, ni la propia empresa Covelia tenía ese personal incorporado”, relató Olivares en referencia a otra de las demandas que quedaron fuera del acuerdo.

“Llegamos a un acuerdo en el que se garantizan los puestos de trabajo, se respetan los salarios, la antigüedad a efectos de las vacaciones, las categorías y las condiciones laborales”, reafirmó Aparicio, por los Camioneros. Aparicio también intentó tomar distancia de las amenazas que había lanzado Pablo Moyano –quien afirmó que si para solucionar el conflicto “tiene que haber un muerto, va a haber uno, dos o tres”–, aunque terminó por justificarlas. “No estamos para que haya muertos o heridos, sino para defender a los trabajadores y sus salarios. La expresión partió de la bronca, de la impotencia, de lo que se estaba haciendo con los trabajadores”, señaló. “A nosotros lo que nos preocupaba eran los puestos de trabajo”, insistió el sindicalista, que sin embargo también opinó con sentido empresario: “El servicio lo tendrá que dar el intendente. Todo muy lindo con el camión nuevo, pero después se rompen y hay que mantenerlos, y eso es un costo muy grande”, advirtió el secretario gremial de Camioneros.

Compartir: 

Twitter
 

El secretario de Camioneros, Marcelo Aparicio, ayer en la entrada del Ministerio de Trabajo bonaerense.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.