EL PAíS › INTEGRANTES DE LA CáMPORA ANALIZARON EL ACTO DEL SáBADO Y LA PRESENCIA DE MáXIMO KIRCHNER

“Sirvió para terminar con los mitos”

Coincidieron en que el saldo principal del encuentro fue el haber dejado sentado que hay “un proyecto político que va a seguir”. Recalde señaló que “no” cree “que Máximo Kirchner haya planteado la re-reelección”.

Dejando atrás el tradicional perfil bajo de la agrupación, varios dirigentes de La Cámpora hablaron sobre el acto del sábado y las repercusiones que generó el discurso de Máximo Kirchner. Coincidieron en que la aparición pública del hijo de la Presidenta sirvió “para terminar con los mitos” y señalaron como saldo principal el haber dejado sentado que hay “un proyecto político que va a seguir”.

El secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque; el titular de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, y los diputados Wado de Pedro, Mayra Mendoza y José Ottavis dieron entrevistas radiales. El tema de todas las notas fue el desafío que Máximo Kirchner hizo a la oposición a ganarle en las urnas a la Presidenta.

“Lo que estamos diciendo es que lo mejor que podría pasarle a la oposición es competir con Cristina. Que se atrevan, obvio, no lo van a hacer. ¿Qué legitimidad puede tener un próximo gobierno que no compita con quien concita la mayor adhesión del pueblo argentino?”, se preguntó Larroque sobre el punto.

El dirigente remarcó “la masiva participación” de militantes de La Cámpora en el acto de Argentinos Juniors que, señaló, “no tuvo ninguna intención en particular, sino mostrar que hay un trabajo que se viene realizando hace ocho años desde la organización que permanentemente ha sido demonizada y satanizada, así como también lo ha sido Máximo Kirchner”.

Larroque consideró que “era el momento y el marco para que Máximo hiciera esta intervención”. Consultado sobre si el hijo de la Presidenta será candidato, sostuvo que se trata de algo que se deberá resolver dentro de La Cámpora para “tomar decisiones en términos colectivos”.

Recalde, por su parte, fue tajante en opinar que “no” cree “que Máximo Kirchner haya planteado la re-reelección”.

“El lo que planteó fue que si la oposición cree que es tan mala Cristina, ¿por qué no se anima a competir con ella?”. Para el titular de Aerolíneas, “lo que quiso decir es que este proyecto va a seguir. Y si la oposición plantea que quiere terminar con este modelo, la única manera de ganarle al kirchnerismo es ganarle a Cristina”.

La diputada Mendoza agregó que el acto “le hizo bien a la política en general, y si la oposición toma lo que dijo Máximo se tienen que, de alguna, manera movilizar y ponerse a trabajar y legitimar lo que dicen con la sociedad”.

“Nosotros reafirmamos que para nosotros es irreversible el proceso iniciado en 2003 por Néstor y profundizado por Cristina”, añadió.

En la misma línea, De Pedro añadió que el hecho de que Máximo Kirchner haya hablado en el acto “tiene que ver con una señal, que el kirchnerismo continúa y es una fuerza política muy anclada en la sociedad y la juventud”. El diputado consideró que el encuentro “no fue un lanzamiento”, sino “el resultado de un trabajo de años de la juventud”.

También hubo comentarios sobre el perfil de Máximo Kirchner. Para Mendoza, con la participación de Máximo Kirchner en el acto como orador, “se terminaron un montón de mitos de que conduce pero no habla”. Larroque habló de “la calidez humana que tiene el compañero, que tratamos de reproducir todos, y que desde el comienzo se vio reflejada en el acto y tiene que ver con recuperar la esencia humana de la política”.

Ottavis, vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense, indicó que “lo que nadie podía entender y lo que el sistema político no estaba acostumbrado a ver ni entendía era que el hijo de un presidente y una presidenta no sea ostentoso, caprichoso, y que sea un militante”.

“A Máximo lo condenaron por cosas incondenables. Lo condenaron durante años porque no hablaba, porque iba a trabajar a su oficina todos los días, porque vivía en Río Gallegos”, ejemplificó, y evaluó que “en definitiva lo condenaban porque no era como los hijos de los presidentes” anteriores.

En este marco, resaltó que “la construcción política de Máximo es de todos los días hace muchísimos años y el acto del sábado lo que hace es poner en valor todo lo que hizo antes”.

Consultado sobre las elecciones del 2015, el legislador afirmó que “de acá para adelante hay dos opciones, retroceso o avance. En el retroceso están la derecha, los poderes concentrados, los multimedios con sus candidatos, sabemos que está (Mauricio) Macri y sabemos que está Sergio Massa. Del otro lado, el FpV va a tener un candidato a presidente o presidenta que proponga profundizar lo que venimos haciendo. Aparte de eso, nosotros tenemos el plus de decirle a la sociedad que tenemos una líder que va a ayudar a ese presidente y que va a seguir ayudando a este pueblo a estar cada vez mejor. Y esto no lo tiene nadie en la Argentina”.

Compartir: 

Twitter
 

Wado de Pedro, Andrés Larroque, José Ottavis y Mariano Recalde, referentes de La Cámpora.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.