ECONOMíA › EL GOBIERNO OFRECIO CANCELAR DIEZ MESES ANTES DE SU VENCIMIENTO EL BODEN 2015 O CANJEARLO POR OTRO TITULO

Pago adelantado del bono insignia de la city

El ministro de Economía sorprendió con el anuncio de la cancelación anticipada de un título que vence en octubre de 2015, a fin de demostrar voluntad y capacidad de pago y cerrar cualquier especulación sobre el cumplimiento de la deuda.

 Por Cristian Carrillo

El gobierno nacional ofrecerá la posibilidad de cancelar anticipadamente el Boden 2015, un título en dólares con vencimiento en octubre del año próximo que está siendo utilizado en los últimos meses para operaciones especulativas vinculadas con el contado con liquidación. El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció ayer el canje voluntario que se realizará la semana próxima, el cual permitirá disminuir la presión contra la moneda al demostrarse voluntad y capacidad de pago del país. Los inversores podrán optar por un pago en efectivo de 97 dólares por cada lámina de cien del Boden 2015 o canjearlos por otro título de más largo plazo (Bonar 2024). También se realizará una licitación para ampliar la emisión de ese último bono, el 22 de diciembre próximo, por un monto total de hasta 3 mil millones de dólares y un precio fijo de 96,20 por lámina de cien dólares. “Esta operación la hace íntegramente el Estado argentino, sin participación de ningún banco y son todos bonos ley argentina”, afirmó el ministro.

La presión cambiaria ejercida desde mediados de año tuvo como uno de los principales instrumentos de dolarización la compra-venta de bonos o acciones. Este mecanismo contempla la compra en pesos de un activo bursátil y su liquidación en dólares en el país o el exterior. Por ser un bono con un vencimiento cercano y alta liquidez, el Boden 2015 –junto con el Bonar X (que vence en 2017)– son los más utilizados por los especuladores con ese fin. Es Boden 2015 es un título que se emitió durante la primera reestructuración de la deuda, nominado en dólares con una tasa fija de 7 por ciento anual. Los servicios de interés se pagan semestralmente en abril y octubre. El monto nominal en circulación asciende a 6291 millones de dólares.

Según sostuvo el ministro, el año próximo el Gobierno debería pagar 6700 millones de dólares, que corresponden al capital que se abona en octubre más los intereses que se cancelarán en abril previo. La alternativa de cancelar anticipadamente estos vencimientos de deuda permitirá al Estado quitarles profundidad (base de negocios) a estos títulos utilizados para la especulación, al tiempo que reducirá la carga de vencimientos para el año próximo. “Es una recompra para cortar de cuajo con todas las maniobras especulativas y para mostrar que tenemos capacidad de pago, frente a los que dicen que la Argentina tendrá problemas para pagar el año que viene”, dijo el titular del Palacio de Hacienda. “Entre el 10 y el 12 de diciembre, el Estado ofrecerá comprar estos bonos a un precio similar al de mercado”, agregó.

Los tenedores de este papel obtendrán 97 dólares por cada lámina de cien a valor nominal de cien. Se trata de un precio similar al que puede obtenerse en el exterior (de 98 pesos). En el país para su compra en pesos el precio es de 1164 pesos, con una paridad de 134 por ciento –relación respecto del valor nominal de la lámina– que surge de dividirlo por el tipo de cambio oficial (8,56 pesos). Esta brecha refleja el tipo de cambio implícito del contado con liquidación. La caída de precios en bonos de las últimas semanas favorece la operación para el Estado. “Considerando la ventajosa oportunidad que se deriva de la configuración de la curva de rendimientos soberana, que hoy penaliza excesivamente las obligaciones de corto plazo, se ha decidido continuar con la política de desendeudamiento anunciando la cancelación anticipada y voluntaria del Boden 2015, a través de su compra a un precio fijo”, explicó Economía a través de un comunicado.

La otra opción es canjearlos por los Bonar 2024. Por cada lámina de cien dólares del Boden 2015 se entregará 99,7 dólares del nuevo bono, que ofrece una tasa de interés de 8,75 por ciento anual, más una suma en efectivo de 1,53 dólar. Las ofertas se recibirán del 10 al 12 de diciembre. Este papel paga intereses semestralmente en mayo y noviembre. El bono nació con el arreglo con Repsol como compensación por la expropiación del 51 por ciento del paquete accionario de YPF. Hasta ahora hay emitidos 3250 millones de dólares. Se sumarán 3000 millones de dólares a través de la licitación anunciada también ayer que se realizará el 22 de diciembre. La amortización del capital se realizará en seis cuotas anuales entre 2019 y 2024.

En el mercado, inversores y analistas recibieron positivamente la señal que envió el equipo económico. Según coincidieron, el pago en efectivo se torna más atractivo para el pequeño inversor, que podrá contar con los dólares físicos hoy, mientras que el canje podría ser aprovechado por los grandes fondos que buscan mantener un rendimiento fijo –el precio ya está establecido antes del canje– por diez años más. Entre los tenedores institucionales, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses cuenta con 160 millones de dólares, mientras que para la licitación del espectro de telecomunicaciones 4G el Estado aceptó que una parte de la inversión se integre con Boden 2015. Esto podría asegurar un nivel alto de adhesión al canje. “Esta operación no sólo marcará otro hito en materia de desendeudamiento soberano, sino que además contribuirá a despejar cualquier tipo de incertidumbre de corto plazo que pueda ser utilizada a favor de pequeños grupos de inversores altamente especulativos”, agregó el titular de Economía.

Compartir: 

Twitter
 

“Esta operación despejará cualquier incertidumbre de corto plazo que pueda ser aprovechada por inversores especulativos”, afirmó Kicillof.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.