EL PAíS › EL ENCUBRIMIENTO DEL ATENTADO A LA AMIA

Lijo sobreseyó a Corach

 Por Raúl Kollmann

Los familiares de las víctimas del atentado contra la AMIA, agrupados en Memoria Activa, rechazaron ayer en durísimos términos el fallo del juez Ariel Lijo en el cual sobreseyó al ex ministro del Interior Carlos Corach y a los secretarios letrados del ex juez Juan José Galeano en la causa en la que se investiga el desvío de la causa AMIA. “El magistrado sacó la resolución justo el lunes, muy probablemente para que esa información quede opacada por la información de otros casos (se refiere a la indagatoria de Boudou). Memoria Activa hace público su más enérgico repudio ante tan arbitraria e injusta decisión. Una vez más queda claro que la Justicia no está dispuesta a juzgarse a sí misma.”

La causa llamada “encubrimiento” y que instruye Lijo está orientada a investigar cómo se desvió y empantanó la investigación del atentado. Ya hay un largo listado de ex funcionarios del gobierno de Carlos Menem, de la SIDE, de la Justicia procesados por Lijo, pero quedaba por resolver la situación de Corach y los secretarios de Galeano. Memoria Activa, a través de su actual letrado en esta causa, Rodrigo Borda, viene insistiendo en pedir la imputación del ex ministro y los secretarios e incluso la Cámara Federal revocó en su momento un sobreseimiento dictado por el juez exhortándolo a que “no realice una valoración de los actos tan descontextualizada y condescendiente”. Lijo responde ahora ratificando el sobreseimiento.

El punto de vista de Memoria Activa y lo que dictaminaron los jueces del Tribunal Oral es que la investigación fue desviada armando pistas falsas. En ese momento, y tal como adelantara Página/12 por entonces, el principal imputado, Carlos Telleldín, se ofreció a declarar en contra de un grupo de policías bonaerenses. La acusación es que esa pista llevaba a un camino falso y que, de todas maneras, el juez, la SIDE y el gobierno de Carlos Menem compraron el testimonio de Telleldín y desviaron la pesquisa a un pantano. El Tribunal Oral concluyó que la investigación fue “un armado al servicio de políticos inescrupulosos”.

Los dirigentes de Memoria Activa, con Adriana Reisfeld y Diana Malamud a la cabeza, insisten en que Carlos Corach fue pieza clave en ese armado y que los secretarios del juez –Susana Spina, Javier De Gamas y Carlos Velasco– participaron de las maniobras que llevaron a la pista falsa. Por ejemplo, hubo un arreglo con Telleldín mediante el cual se le mostraron previamente fotos y se le indicó cuáles debía marcar como los policías que se llevaron de su casa la camioneta Trafic que luego estalló en la AMIA. Ese episodio volverá pronto a estar sobre el tapete porque se prepara un nuevo juicio contra Telleldín.

“Los imputados –sostiene Memoria Activa– participaron en distintos actos procesales que permitieron llevar adelante las maniobras coordinadas por Galeano. Incluso hay filmaciones y escuchas telefónicas que los involucran, como asimismo actas firmadas por ellos cuya falsedad resulta a esta altura incontrovertible. Es a todas luces evidente que en soledad Galeano no podría haber desarrollado semejante emprendimiento delictivo. Estos funcionarios participaron de forma sistemática y alternadamente, de manera consciente, de distintos actos procesales que constituyeron el emprendimiento delictivo que frustró la investigación del atentado terrorista a la AMIA.”

Los familiares de las víctimas recuerdan que la Cámara Federal ya le había dicho a Lijo que no dilate la causa, “hizo oídos sordos e insiste en desincriminarlos. Ahora acaba de dictar una medida más para obstaculizar el avance de la Justicia contra todos los encubridores del atentado a la AMIA”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.