EL PAíS

El recuerdo de Mugica

El presidente de la Conferencia Episcopal, José María Arancedo, volvió a reclamar una “actitud definida” frente al delito del narcotráfico y reivindicó el servicio a favor de los más necesitados del padre Carlos Mugica, a 40 años de su asesinato. Arancedo encabezó anoche la misa de apertura de la 107ª asamblea plenaria, tras un intercambio sobre la realidad social y política del país, en la sede de Pilar, donde un centenar de obispos deliberarán hasta el próximo sábado. “Hemos hablado con preocupación de la realidad de la droga, con su rostro de violencia e inseguridad, como de negocio y de muerte. Es necesaria una actitud definida frente a lo que no dudamos en llamar el delito del narcotráfico”, afirmó en la homilía. Por otro lado, adelantó que el plenario episcopal recordará al padre Mugica, quien en “aquellos años duros y tristes de nuestra Patria, fue víctima de un asesinato”. “Fue un sacerdote que vivió su fe y ministerio en comunión con la Iglesia y al servicio de los más necesitados, que aún lo recuerdan con gratitud, cariño y dolor”, precisó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.