EL PAíS › ARGENTINA DEPOSITARA EN NACION FIDEICOMISOS

Próximo pago de la deuda

Los 190 millones de dólares correspondientes al vencimiento de intereses de los bonos Par que deben pagarse el 30 de septiembre serán depositados en Nación Fideicomisos. El nuevo fiduciario de la deuda externa emitida con legislación extranjera abrirá en los próximos días las dos cuentas en el Banco Central –en dólares y euros– a donde serán transferidos los fondos. El paso previo que tomará el equipo económico será el desplazamiento del Bank of New York Mellon (BoNY). Ese proceso no es inmediato y la entidad podría resistir su reemplazo. Los cambios en el mecanismo de pago forman parte de la batería de instrumentos habilitados por la Ley de Pago Soberano.

La inicitiva también habilitó al Palacio de Hacienda a ofrecer un canje voluntario de los bonos reestructurados por otros con idénticas condiciones de rentabilidad y plazos, pero con legislación de Argentina o Francia. El menú de alternativas que dispone el Ministerio de Economía para sortear el bloqueo impuesto por el fallo y las órdenes del juez de Nueva York Thomas Griesa no tiene un recorrido predeterminado ni el éxito asegurado.

En el equipo del ministro Axel Kicillof tienen definido que no volverán a transferirle fondos al BoNY. Como quedó demostrado a fines de junio, los dólares y euros no llegarían a sus propietarios. Con ese argumento, la cartera de Economía procederá a rescindir el vínculo con la entidad. El Trust of Indenture, el contrato que rige el funcionamiento de los bonos emitidos en los canjes de 2005 y 2010, establece que los fondos deben estar disponibles en la cuenta del agente fiduciario antes de las 13 horas del día hábil previo al vencimiento. Por lo tanto, los dólares y euros correspondientes a los intereses de los títulos Par serán transferidos al nuevo pagador alrededor del 29 de septiembre. El pago comenzará a procesarse a partir del día siguiente.

Nación Fideicomisos es la entidad seleccionada por el Gobierno para cumplir esa función fundamental, y allí serán depositados los 190 millones de dólares. Existe un “inconveniente”: el banco no cumple con todos los requisitos para ser agente fiduciario. Como el objetivo es eludir el alcance de las órdenes de Griesa, se seleccionó una entidad que no está autorizada a operar en la plaza financiera de los Estados Unidos como agente pagador de vencimientos de deuda externa.

Desplazar al BoNY y reemplazarlo por Nación Fideicomisos es el primer paso para garantizar el pago de los títulos emitidos bajo legislaciones extranjeras (estadounidense e inglesa). La ley, aprobada en la madrugada de ayer, propone un curso de acción pero su implementación será paulatina, dependiendo de los desarrollos judiciales y los pedidos/propuestas de los acreedores. Es improbable que el resto de la cadena de intermediarios encargados de procesar los pagos de los bonos con ley de Nueva York colaboren con el pago. Por eso, una posibilidad es que se ofrezca a ese segmento la posibilidad de canjear sus bonos por otros con otra legislación.

Mientras tanto, los acreedores de bonos regidos con ley europea podrían, por ejemplo, solicitarle a Euroclear –el eslabón siguiente en la cadena– que les transfiera los fondos a sus cuentas. La casa de clearing radicada en Bélgica donde existe una legislación específica antibuitres deberá tomar una decisión. Si esa empresa canaliza los fondos, el bloqueo de Griesa se vería reducido a los bonos con legislación norteamericana.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.