EL PAíS › DAVID CAMERON SE COMUNICO AYER CON EL PRESIDENTE ELECTO PARA FELICITARLO

Macri recibió una llamada de Londres

Con el primer ministro británico coincidieron en que se abre una “oportunidad para fortalecer las relaciones” y profundizar lazos “comerciales y de inversión”. El comunicado que difundió Cambiemos no menciona la cuestión de la soberanía de Malvinas.

El primer ministro británico David Cameron felicitó ayer a Mauricio Macri por el resultado del ballottage que lo convertirá en presidente a partir del 10 de diciembre y le deseó “lo mejor” para el inicio de su gestión. Según informó el gobierno británico, Cameron se comunicó telefónicamente con Macri y ambos coincidieron en que se abre una “oportunidad para fortalecer las relaciones entre el Reino Unido y Argentina” y profundizar lazos “comerciales y de inversión”, pese a que “existen diferencias entre ambos países” en torno a la disputa sobre la soberanía de las Islas Malvinas. El comunicado que difundió Cambiemos no menciona la soberanía de Malvinas, reclamo central de la política exterior argentina durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

“Reconociendo las diferencias entre ambos países, los dos líderes coincidieron en la necesidad de seguir un camino de diálogo abierto y trabajar por una asociación más fuerte”, informó un vocero de Downing Street citado por agencias internacionales. El líder británico habría prometido el “apoyo del Reino Unido” a Argentina como miembro del G-20, al tiempo que abogó por concluir “lo antes posible” un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur.

Según el comunicado de Cambiemos, Cameron y Macri acordaron “potenciar las relaciones bilaterales apostando al diálogo y al multilateralismo para solucionar los diferendos pendientes”. “Coincidieron además en el compromiso mutuo de avanzar en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado”, agrega. Allegados a Macri informaron que durante el diálogo ambos “subrayaron la importancia de trabajar conjuntamente en temas como comercio, inversión y cambio climático” y “resaltaron la importancia de continuar impulsando el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea”.

De esta manera, en el primer diálogo con el primer ministro británico antes de asumir como presidente, Macri comenzó a diferenciarse de la política internacional llevada a cabo por el kirchnerismo en relación al reclamo de soberanía sobre Malvinas. La jefa de Estado, Cristina Kirchner, protagonizó duros cruces con Cameron y denunció a Gran Bretaña en distintos foros internacionales, muchas veces a través del canciller Héctor Timerman, de incumplir las resoluciones de Naciones Unidas que establecen que ambas partes deben sentarse a una mesa de diálogo para discutir el tema de la soberanía. La Presidenta mantuvo un áspero diálogo con Cameron en junio de 2012, cuando se encontraron en la cumbre de presidentes del G-20. El británico se acercó a Cristina para defender el referéndum en Malvinas y generó un duro cruce verbal en el que la jefa de Estado le mostró las cuarenta resoluciones de Naciones Unidas que ordenan sentarse a negociar y le reclamó que las respete.

El 10 de junio último, en la cumbre de la Celac, en Bruselas, el canciller Timerman lanzó duras críticas contra Cameron y el gobierno británico e impulsó denuncias para intentar prohibir la explotación de recursos naturales cercanos a las Islas. Días después, durante una sesión especial del Comité de Descolonización de Naciones Unidas, se aprobó por unanimidad una resolución convocando a una salida “pacífica y negociada” a la controversia por la soberanía. El gobierno nacional logró en los últimos doce años el apoyo de toda la comunidad internacional a la cuestión Malvinas, inclusive dentro del Reino Unido por parte de organizaciones políticas, sociales y sindicales británicas y numerosas personalidades, entre ellas Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, la principal fuerza de oposición en Reino Unido.

“La verdad es que los temas de las soberanías en un país tan grande como el que tenemos nunca los entiendo mucho. Nosotros no tenemos un problema como los israelíes, que tienen un problema de espacio”, declaró Macri este año. “Acá lo nuestro es casi un amor propio (sic). Es más, creo que las islas Malvinas serían (sic) un fuerte déficit adicional para la Argentina”, declaró años atrás el flamante presidente electo.

Compartir: 

Twitter
 

Cameron también habló con Macri de la importancia del acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur.
Imagen: EFE
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.