EL PAíS › MURIO EL EX PRESIDENTE DE FACTO ROBERTO LEVINGSTON

El dictador del Viborazo

Los restos del dictador Roberto Marcelo Levingston fueron inhumados ayer en el panteón militar del cementerio de la Chacarita. El ex presidente de facto falleció el miércoles, a los 95 años, luego de estar internado varios días en el hospital Militar Central. Levingston gobernó el país tras la caída de Juan Carlos Onganía, en junio de 1970, hasta marzo de 1971, cuando cayó a raíz del Viborazo, una jornada de protesta gremial en la ciudad de Córdoba. “No me arrepiento de nada. Volvería a ser presidente de facto”, sostuvo alguna vez cuando un periodista le cuestionó su pasado.

Levingston fue parte de la llamada Revolución Argentina, que derrocó al radical Arturo Illia. Había sido jefe de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto y estaba en Estados Unidos, como representante del Ejército ante la Junta Interamericana de Defensa cuando la junta de comandantes en jefe integrada por el teniente general Alejandro Lanusse, el brigadier general Carlos Rey y el almirante Pedro Gnavi lo designó presidente de facto tras destituir a un Onganía debilitado por el Cordobazo y el asesinato del general Aramburu llevado a cabo por Montoneros. Nueve meses más tarde, ante las protestas que se sucedían en todo el país, los mismos comandantes le pidieron la renuncia.

Al asumir, el general declaró que la “normalización del proceso político” demandaría cerca de cinco años, aunque él no lograría llegar al año. Con el peronismo proscripto y su líder Juan Domingo Perón en el exilio, durante su paso por el poder las protestas fueron en aumento hasta el Viborazo, una reacción popular a la designación como interventor del dirigente conservador Camilo Uriburu, que al asumir amenazó con aplastar a la “víbora” subversiva.

La protesta tuvo como puntapié inicial la convocatoria de la CGT a una huelga activa contra la intervención. El dirigente de Luz y Fuerza Agustín Tosco, con su gremio intervenido y desde la clandestinidad, propuso la formación de un comité de huelga provincial para preparar la ocupación de todas las plantas fabriles en reclamo del fin de la dictadura.

El paro se transformó en una insurrección general que tomó el control de unas 500 manzanas de la ciudad de Córdoba, y en la que estudiantes y trabajadores enfrentaron a las fuerzas represivas de la Policía provincial y la Federal con barricadas, incendios, manifestaciones y saqueos. Por la gravedad de los hechos, un día después de que las fuerzas de seguridad tomaran el control de la ciudad, el gobernador de facto renunció.

De inmediato, la Junta de Comandantes removió a Levingston y asumió la presidencia Lanusse, que dos años después entregaría el poder a Héctor Cámpora.

Levingston había nacido el 19 de enero de 1920 en la provincia de San Luis. Egresó como subteniente en 1941 formando parte de la promoción número 68 del Colegio Militar. La información de su muerte se conoció a través de los avisos fúnebres.

Compartir: 

Twitter
 

Levingston asumió tras Onganía.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.