EL PAíS

“Fue un delito muy grave”

El fiscal general de Entre Ríos, Jorge García, calificó ayer como “un delito muy grave contra el orden constitucional” el motín policial de diciembre de 2013 que esta semana derivó en condenas a 17 policías por sedición agravada. García definió el motín como “una acción extorsiva y de quebrantamiento de los deberes” de los funcionarios policiales. Entre la noche del 8 y la madrugada del 9 de diciembre “en Concordia se tomó la jefatura de la fuerza, se privó de la libertad a los jefes y se sometió a la población a un estado de no custodia que llevó a que hubiera saqueos generalizados de electrodomésticos y supermercados”, recordó. Destacó que la fiscalía intervino desde el inicio del levantamiento, acción que permitió que fuera sofocado a las tres de la mañana, y “desde aquel entonces iniciamos la acción penal entendiendo que estábamos ante el delito de sedición agravada, ya que en vez de garantizar los derechos de los ciudadanos, (los policías) exigían extorsivamente al gobierno provincial”. Los agentes fueron condenados por ese delito a penas de entre tres años y medio y cuatro años y medio de prisión.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.