EL PAíS › MACRI, SANZ Y CARRIO RATIFICARON QUE COMPETIRAN EN LAS PASO CON SUS PROPIAS FORMULAS PRESIDENCIALES

Cambiemos no cambia de estrategia

Tras el reordenamiento en el FpV y los rumores de unificación entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica, los precandidatos de esos partidos desestimaron una eventual lista de unidad. “No está siendo evaluado”, afirmó Macri, quien hoy anunciará su vice.

 Por Sebastian Abrevaya

Los precandidatos de Cambiemos, Elisa Carrió, Mauricio Macri y Ernesto Sanz, competirán en las PASO.
Imagen: DyN.

A pesar del cambio de escenario en el Frente para la Victoria, Mauricio Macri, Ernesto Sanz y Elisa Carrió afirmaron ayer que la alianza Cambiemos tendrá competencia interna en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del 9 de agosto. Tanto Sanz como Carrió ratificaron sus postulaciones y descartaron de plano la posibilidad de armar una boleta única para enfrentar a Daniel Scioli y Carlos Zannini, del FpV. De todas maneras, el jefe de Gobierno porteño fue menos taxativo. “Tiene una lógica, porque no hay PASO en el oficialismo, queda solamente la nuestra. Y también la del Frente Renovador con (José Manuel) De la Sota. Pero no está siendo evaluado”, explicó Macri, quien les cargó el peso de esa definición a sus socios: “Han tomado una decisión de competir en estas PASO y me parece absolutamente respetable”, concluyó. El líder del PRO mantenía anoche una reunión con su círculo de confianza para avanzar en la conformación de las listas y resolver quién será su compañero de fórmula. Está previsto que Macri haga el anuncio hoy, y que también se reúna con Sanz para repasar los armados de listas a legisladores nacionales.

A dos días del vencimiento del plazo para inscribir las candidaturas y con el giro sorpresivo del kirchnerismo, varios dirigentes del frente Cambiemos habían analizado internamente la posibilidad de llevar una sola fórmula. La preocupación principal que tenían es que el binomio Scioli-Zannini se termine despegando del líder del PRO, generando un efecto adverso de cara a la primera vuelta del 25 de octubre. “Eso es lo que sostienen algunos del PRO, pero por ahora no nos han hecho ninguna propuesta formal para que revisemos nuestro criterio. Si lo hacen lo analizaremos”, sostuvo en diálogo con Página/12 uno de los negociadores colocados por Sanz.

Sin embargo, en público el jefe del Comité Nacional fue enfático sobre la situación de Cambiemos: “El 9 de agosto habrá competencia por la candidatura presidencial. Nunca se ha puesto en duda ni siquiera hemos discutido cualquier otra opción”, remató. Según el senador mendocino “las PASO son para dirimir las cuestiones vinculadas a la conformación de los espacios y los frentes”, y no utilizarlas “sería faltarle el respeto a la sociedad”. El diputado Ricardo Alfonsín tuvo que salir a desmentir que le haya pedido a Sanz que se retire de la contienda. “Ernesto cuenta con todo mi respaldo y el de la inmensa mayoría de los hombres y mujeres del partido auténticamente comprometidos con la UCR”, afirmó Alfonsín.

Fiel a su estilo, Elisa Carrió fue la más agresiva en contra de ese planteo. “Nadie se baja. Ratifico que no existe nada de eso. Cambiemos es una fuerza pluralista y democrática”, escribió la chaqueña en su cuenta de Twitter y citó un enlace a una nota del diario Clarín que reproducía las versiones sobre la lista única. “Todas las listas están cerradas con los avales correspondientes. Sólo estamos esperando que el PRO defina su fórmula”, completó la jefa de la Coalición Cívica, que llevará como candidato a vice al dirigente social Héctor “Toty” Flores. Sanz también inscribió en la Justicia a su compañero de fórmula, el economista y tuitero, Lucas Llach.

El jefe de Gobierno suspendió ayer su actividad proselitista y estuvo reunido con su equipo para resolver las listas y quién lo acompañará en la boleta. “Ante la rigidez (de Cristina Fernández), más allá de afectos personales hay que mostrar apertura”, deslizó ayer una fuente del núcleo duro PRO. Las principales alternativas que manejaba Macri eran el secretario general del Gobierno porteño, Marcos Peña, y la senadora Gabriela Michetti. Aunque no están fuera de carrera, parecen haber perdido peso opciones como el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, o el presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio. Si bien es una dirigente del PRO de la primera hora, la idea de “apertura” coincide más con el perfil de Michetti que con Peña, un dirigente clave en el macrismo pero con bajo nivel de conocimiento. “No habrá sorpresas”, afirmó Macri y buscó diferenciarse del FpV: “Expresa una idea, un equipo, y no es una definición de arriba hacia abajo, como pasa en el Frente para la Victoria”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.