EL PAíS › CFK DECIDIO CON LOS SENADORES DEL FPV CEDER AL MACRISMO LA PRESIDENCIA PROVISIONAL

Un compromiso con la gobernabilidad

Luego de reunirse con el bloque de diputados, la Presidenta recibió a los senadores del kirchnerismo en Olivos durante casi tres horas. Hicieron un balance del resultado electoral y comenzaron a planificar la próxima etapa.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió en la Quinta de Olivos al bloque de senadores del Frente para la Victoria para realizar un cierre de gestión, a dos semanas de entregar la banda y el bastón, hacer un balance de los resultados electorales y comenzar a planificar la nueva etapa que comienza el 11 de diciembre. La charla, que se extendió durante casi tres horas, fue muy distendida y tuvo incluso tiempo para que cada uno de los legisladores se tomen una foto con la mandataria. En la reunión se decidió que a pesar de tener mayoría en la Cámara, a partir de diciembre el Frente para la Victoria cederá la presidencia provisional al PRO, para facilitar la gobernabilidad.

Luego del encuentro amplio, CFK permaneció reunida con el jefe de la bancada, el rionegrino Miguel Angel Pichetto, y con el presidente provisional del Senado, el santiagueño Gerardo Zamora. La Cámara alta sesionará una vez más antes del traspaso de mando: será el 9 de diciembre y se espera que se dé sanción a la ley que crea la empresa Yacimientos Carboníferos Fiscales y se aprueben acuerdos para el nombramientos de jueces y el ascenso de militares.

Del encuentro participaron todos los senadores del Frente para la Victoria, que recibieron el pedido de mantener en privado lo que se habló en la residencia de Olivos. De todas formas, cuatro asistentes a la reunión dialogaron con Página/12 y describieron un encuentro “relajado” y “afectuoso” en el que la Presidenta, “distendida y de buen humor”, habló de “todos los temas” de la agenda y contestó preguntas de los legisladores, además de “recordar anécdotas” de los últimos doce años, incluyendo algunos episodios de su propio paso por el Senado.

Tras hacer una evaluación de la coyuntura económica, que la mandataria definió en términos muy alentadores, ella les pidió a los legisladores que “colaboren” para llevar a cabo una “oposición constructiva, responsable y propositiva”, que se encargue de “cuidar que no se vaya para atrás con los derechos” adquiridos durante los últimos años pero no obstruya las tareas de gobierno de Mauricio Macri y su equipo. “Nos pidió que no hiciéramos lo mismo que hicieron ellos cuando tuvieron mayorías en el Congreso”, relató un senador que formó parte del mitin. En ese sentido, se acordó que, a pesar de tener mayoría en la Cámara, el FpV cederá al PRO la presidencia provisional del Senado a partir del recambio del mes próximo.

La Presidenta también les preguntó a todos los presentes por la situación en cada provincia y cuáles son los principales desafíos para negociar con el nuevo oficialismo luego de que asuma. Además les aseguró que aunque volverá a vivir a Santa Cruz no va a retirarse de la actividad política sino que será “una militante más” y desde ese lugar se puso “a disposición” de las necesidades políticas del partido. En ese sentido, les pidió especialmente que se priorice “mantener la unidad” del peronismo para garantizar que “no haya retrocesos ni atropellos”.

Mientras todavía resonaban los ecos de lo sucedido ayer en el recinto de Diputados, donde las cabezas del bloque oficialista tuvieron que trabajar más de lo habitual para garantizar el quórum que les permitiera sesionar, Fernández de Kirchner le pidió a los senadores de su bloque que el 9 de diciembre, en la última sesión de este período, den su apoyo para transformar en ley el proyecto de creación de Yacimientos Carboníferos Fiscales, que tuvo media sanción en la Cámara baja. Ese día también se aprobarían los pliegos de jueces y los ascensos militares que propuso el Poder Ejecutivo.

La de ayer por la tarde fue la última actividad pública prevista por la mandataria para esta semana. Hoy al mediodía despegará desde el área militar del Aeroparque Metropolitano rumbo a Santa Cruz, donde pasará este fin de semana largo junto a su familia. Todavía en el sur, el lunes se hará presente en la localidad rionegrina de Pilcaniyeu, donde encabezará una recorrida por el Complejo Tecnológico inaugurado recientemente allí, donde se produce el uranio enriquecido que se utiliza en los reactores nucleares del país. También hará una visita a la planta de la Comisión Nacional de Energía Atómica, a pocos kilómetros de allí.

El mismo lunes, Fernández de Kirchner tiene previsto regresar a Buenos Aires, aunque su primera actividad en la agenda oficial será dos días más tarde. El miércoles, la Presidenta encabezará una ceremonia en el Espacio de la Memoria que funciona en el predio de la ex ESMA, donde inaugurará nuevas instalaciones. Esa podría ser su último acto público como mandataria en funciones, aunque persisten los rumores sobre un posible discurso suyo en Plaza de Mayo el 9 de diciembre, cuando la militancia kirchnerista marchará al centro porteño para dar cierre a este ciclo político.

Compartir: 

Twitter
 

Los senadores del Frente para la Victoria pudieron conversar con Cristina Kirchner en Olivos.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.