EL PAíS › TRAS EL ANUNCIO SOBRE GANANCIAS, LOS GREMIOS DEL TRANSPORTE DESACTIVAN SUS PROTESTAS

Sin margen para la convocatoria al paro

La decisión de dejar sin efecto la huelga prevista para la primera quincena de este mes será anunciada formalmente el próximo martes. “Están dadas las condiciones para postergar el paro”, adelantó el ferroviario Omar Maturano.

 Por Nicolás Lantos

La eximición del Impuesto a las Ganancias sobre el medio aguinaldo para salarios menores a 35 mil pesos desactivó el paro nacional que el sindicalismo opositor planeaba para el 11 de diciembre. La decisión será confirmada el martes que viene en una reunión de los gremios del transporte que convocaban a la medida de fuerza. Ayer dos de sus cabezas visibles, Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano (La Fraternidad), manifestaron la voluntad de “postergar” la huelga y fuentes sindicales le confirmaron a Página/12 que “no habrá otras acciones de esa magnitud este año”, contrariando la posición de los dirigentes Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, que pretendían seguir adelante con el programa de lucha.

Ayer 22 gremios vinculados al transporte se reunieron para decidir cómo continuar luego de que Cristina Fernández de Kirchner anunciara el beneficio de fin de año para los trabajadores que pagan Impuesto a las Ganancias. Aunque los presentes coincidieron en que se trató de “un gesto” y que no soluciona el reclamo de fondo de modificar las escalas de ese tributo, decidieron retribuir la decisión “con otro gesto” y no apoyar la medida de fuerza anunciada para la primera quincena de este mes. La decisión final se anunciará el martes luego de otra reunión, a la que fue invitado Moyano, uno de los propulsores de la medida.

El camionero ayer por la tarde todavía intentaba reflotar la protesta, pero las novedades le habían quitado apoyo de algunos sectores clave para garantizar el éxito del paro. De todas formas, se arrogó responsabilidad por la conquista: “Por más que los muchachos del oficialismo quieran ser los gestores de haber logrado que no se descuente el medio aguinaldo, evidentemente es una respuesta a esta presión que ejercimos en los últimos días. Nadie puede tener dudas de esto”, remarcó, en respuesta a los dichos del titular de la otra CGT, Antonio Caló.

El metalúrgico había celebrado un anuncio que “descomprime la situación” y dijo que la decisión presidencial no fue producto de la “presión” ejercida por sectores opositores, sino por el “diálogo” y las reuniones mantenidas con el Gobierno desde su espacio. “Escuché a algunos compañeros que decían que esto había salido porque ellos hicieron presión, pero creo que el Gobierno ha sufrido muchas presiones, han hecho paros generales, han hecho movilizaciones y no obtuvieron respuesta”, analizó.

“Están dadas las condiciones para postergar el paro”, dijo claramente después del encuentro de gremios del transporte el ferroviario Maturano, quien de todas formas advirtió que el gobierno nacional debe “una respuesta sobre la modificación de las escalas de Ganancias y salarios”. En sintonía, Fernández adelantó que “no se anunciaría ningún paro luego del gesto de la Presidenta”. Sin el apoyo de los gremios del transporte, “no hay chances de pensar en un paro nacional de 24 horas exitoso”, advertían desde la central que conduce Moyano.

Desde el Gobierno quienes salieron a contestarles a los sindicalistas opositores fueron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. El chaqueño afirmó que el anuncio de la Presidenta respecto de Ganancias “no implicó responder a una presión gremial”, sino que fue “producto de un análisis meticuloso desde el punto de vista de la oportunidad, la decisión, el mérito y la conveniencia”. En tanto, el titular de la cartera laboral dejó abierta la puerta para que el año próximo haya una reforma más profunda de ese impuesto: “El Gobierno nunca se negó a escuchar las inquietudes de los trabajadores”, dijo.

De todas formas, “el tema no está cerrado” para el sindicalismo opositor, que pretende discutir cambios de esa naturaleza en Ganancias. “El año próximo es un año electoral y eso nos pone en otro lugar para negociar”, aseguran. Mientras que algunos pretenden relanzar el plan de lucha durante enero, otros sostienen que hay que esperar a marzo para pensar en volver a tomar una medida de magnitud. Como fuera, el beneficio anunciado por el Gobierno tuvo el efecto deseado: desarmó un conflicto inminente en un contexto complicado y le propinó una nueva derrota política a Moyano y Barrionuevo.

Compartir: 

Twitter
 

El titular de la UTA, Roberto Fernández, manifestó ayer que hay voluntad de “postergar” el paro.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.