EL PAíS › FRANCISCO CELEBRó UNA MULTITUDINARIA MISA EN SANTA CRUZ

La Papamanía se hizo sentir

“Ustedes llevan sobre sí la memoria de su pueblo, una memoria en camino”, dijo el Papa ante las miles de personas que gritaban, lloraban y agitaban banderas de Bolivia y del Vaticano y le arrojaban regalos, flores y cartas.

 Por Sebastián Ochoa

Desde La Paz

El segundo día de Papamanía transcurrió según las previsiones. Francisco había pasado la noche en casa del cardenal Julio Terrazas. Por la mañana, salió a recorrer en su auto blanco las calles de la ciudad de Santa Cruz, donde miles de personas esperaban agitando banderas de Bolivia y del Vaticano, y posters con su cara. Le arrojaban regalos, paquetes, flores, cartas con el anhelo de que fueran respondidas. A media mañana, siguiendo la estrada de gigantografías papales, llegó al enorme escenario cristiano dispuesto para la ceremonia. Y dejó su mensaje para más de 350 mil personas ahí reunidas: “En un corazón desesperado es muy fácil que gane espacio la lógica que pretende imponerse en el mundo, en todo el mundo, en nuestros días. Una lógica que busca transformar todo en objeto de cambio, todo en objeto de consumo, todo negociable. Una lógica que descarta a todos aquellos que no producen, que no se los considera aptos ni dignos porque aparentemente no nos dan los números”.

Junto a la inmensa estatua de Cristo Redentor fue instalado un escenario que remeda la fachada de las iglesias de la Chiquitanía, una región del norte cruceño adonde llegaron sacerdotes jesuitas en el siglo XVI. Abajo esperaban miles de personas, muchos de los cuales hacía días acampaban en el mismo lugar. Antes de enfrentar al público, el pontífice se arrodilló y apoyó su frente en el piso. Entonces comenzó el delirio colectivo, con gritos y llantos que hacían recordar a las presentaciones del cuarteto de Liverpool en los ’60. Ante esos miles venidos de toda América latina ofreció su mirada crítica del mundo de hoy. “En estos días pude ver a muchas madres cargando a sus hijos en las espaldas, como lo hacen aquí tantas de ustedes. Cargando sobre sí el gozo y el dolor de una tierra.”

Y planteó las posibles soluciones. “Ustedes llevan sobre sí la memoria de su pueblo. Porque los pueblos tienen memoria, una memoria que pasa de generación en generación, una memoria en camino”, dijo Francisco en su misa, que duró dos horas.

Compartir: 

Twitter
 

El Papa dejó su mensaje para más de 350 mil personas que se congregaron en la ciudad de Santa Cruz.
Imagen: AFP
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.